La Catedral de Puntarenas

                                              De Haakon S. Krohn

Resultado de imagen para historia de la catedral de puntarenas costa rica

Imagen relacionada

En 1840 se habilita el puerto de Puntarenas como comarca y las primeras eucaristías se desarrollaban en la bodega de una aduana siendo dada por el clérigo a cargo de Esparta.

No es sino hasta el año de 1845 que se da el Decreto de construcción del nuevo templo que sería dedicado a San Antonio de Padúa.

Es en el año de 1850, cuando el templo estaba casi concluido que se erigió la Parroquia de Puntarenas separándola de Esparta. Fueron los mismos feligreses, los que en el año 1889, solicitaron el cambio de patrono, por lo que canónicamente se nombra el Sagrado Corazón de Jesús.

La construcción del nuevo templo:

Una publicación del Diario de Costa Rica de 1943 narra los detalles de la edificación del actual templo. El escrito destaca que uno de los más interesados en la edificación de la iglesia fue el Padre Esteban Venegas, quien contrató los servicios de Luis Matamoros para que levantase los planos, que fueron pagados por contribución pública y uno de los mayores benefactores fue Luis Guzmán.

Respecto a este templo solo se conoce que era un galerón de madera, de techo sumamente bajo, sin ninguna prestancia para el culto a que se dedicaba y que fue devorado por un incendio en el año de 1901.

Para construir el actual templo, se trajeron bloques de piedra de una veta – de muy buena calidad- descubierta en Esparta llamada “Los Guapinoles”. Cuando ésta se agotó, fue sustituida por otra descubierta por Mauricio Molina en la jurisdicción de Barranca. “Esta piedra fue labrada por obreros especializados traídos desde Cartago, quienes enseñaron su industria a los puntarenenses. Entre uno y otro bloque se utilizó argamasa de cal y arena”, explica Montes de Oca.

Las columnas interiores fueron distribuidas  para que las que dieran por su cuenta en calidad de obsequio, entre las familias más adineradas. El ladrillo para el piso lo realizó y trajo Humberto Canessa.

La obra del nuevo templo se extendió por años, hecho que consta en los archivos de la Curia de esta diócesis.

Decretado  como  Patrimonio  Arquitectónico de la Provincia de Puntarenas en el año 2002

Referencias:

  • Revista Pasos de Fé.
  • Fotografías varias de Internet.

Iglesia de San Antonio de Escazú

Resultado de imagen para Iglesia de san antonio de escazú

Fotografía de Wikipedia

Distrito segundo del cantón de Escazú, San Antonio fue desde la época colonial un paraje de vocación agrícola habitado de manera dispersa, que satisfacía las necesidades espirituales de sus habitantes en la iglesia de San Miguel, en el centro cantonal.

A inicios del siglo XX los vecinos del lugar sintieron la necesidad de construir su propia ermita en el sitio más conveniente para todos ellos, por lo que contrataron los servicios del ingeniero costarricense Guillermo Jiménez Gargollo para que determinara, previo estudio y medición, el centro exacto del distrito. Seguir leyendo Iglesia de San Antonio de Escazú

Casa Chaves Ramírez

 

Imagen relacionada
La casa de Ubaldo Chaves Ramírez. Se ubica en Escazú y está hecha en adobe. Su propietario la conserva con la manufactura antigua

 

Poseedora de cuadrante desde antes de la Independencia, esta villa pudo organizarse espacialmente de acuerdo con los patrones hispanos predominantes. Según estos, junto a la iglesia y el cabildo las familias principales ocupaban los solares adyacentes a la plaza central y, como lo exigía un comunicado de don Braulio Carrillo en 1841, «las casas que se construyan al frente de las plazas principales se harán con corredores a la plaza, sin perjuicio del alineamiento correspondiente».
Y ese precisamente es el caso de la Casa Chaves, el ejemplo más logrado y mejor conservado de la casa de adobe que tanto caracterizó a este pueblo mestizo durante años, y donde aún sobreviven muchas otras viviendas de ese tipo, aunque más modestas.
Ubicada en la esquina sur este de la plaza y ocupando un solar colonial completo o un cuarto de manzana, mediante un pretil construido de calicanto la señorial casa salva el fuerte desnivel causado por lo empinado del cuadrante. Ese pretil le sirve de base a su corredor en L, lo mismo que a la casa con sus dinteles, horcones y barandas, y a la estructura de techo de madera rematado por el tejado. La casa está pintada siempre de azul y blanco. Luce un balcón andaluz, que mira hacia la iglesia y se prolonga hacia el este en una clásica tapia entejada.
Referencias:
  • C.R. Guía de Arquitectura y Paisaje
  • Fotografías: Internet

Parque Ignacio Pérez Zamora de Esparza, Puntarenas (1851-1900)

IMG_5906[1]
Kiosko del Parque de Esparza (Fotografía Maritza Cartín)

El parque de la ciudad de Esparza es un espacio público desde los tiempos coloniales. Sitio que ha sido el centro de las actividades políticas, económicas y sociales más relevantes de esta antigua comunidad. Fue plaza de mercado hasta finales del siglo XIX, cuando adquirió su actual diseño.

