Casa de Cecilio Vernor Lindo(Hoy, Bar K-Largo)

IMG_5361
Casa antigua victoriana nombrada Patrimonio Arquitectónico 

CIMG_5359IMG_5358

El inmueble que ocupa actualmente el Bar Key Largo, en la ciudad de San José fue construido por Cecilio Vernor Lindo, rico empresario de origen inglés-jamaiquino. Construyó tanto esta casa como la llamada Casa de las Acacias.

Esta  edificación  de estilo victoriano construida a fines del siglo XIX, utilizándose el ladrillo para su fachada, y el bahareque francés y madera para su interior, técnica tradicional en desuso. Además de su gran valor arquitectónico posee valor urbanístico de conjunto, pues se encuentra en la zona del Parque Morazán en cuyo entorno se localizan otras edificaciones de carácter patrimonial. También es representativa de la arquitectura residencial para uso de la clase dominante de la época.

Referencias:

  • Guías de C.R.
  • Guía de Arquitectura y Paisaje.
  • Fotografías de Maritza Cartín

Antigua Aduana de Puntarenas

Antigua Aduana, Fotiquicia
Fotografía de Fotiquicia
Fotografías de Maritza Cartín

La Antigua Aduana de Puntarenas, hoy el edificio de la Universidad Técnica Nacional (UTN) fue declarado Patrimonio Histórico-Arquitectónico y Cultural de Costa Rica, tras el Decreto 38570-C del diario oficial la Gaceta 184. Esta declaración la hicieron el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, y la ministra de Cultura y Juventud, Elizabeth Fonseca.

La decisión para que fuera Patrimonio Histórico-Arquitectónico y Cultural se basó en tres elementos.

En primera instancia resalta la fecha en que se construyó el inmueble: se dio en la Administración del expresidente de la República León Cortés Castro, comprendida en el periodo de 1936 a 1940.

En segundo lugar está el diseño, pues fue hecho por el ingeniero Hernán Gutiérrez Braun, como nave industrial.

Por último, el tamaño de la obra arquitectónica que posee fue muy importante. De hecho, los ojos los turistas quedan impresionados por la magnitud espacial que posee.

El estudio técnico para la declaratoria del inmueble fue realizado en el año 2013, por el historiador Carlos Luis Fallas Pastor y la arquitecta Verónica Solórzano Rojas, funcionarios del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural. Además, fue aprobado por la Comisión Nacional de Patrimonio Histórico-Arquitectónico de Costa Rica.

Con la declaratoria del presidente Solís, la Universidad Técnica Nacional asume como responsabilidades conservar, preservar y mantener el edificio. Asimismo, debe permitir los estudios que se deban realizar con la previa solicitud de autorización del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural.

Una circunstancia que estremeció las simientes del inmueble fue cuando en el año 2012 se dio el sismo de 7,6 grados, cuyo epicentro fue en la península de Nicoya, pues sufrió algunos daños. Sin embargo, esto no fue impedimento para que declararlo patrimonio histórico-arquitectónico cultural, ya que tras haber resistido el sismo, la empresa Constructora Incopoás, contratada para la valoración, consideró que el inmueble mostraba un alto índice de calidad.

Frente a ella se detenían los trenes para cargar los diferentes productos que llegaban en los barcos y luego eran trasladados al Valle Central.

Referencia: 

  • La Prensa Libre, Michael Castillo, Noviembre, 2014

 

Iglesias católicas provincia de heredia

Anécdota del Profesor Mario Sancho Jiménez

Anecdotario Nacional

EN una de las administraciones de don Ricardo Jiménez Oreamuno, el Profesor Mario Sancho Jiménez fué nombrado Cónsul General de Costa Rica en México. Estando en el empeño de sus funciones, fue invitado a una reunión del cuerpo consular en la que se iban a trazar los planes para una mejor y eficaz comprensión entre los países latinoamericanos. Aquí fué donde Mario Sancho se pronunció uno de los mejores discursos de su vida, el cual fué calurosamente aplaudido y comentado por la concurrencia.

Uno de los señores cónsules, impresionado y sorprendido a la vez de la vasta cultura del señor Sancho, le expresó:

—”Dígame, colega: “¿es usted diplomático de carrera?”. La respuesta de Mario no se hizo esperar:

—”No amigo, en Costa Rica NI SIQUIERA LOS CABALLOS SON DE CARRERA”.

 

Referencias:

  • Tomado del Anecdotario Nacional de Carlos Fernández Mora. Dibujante: Noé Solano V.