Pablo Presbere

Busto de Pablo Presbere.

Cada 4 de julio mientras la televisión por medio de series, películas y noticieros nos recuerda que los Estados Unidos de América celebra el Independence Day (Día de la Independencia), tanto los medios de comunicación masiva como el ciudadano en general pasa por alto o desconoce del todo el hecho de que en nuestro país cada 4 de julio se celebra el día de Pablo Presbere, quien en 1997 fuese declarado por la Asamblea Legislativa “Defensor de la libertad de los Pueblos Originarios”.

 

Resultado de imagen para pablo presbere

 

Fue el 4 de julio de 1710 en Cartago, cuando se ejecutaba la sentencia de muerte en contra de Pablo Presbere. La misma se había dado debido al levantamiento indígena en contra del maltrato y dominio de la Corona Española de la cual él era uno de los líderes. Desde la fundación de Santiago de Talamanca por parte de Diego de Sojo (1605) la población indígena fue tratada con brutalidad y excesos (azotes, cortes de orejas y destrucción de sus creencias religiosas) por parte de la población española, tanto militares como misioneros religiosos, lo cual produjo el levantamiento. El indígena era tratado como mano de obra gratuita y se le obligaba a pagar tributos, así como a proporcionar alimentos y servicios.

En septiembre de 1709, Presbere y otros líderes indígenas se sublevaron como respuesta a los malos tratos y a la política de desarraigo dictada por la Corona Española. Habían logrado interceptar una carta en la que se daba la orden de sacar a la población indígena de sus tierras y trasladarlos a Boruca, Chirripó y Teotique (Tayutic en Turrialba). Gracias a refuerzos (soldados, armas y pólvora) enviados desde Guatemala, el gobernador Lorenzo Antonio de Granda y Balbín consiguió aplastar la insurrección. Durante el juicio, Presbere se negó a delatar a los otros líderes de la rebelión a pesar de la tortura y el 1 de julio de 1710 se le sentenció a morir arcabuceado y decapitado.

Figueroa

 

Si bien existe la declaración oficial por parte del Estado Costarricense, muchos han expresado su disconformidad con la misma. Incluso ha habido quienes han alegado el hecho de que era un asesino, debido a la muerte de varios españoles durante el enfrentamiento, obviando las razones que provocaron el levantamiento, actos que hoy en día se condenan como crímenes contra la humanidad.

 “La historia la escriben los ganadores” ¡cuánta razón tiene esta frase! Una muestra es la invisibilización que tuvo la figura de Presbere y el movimiento indígena en Costa Rica hasta mediados de la década de los 1990. Incluso hoy siguen existiendo serios problemas en sus territorios.

En una época en que la globalización ha tomado todos los aspectos de la vida moderna, es vital revalorizar la historia de nuestro país y sus personajes. Pero no sólo la historia oficial de los “ganadores”, sino también de los sin voz, de los otros, de los que fueron obligados a trasladarse a la montaña para poder ser libres y seguir siendo ellos, pero que fueron olvidados y apartados del discurso oficial. Aún hoy, bribris y cabécares, descendientes de aquellos bravos guerreros, continúan luchando por tierra, igualdad y dignidad. Al igual que lo hacen térrabas, guaymíes y borucas.

 

Referencias:

  • Museo Nacional de C.R.
  • Imágen: Álbum de Figueroa, siglo XIX, Archivo Nacional de Costa Rica.

Miguel Salguero…

Resultado de imagen para biografia de miguel salguero, costa rica

 

 

En honor al famoso costarricense Miguel Salguero autor, director de cine, periodista, fotógrafo, actor y un enamorado del país quien falleció este miércoles a sus 84 años ( 24 de marzo del 2018) deseo compartir su biografía.

Miguel Zúñiga Díaz, conocido como “Miguel Salguero”, nació en Guaitil de Acosta, el 1 de Julio de 1933. Su mayor pasión siempre ha sido el periodismo, pero la gente lo ha considerado como escritor, político y cineasta, cosa que también desempeñó en años pasados. Colaboró con algunos periódicos de circulación nacional como La República, La Prensa Libre y La Nación.

Ha publicado más de 30 libros. Productor y director de El Fogón de doña Chinda, que llegó a acumular más de 500 capítulos que fueron transmitidos en diversos canales de televisión. Ha producido y dirigido cuatro películas, y diversos documentales. También estuvo al frente de programas de radio. Ha hecho una valiosa labor de rescate de tradiciones y manifestaciones folclóricas de Costa Rica, y ha estimulado y descubierto a diversos artistas nacionales, algunos de los cuales todavía siguen activos en el medio nacional.

