Casa Arzobispal

Palacio Arzobispal, a un costado de la Catedral Metropolitana

 

En el año 1924 fue inaugurada la Casa Arzobispal, por orden del que fuera primer Arzobispo de Costa Rica Monseñor Rafael Otón Castro Jiménez. La edificación se erigió para servir como residencia del Arzobispo. Además de Castro (1921-1939), ahí vivieron los Arzobispos Víctor Manuel Sanabria Martínez (1940-1952), Rubén Odio Herrera (1952-1959) y Carlos Humberto Rodríguez Quirós (1960- 1978).

Durante el episcopado de Rodríguez Quirós se pretendió construir un túnel peatonal que uniría la Casa Arzobispal con la Curia Metropolitana, pero ese proyecto no fructificó. A fines de la década de 1980, este inmueble perdió las características de residencia y quedó reducida únicamente a oficinas y funciones administrativas del Arzobispado.

Casa Arzobispal de San José,  Cista Rica.

Arquitectónicamente posee un diseño simétrico de influencia neoclásica. Fue construido en ladrillo y posee una apariencia muy sobria. Originalmente, poseía un patio central que fue transformado en una sala, durante el episcopado de Monseñor Rodríguez.

 

Referencias:

  • Fotografía ticoartistico.com

 

Antigua Escuela Vitalia Madrigal hoy parte del Colegio Superior de Señoritas

En la esquina Noroeste del actual edificio estuvo la casa de Manuel González Zeledón (Magón). El edificio fue construido en 1915 para alojar a la Escuela Superior de Señoritas #2. El diseño correspondió al Arq. Luis Llach Llagostera y la construyó la empresa The English  Construction  Company Ltd a., Wenceslao de la Guardia superviso las obras.

Esta compañía también tuvo a su cargo la construcción de importantes inmuebles en nuestro país durante los primeros años del siglo XX.

Resultado de imagen para escuela vitalia madrigal costa rica
Fotografía Flickriver
Resultado de imagen para escuela vitalia madrigal costa rica
Fotografía Flickriver

El edificio de influencia neoclásica posee forma de “U”, es de una sola planta, con doce aulas y salón de actos. Cuenta con una estructura en concreto armado y paños de fachada en ladrillo repellado. En su fachada resaltan un frontón semicircular y trabajos de ornamentación en bajorrelieve. Sobre el zócalo se elevan pilastras con basa, fuste y capitel. La coronación de la fachada la dan pináculos ovoidales. Las puertas presentan una decoración bastante profusa con motivos vegetales y florales propios del art noveau. En 1927 cambió su denominación a Escuela Vitalia Madrigal, como un homenaje a una distinguida educadora y exdirectora del centro educativo. A mediados del siglo XX la escuela, como institución, fue trasladada a las inmediaciones del Parque Morazán y tuvo que compartir el mismo edificio de la Escuela Perú. En la década de 1980 fue absorbida por ésta desapareció como centro educativo. Su antigua planta física fue incorporada al Colegio Superior de Señoritas hasta el día de hoy.

Fotografía OPB Arquitectos
undefined
Fotografía OPB Arquitectos

Fue declarada patrimonio histórico arquitectónico el 3 de Diciembre de 1999.

Referencias:

  • Carlos Manuel Zamora Hernández. Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural. Ministerio de Cultura.

 

Equileo Echeverría, biografía

Aquileo J. Echeverría Zeledón.jpg

Fue bautizado con el nombre de Adolfo Dolores Aquileo de la Trinidad Echeverría Zeledón. Sus padres fueron Aquileo Echeverría y Trinidad Zeledón. Cursó estudios primarios y secundarios en su ciudad natal, pero debió abandonar el colegio por su pobreza, obligado a buscar trabajo. El 1 de septiembre de 1885 se casó en Heredia con María Dolores Flores Zamora. Seguir leyendo Equileo Echeverría, biografía

Iglesia Parroquial de Barbacoas

Arquitecto Luis Rojas (1935-1949)
El poblado de Barbacoas, distrito tercero de Puriscal, está ubicado hacia el oeste de ese cantón josefino. Disperso en la quebrada topografía local, tiene como eje ordenador la vieja carretera que conduce al Pacífico y como centro la hermosa iglesia parroquial.
A partir de 1935 esta sustituyó a la antigua ermita dedicada a San Isidro Labrador. Como muchos otros templos y hermitas de la época, muestra fundamentalmente rasgos del neogótico. Su estructura está construida principalmente de madera. El forro exterior es de chapa metálica –que simula piedra–,con moldura de almohadillado –que semeja madera acanalada. En el interior el forro es de tablilla de madera machihembrada. Dos filas de columnas neogóticas también de madera dividen el templo en tres naves, las cuales se prolongan hacia el fondo en un solo y amplio ábside. Este forma el presbiterio en un plano elevado, al que se accede por tres escalones de granito. Los cielos de dichas naves forman bóvedas de crucería, en una lograda labor de carpintería de forma ojival.
El sencillo edificio, de cubierta a dos aguas y una cúpula octogonal sobre el altar mayor, muestra al final dos aposentos para sacristía a ambos lados del presbiterio, y, hacia el frente, un pórtico principal con puertas y ventanas rematadas en arco apuntado y cubierto por un alero independiente. El acceso al templo está flanqueado a ambos lados por torres de pronunciada cubierta y un ojo de buey sobre cada ojiva.
Objeto de una cuidadosa restauración en el año 2001, el inmueble es de carácter privado, pues le pertenece a las Temporalidades de la Iglesia Católica; y fue declarada Patrimonio Histórico Arquitectónico de Costa Rica según Decreto Ejecutivo Nº 28244-C, publicado en La Gaceta Nº 232 del 30 de noviembre de 1999.
Iglesias de San José.Iglesias de San José
Referencias:
  • C.R. Guía de Arquitectura y Paisaje.
  • Fotografía de Roberto Fernández Morales