El Parque fue diseñado por el italiano Julio Colmari, y la construcción la dirigió un español de apellido Bellolos y se comenzó a levantar en 1900. Fue estrenado la noche del 31 de diciembre de 1900 para celebrar la llegada del nuevo siglo.

El kiosko, de estilo neoclásico fue construido en 1942 por iniciativa de don Luis Vasco Coto, en cuyo honor existe un pequeño monumento en el Parque. El kiosko es una prolongación arquitectónica de la torre del templo católico. En el parque, se encuentra también un busto en bronce de Diego de Artieda y Chirinos, fundador de Esparza, el cual fue donado al pueblo por la Delegación Foral de Navarra, España y que fuera colocado en 1974, con ocasión del cuarto centenario de la fundación de Espíritu Santo.

El parque posee las aceras de piedra canteada de la antigua plaza del mercado. Las  piedras fueron canteadas en 1894, por don Francisco Ortiz, primero y después por don Santiago Monge. Estas aceras  servirían más adelante para la transformación de la plaza en un parque, por iniciativa de don Fernando Borges.

El parque ha sufrido varias remodelaciones. En una de ellas se eliminó la fuente que estaba colocada frente a la Iglesia, para dar paso a una especie de planché para presentaciones culturales, el cual fue eliminado en el año 2008, último año en que sufrió algunas remodelaciones, como la incorporación de luces reflejadas en las columnas del kiosko, que cambian con el paso del tiempo.

El 5 de noviembre de 1992, en la Administración Calderón Fournier, el Parque “Ignacio Pérez Zamora”, es incorporado al Patrimonio  Histórico Arquitectónico, según Decreto Ejecutivo Nº 21626-C de la Gaceta.

Referencias:

  • Boletín Esparza Mía. Por: Lic. Marcos Hernán Elizondo Vargas
  • Fotografías de Maritza Cartín.  

Escuela Rafael Francisco Osejo

Resultado de imagen para escuela rafael francisco osejo, costa rica

Ubicada en Sabana Sur, San José

Autor: José María Barrantes

1940-1944

La escuela Rafael Francisco Osejo fue construida en el antiguo límite suroeste de la ciudad, exactamente en el punto donde iniciaba su recorrido el tranvía y terminaba el parque La Sabana. Su nombre honra la memoria del bachiller homónimo, ciudadano nicaragüense de gran influencia en el origen de la educación republicana costarricense. Él fue el primer director de la casa de enseñanza de Santo Tomás y uno de los introductores en nuestro suelo de las ideas de la Ilustración.
Resultado de imagen para rafael francisco osejo, costa rica
Rafael Francisco Osejo. Educador, político, autor del primer libro impreso en Costa Rica.
El edificio, construido de concreto armado, es una excepción en la trayectoria edilicia de su autor. Posiblemente por lo limitado del predio disponible, el profesional dispuso tres cuerpos longitudinales, entre los cuales el central, techado por un monitor a modo de clerestorio, desempeña el papel de patio de juegos y salón de actos a la vez. Mientras al frente se remete discretamente para dar paso a un pequeño y sencillo pórtico, al fondo, en plano medianamente elevado, se constituye en modesto escenario.
Imagen relacionada
Los cuerpos laterales componen los pabellones de aulas y se completan con las oficinas y las baterías de servicios sanitarios. Una acera perimetral completa el conjunto, el cual presenta algunos rasgos muy modestos de la corriente arquitectónica victoriana en su versión criolla. Hoy en día es la única escuela pública que funciona en el distrito capitalino de Mata Redonda.
Referencias:
  • Guía de Arquitectura y Paisaje C.R.
  • Fotografías de Internet

Instituto Nacional de Seguros, Sucursal Merced.

 

Instituto Nacional de Seguros,Sucursal La Merced,construido entre 1930 y 1933.
Edificio del INS, sucursal La Merced, construido en 1930

Resultado de imagen para edificios del instituto nacional de seguros

Resultado de imagen para antiguo banco de seguros, merced, san jose, costa rica
Banco Nacional de Seguros, 1926 (Fotografía Fotojuntin, Forcos)

Es un volumen simétrico de un solo nivel y planta cuadrangular y de un destacado pórtico que definió muy bien la estética de la nueva tendencia, de fuerte contenido simbólico en la utilización de la geometría y de su profusa decoración. Esta última, notable por los motivos en bajo relieve alusivos a la prosperidad, la seguridad y otros valores afines a la institución, destaca también por los almohadillados abstractos de su zócalo y por los diseños de las rejas forjadas y la madera labrada de sus puertas. Ambas labores fueron realizadas por artesanos nacionales.