Su paso por el cine y la televisión fue pensado mucho por el costarriqueñismo que existe: La Apuesta, El Trofeo, El Fogón de Doña Chinda, Los Secretos de Isolina, Gentes y Paisajes y La Familia Mena Morahan ocupado en los televidentes un espacio que entretiene y a la vez enseña, tal es el caso de la producción Gentes y Paisajes, el cual transmitía un enfoque a las tradiciones e historia costarricenses.

Diputado y Presidente Ejecutivo del Sistema Nacional de Radio y Televisión (SINART), fue, además, el soldado más joven (14 años) en la Guerra del 48, en la cual se jugó la vida cuando pasó 36 horas en una trinchera acorralado por el enemigo, y tomó parte en la legendaria “Marcha fantasma”.

Resultado de imagen para biografia de miguel salguero, costa rica

 

Se casó siete veces y tuvo 13 hijos. Sus últimas dos esposas han sido María Mayela Padilla y la cantante de música infantil Vera Patricia. En 1994 se funda el partido Fuerza Democrática del que es su primer candidato presidencial. La agrupación popularmente conocida como el Naranjazo obtuvo dos diputados. Posteriormente deja el tema de la política y sería sucedido en la candidatura de dicho partido por el historiador y profesor Vladimir de la Cruz de Lemos.

El voto femenino en la democracia costarricense.

Durante el siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX, las mujeres no pudieron ejercer su derecho a votar.  Este derecho les fue negado por más de ciento cincuenta años.

Pero en 1923, surgió la Liga Feminista de Costa Rica, primera organización que proclamó la lucha por la emancipación de las mujeres en nuestro país. Su presidenta, la abogada Ángela Acuña Braun (1888–1985), luchó por los derechos de las mujeres y de los infantes.

Desde su creación, la Liga insistió año tras año ante el Congreso para que se les reconociera a las mujeres el derecho al sufragio. Gracias a su tenacidad y su perseverancia este reconocimiento se hizo realidad en la Constitución de 1949.

A la izquierda Bernarda Vásquez, la primera mujer que voto en Costa Rica

 

Con la conquista del derecho al voto, el 30 de julio de 1950, las mujeres votan por primera vez. Ese día se realizó un plebiscito para determinar si los caseríos de La Tigra y La Fortuna seguían formando parte del cantón de San Carlos. Es en esa elección que sale a relucir el nombre de Bernarda Vásquez Méndez, una campesina de La Tigra quien pasa a la historia como la primera mujer en ejercer el voto  en Costa Rica.

Sin embargo, es en las elecciones de 1953 cuando una nueva página en la historia del voto femenino se escribe. En ese año resultan electas las primeras diputadas: María Teresa Obregón, Ana Rosa Chacón y Estela Quesada.

Han pasado 63 años desde el primer voto femenino en Costa Rica y a la fecha son muchos los avances que se han logrado en ese sentido. Es larga la lista de mujeres que se podrían mencionar que con su trabajo incansable por la equidad y la justicia decidieron comprometerse y participar activamente en la política.

Sin embargo, dadas las características del sistema de dominación que por tanto tiempo imperó en la sociedad, que le daba la primacía al varón, fue necesario legislar y acordar porcentajes de participación femenina en todos los puestos de elección popular.  Es así como en el 2001 se aprobó que todas las estructuras partidarias y asambleas de partido estuviesen integradas por una cuota mínima del 40% de mujeres.

Estela Quesada, una de las primeras diputadas en Costa Rica

 

En 2009 se aumentó al 50% el porcentaje de mujeres que integrarían todas las listas de puestos elegibles con lo que se logró la paridad en la representación. Los nombres deben colocarse de manera alterna para impedir que dos personas del mismo sexo puedan estar de forma consecutiva en la misma nómina.

Las luchas políticas que impulsaron las mujeres de la Liga Feminista Costarricense, que les otorgó el derecho al voto y la oportunidad de elegir y ser electas, representan un hito histórico fundamental que contribuyó a ampliar la democracia costarricense.  Al mismo tiempo sirvieron para marcar una huella imborrable en las luchas por eliminar las desigualdades, la discriminación y la violencia hacia las mujeres y hacia otros grupos vistos como minorías en nuestra sociedad.