 

Imagen relacionada

Completando el conjunto del costado este de la cuadra en 1932 se construyó, con diseño del mismo arquitecto Gabriele, el antiguo cuartel de bomberos. Simétrico también pero de acceso esquinero en curva, el edificio es un compacto y dinámico volumen de tres pisos, más austero y funcional por razones obvias, pero sin renunciar a la línea decorativista que le brinda su carácter de época y lo hermana con el edificio principal.

Ambos fueron el resultado de la importante iniciativa del Estado costarricense de monopolizar la inversión nacional de los seguros de vida, de riesgos de trabajo, de incendio y otros, en el beneficio del país desde 1924.

Ubicación: Calle 10ª, Avenida Central, Distrito Hospital, Cantón San José, Provincia de San José. Propietario: Instituto Nacional de Seguros.

Declarado Patrimonio Arquitectónico en Agosto del 2004

Referencias:

  • C.R. Guía de Arquitectura y Paisaje, Pág. 231
  • Fotografías de Internet.

 

 

 

 

 

 

El primer Kinder en Costa Rica

Resultado de imagen para historia del primer kinder en costa rica
Primer Kinder de Costa Rica. Fotografía La Nación.

 

El primer kínder de Costa Rica fue fundado en 1925 por Carmen Lyra y funcionó en un edificio capitalino que, hasta hace poco, pasaba inadvertido debido a su maltrecho aspecto.

 

El peso de los años y la humedad habían debilitado la frágil estructura de madera de este edificio de dos plantas, que se levanta entre avenida 7 y calle 9, al costado noreste de la Escuela Buenaventura Corrales.

 

De una belleza austera y pocas pretensiones arquitectónicas, este edificio esquinero conserva un gran valor para la historia de la educación en Costa Rica, pues acogió a la Escuela Maternal Montessoriana, el primer centro educativo preescolar que hubo en el país.

El legado que esconde este inmueble motivó al Centro de Patrimonio, del Ministerio de Cultura, a invertir ¢10 millones en obras para su remozamiento.

 

“Fue un trabajo centrado en el aspecto cosmético, pues estaba muy descuidado. Se realizaron obras para rescatar las fachadas, cubiertas (techos), canoas y bajantes que estaban muy dañados por la humedad”, declaró el arquitecto y restaurador William Monge, director del Centro.

 

El experto destacó que la mayor parte de la estructura es de madera: pisos, paredes y columnas y fue necesario reemplazar muchas piezas que estaban deterioradas por efecto de hongos.

Carmen Lyra fundó esta institución para dar oportunidades educativas a niños de escasos recursos.
Carmen Lyra fundó esta institución para dar oportunidades educativas a niños de escasos recursos.

Actualmente, en la segunda planta funciona la biblioteca y la sala de cómputo y audiovisuales de la Buenaventura Corrales.

 

Monge explicó que la arquitectura es bastante sencilla y la denominó “de acompañamiento”.

 

“En realidad la importancia es histórica y simbólica, pues este inmueble fue sede de una institución fundamental para la educación de los niños en Costa Rica, pero además se ubica en una zona donde hay varios hitos del patrimonio urbano de San José, como el Edificio Metálico (sede de la Buenaventura Corrales), el Cenac (antigua Fanal), el Jardín de Paz, el parque España y el paseo de los Damas, la Casa Amarilla y la Alianza Francesa”, agregó.

 

En su interior, el edificio cuenta con muchas estructuras agregadas posteriormente, por lo que quedaron fuera de la declaratoria que permitió la intervención.

 

Monge reconoció que es necesario realizar una serie de obras de renovación a fin de acondicionar el edificio a las necesidades crecientes del nivel preescolar de la Buenaventura Corrales.

 

En el 2010 se diseñaron los planos para esa reforma, pero se está a la espera de fondos por parte de la Dirección de Infraestructura y Equipamiento Educativo, del Ministerio de Educación Pública.

Pionera. Tras viajar por Europa, la escritora, educadora, activista política e intelectual costarricense, Carmen Lyra (1887-1949), había observado el modelo de educación infantil diseñado por la pedagoga y científica italiana María Montessori (1870-1952).

 

Este sistema promovía la enseñanza a partir de la libertad, creatividad y habilidades de cada niño, de modo que el maestro era solo un “mediador”, quien asistía al menor en su proceso de aprendizaje y en su formación como ser humano.

 

A su regreso a Costa Rica, Lyra fundó una escuela maternal, dirigida a niños de escasos recursos bajo el lema: niños sanos, limpios y alegres.

 

Lyra abrió la escuela en abril de 1925, junto a dos maestras más: Luisa González Gutiérrez y Margarita Castro Rawson.

 

Ella fue la directora del centro preescolar desde 1925 hasta 1933, cuando fue destituida por expresar su adhesión a la ideología comunista

Referencias:

  • Andrea Solano V.  La Nación. 22 octubre del 2015.