Es nuestro deber como ciudadanos participar y debatir los asuntos públicos de nuestro país. Si cada uno asume un rol activo en la vida de su comunidad, con compromiso y responsabilidad lograremos mejorar la sociedad, empezando por el ambiente en que cada uno se desenvuelve.

 Referencias:
  • Boletín Museo Nacional

Lesmes Jiménez Bonnefil, Arquitecto y Militar.

Lesmes

Hijo de Alejo Jiménez y Elisa Bonnefil, Lesmes Jiménez Bonnefil nació en San José el 27 de julio de 1860. Dueños de una gran fortuna, sus padres le brindaron –como a todos sus hermanos– una refinada educación.

Adolescente apenas, fue enviado a Burdeos donde su abuelo Juan Jacobo Bonnefil, para que aprendiera la lengua francesa. Luego se inscribió en la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica, bajo la tutoría del Cardenal Mercier; para graduarse en marzo de 1882, como ingeniero en construcciones civiles y mecánicas.

Seguir leyendo “Lesmes Jiménez Bonnefil, Arquitecto y Militar.”

Plaza Juan Rafael Mora Porras

Plaza Juan Rafael Mora, foto de Alejandro A. Taborda
Fotografía de Maritza Cartín

 

Paralelo a calle 2, entre las avenidas 1 y 3, un rectángulo de 25 x 85 m configura una plazoleta que desde los albores de siglo XX amplia el espacio urbano y crea variados puntos de vista para observar las virtudes estilísticas del edificio central de Correos. Paralelamente, la plazoleta es delimitada por el edificio clásico del Club Unión, cuya construcción actual fue realizada en 1988. Originalmente, la plazoleta, de un diseño geométrico simple, carecía de arborización y contaba únicamente como equipamiento con dos columnillas para faroles.

En 1929, el arquitecto Teodorico Quirós diseñó un pedestal en el que el escultor italiano P. Piraino rindió homenaje al gran prócer de la campaña nacional de 1956, el ex presidente de la República Juan Rafael Mora Porras. La composición escultórica es un clásico referente de la primera generación de la estatuaria académica de Costa Rica. En los costados norte y sur del pedestal, Piraino evoca en magníficos relieves la valiente campaña de 1856 y la vocación de labranza nacional. Al oeste y al este, juveniles imágenes simbolizan la libertad y la ciencia. En conjunto, esas alegorías sustentan la imagen del benemérito personaje nacional.

 

Edificio Herdocia  (Fotografía a la izquierda de Panoramio y derecha La Nación)

En la esquina noroeste, diagonal a la plaza, cierra la perspectiva urbana otro proyecto del arquitecto Luis Llach: el edificio Herdocia. Esta obra tardía del arquitecto español se destaca como un volumen de cuatro niveles. Espacios de uso comercial, a nivel de la calle, se combinan con oficinas y servicios en los superiores. El segundo y el tercer nivel identifican con mayor claridad la composición del volumen, el cual está modulado con capiteles y prominentes pilastras de bases geométricas. Este proyecto recurre a instrumentos de un lenguaje más abstracto que académico. Los cuerpos laterales se articulan por medio de un volumen esquinero en ochava. Y en el último nivel, este enlaza dos alas de balcones coronados con livianas pérgolas. El edificio Herdocia, legado del protorracionalismo, fue declarado Patrimonio Histórico-Arquitectónico en el año 2000.

Hacia el centro de la Plaza se levanta la estatua del Presidente Juanito Mora, obra del italiano Pietro Piraino. (Fotografía de Maritza Cartín)

Placa en Pared del Edif. Correos CR
En la pared del Edificio de Correos posa está placa (Fotografía de Maritza Cartín)
Referencias:
  • C.R. Guía de Arquitectura y Paisaje.

Jaime “Chame” Carranza Aguilar, Arquitecto.

image022

Jaime Carranza Aguilar nació en 1875 en San José. Hijo de una familia de políticos y cafetaleros, relacionados de antaño con la colonia alemana. Por esa razón partió desde muy joven a Alemania a estudiar en la Universidad de Heidelberg y pasó luego al Instituto Tecnológico de Hamburgo para especializarse como Ingeniero Arquitecto.

De regreso a Costa Rica, trajo consigo sólidos conocimientos en diseño y construcción de edificios y una amplia biblioteca de obras técnicas. No obstante, en 1897, estableció junto a Oscar Rohrmoser una finca de café en Turrialba donde partició en la creación del cantón. Fue su primer presidente municipal en 1903 y el encargado de comprar los terrenos donde hoy está esa ciudad.

Su posición de cafetalero y sus estrechas relaciones con la colonia como anotara Marta Castegnaro, “a él se deben muchas de las edificaciones institucionales, eclesiásticas y habitacionales de valor artístico y cultural de nuestra capital, especialmente aquellas que por la belleza de su estilo, sobrio y elegante, por la solidez de su construcción y la perfecta armonía de sus líneas para con el medio en que fueron levantadas, hicieron al San José de la primera mitad de este siglo, una ciudad progresista, dinámica y muy agradable.”

Obra comercial e institucional:  En este contexto, también fueron varias las firmas comerciales que recurrieron al arquitecto para materializar sus elegantes edificios.

  • Fue el caso de la célebre Nueva Botica de San José en la esquina de Avenida Central y calle 5, más conocida por el nombre de su fundador, el doctor Mariano Jiménez.
  • La Ferretería Macaya, su dueño Miguel Macaya, construyó el edificio ecléctico con elementos Art Nouveau (aún en pie en la Calle Central, entre avenidas central y primera (1908).
  • Mientras que el neoclásico de la Librería Lehmann (1914) en Avenida Central entre Calles 1 y 3, lo edificó en ladrillo con estructura metálica.
  • Un año antes había concluido el edificio al frente de la Lehmann, el antiguo Banco Anglo, construido en ladrillo con zócalos de granito y de arquitectura neoclásica. A diferencia de la Librería Lehmann, es más bien de influencia florentina, evidente en su profusión de arcos.
  • Se trasladó el Asilo de Leprosos a la finca las Mercedes en Tirrases en el año 1908, Carranza diseñó un conjunto de edificios donde combinó lo neoclásico con lo victoriano, en edificios de dos pisos rodeados de jardines y terrenos despejados.
  • En ese mismo año, 1908, al extremo noreste de la ciudad concluye la ecléctica y señorial Estación del Ferrocarril al Atlántico.
  • Hizo varios trabajos en el Asilo Chapuí, donde dirigía el Ingeniero Rodolfo Bertoglio. Dentro de esos trabajos, construyó la casa del Director y un edificio de pensión e internamiento, luego denominado Pabellón Bansen.
  • Para el mes de abril de 1910, dándose el terremoto de Cartago, casí de inmediato, se nombró una Junta Nacional de Socorro, en cuya Comisión Consultora y de Dirección se nombró al Arquitecto Carranza, para estudiar y reparar los edificios públicos y privados dañados.
  • Poco antes del terremoto de Cartago, la Fundación Carnegie le encarga a Carranza la obra de la sede de la Corte de Justicia Centroamericana en Cartago, inmueble neoclásico y de concreto armado, ubicado donde hoy está el Colegio San Luis Gonzaga, el cual estaba a punto de concluirse cuando el terremoto lo destruyó por completo.

Obra Residencial del Ing. Carranza:  En San josé, no obstante, seguían sintiéndose los efectos de la prosperidad económica y la renovación arquitectónica dichas y que la tragedia más bien acentuó. Así en la sociedad con el suizo Adolfo Boletti Fait se anunciaba en 1912 como “Carranza y Boletti constructores de casas, desde las más humildes hasta lujosos chalets, construidas en cemento armado, hierro, tela metálica o madera.” La empresa de diseño y construcción contaba con su propio depósito de maderas y otros materiales.

  • Entre muchas otras, el arquitecto realizó por entonces residencias como las de la Familia Niehaus (La California, entre calles 27 y 33).
  • La de Federico Sauter (La California, entre calles 25 y 27).
  • La casa de Cipriano Herrero del Peral (Barrio Amón, calle 3 y Avenida 11), hoy Hotel Britania).
  • La casa de Elena Rohrmoser (Ave. 1 entre calles 3 y 5, desaparecida).
  • La de Oscar Rohrmoser (donde está el Edificio Numar).
  • En lo que fue el Paseo Colón, diseñó y construyó también varias casas -desaparecidas-, como las de Julia de Núñez, la de Alberto Pinto, la de Teodoro Prestinary y la más célebre de todas, la llamada Casa de los Leones de Eduardo J. Pinto.
  • En 1912, en bahareque francés, como casi todas las anteriores, construyó la casa de la Familia Trejos Donaldson; que hoy alberga al Museo Dr. Rafael Angel Calderón Guardia en Barrio Escalante.

Según el Arquitecto Juan Bernal Ponce, en esas residencias “Carranza elabora un estilo de gran solvencia en el manejo de las plantas articuladas por corredores con aposentos simétricos interconectados y patios centrales, es sobrio en la decoración, pero es capaz de desatar un discurso ornamental barroco cuando viene el caso.

Carranza y Boletti copia

Carranza con sus diseños llena el gusto de la nueva burguesía que deseaba tener un hábitat confortable que diera cuenta de su poder económico. Mientras que su propia casa, que aún existe, está ubicada en la esquina de Avenida 3 y Calle 25, hacia el costado sureste de la Antigua Aduana Principal.

También importó de Bélgica casas metálicas prefabricadas que por la poca acogida entre el público tuvo que vender a bajo precio.

La Casa Carranza copia

Comerciante además, abrió la tienda de departamentos “la Casa” ubicada al costado sur de la Botica Nueva, en Calle 5 y cuya parte trasera daba al pasaje colindante con el Teatro Nacional. Alli instaló su estudio de Arquitectura, desde donde cultivó ese eclecticismo suyo, tan característico como criollo, capaz de trascender los modelos importados para adaptarse a nuestro clima y a nuestro ser.

Así, habiendo marcado fuertemente con su impronta estética el perfil josefino, en 1930 fallece en San José, dejando tras de sí una herencia construida que hoy es patrimonio histórico-arquitectónico del país.

Referencias:

  • Revista Su Casa, Edición 58
  • Fotografías de Manuel Gómez Miralles. Internet.
  • Blog de Andrés Fernández, Arquitecto. http://andferblog.blogspot.com

 

 

Teatro Adela…Adela Gorgollo

Captura de pantalla 2013-12-13 a la(s) 14.02.06

Se ubicaba detrás del Mercado Central de San José y su nombre se lo debía a Adela Gargollo, quien cuando tenía veinte años se casó con el General don Lesmes Jiménez, con quien abrió una pequeña Fábrica de Ladrillos de mosaicos y derivados de cemento.

Cuando su esposo murió, ella Adela enfrentó una dura situación para criar a sus 8 hijos y tomar las riendas de la dirección general de la Fábrica de Ladrillos, que en esa época enfrentaba grandes deudas. Con firmeza sacó adelante a su familia, y a la empresa que por, más de 40 años, fue la principal compañía constructora del país. La fábrica se llamo “Adela v. de Jiménez e hijos.”

Resultado de imagen para adela gargollo
María Adela Eulalia Gorgollo Freer

Entre sus edificaciones se destacan la iglesia de La Merced; la Basílica de Santo Domingo de Heredia; Faro de Cabo Blanco en la Península de Nicoya; Teatro Capitolio y, precisamente, el Teatro Adela.

Doña Adela por su gran empeño y trabajo fue conocida por los costarricenses como la  “Reina del Trabajo”.

Su espíritu emprendedor la llevó a traer un aeroplano para que sirviera de correo aéreo entre las naciones centroamericanas.  Participó en la Feria Internacional de la Construcción celebrada en Italia, en 1926, donde se le concedió una medalla de oro, triunfo que no solo fue de ella sino también de la Patria.

Fue cofundadora de la Lucha contra el Cáncer en el país, de la Asociación Vicentina y presentó grandes espectáculos recreativos en el Teatro Adela.

Su influencia política se hizo sentir en varias ocasiones, y su casa fue en muchas ocasiones un club donde se barajaron nombres de candidatos a la Presidencia de la República y donde se prestó ayuda eficiente, económica y moral, a movimientos políticos.

El escritor  “Marco Retana”  -en un reporte en el periódico La República del 20 de marzo de 1981- expresa:  “-Que el hombre haya ido dejando su estela no es normal, sino obligatorio. Que la mujer, en un mundo de prejuicios en una sociedad que todavía cree en gineceos, se atreva a romper los moldes y los rompa y luche y deje una huella difícil de superar por cualquier hombre, es digno de respeto, de emulación y sobre todo, de admiración”.  CRHoy, 13 de diciembre 2013

iGLESIA DE LA mERCED, FUNERALES DE DOÑA ADELA GORGOLLO VIUDA DE JIMENEZ, 1947
Iglesia de la Merced, funerales de doña Adela Gargollo viuda de Jiménez, 1947(Fotografía Walter Núñez, Fotos Antiguas de C.R.)

 

 

Fotografías de Internet sin nombre de autor.