Iglesias de San José

Las siguientes son una recolección de fotografías de las Iglesias Católicas de la Provincia de San José. Aún estamos trabajando en esta recolección.

 

Templo de los Desamparados

Autor: José María Barrantes.  Año 1945

Imagen relacionada
Frente de la Iglesia (Fotografía de http://www.mygola.com)
La erección de esta iglesia estuvo precedida por varias construcciones, las cuales evolucionaron a partir de una primera ermita de troncos y paja. En esta se celebró la primera misa el 20 de diciembre de 1820. Posteriormente transcurrió un siglo de construcciones y remodelaciones, que los sismos fueron socavando, hasta que en 1910 el padre Andrés Vilá, probablemente impulsado por los severos daños que el terremoto de ese año había ocasionado en las torres de la iglesia, concretó la idea de construir un templo totalmente nuevo, para lo cual empezó a recoger fondos en la comunidad.
Resultado de imagen para historia de la iglesia de aserri
Antigua Iglesia de Desamparados antes de 1910 (Fotografía Forcos)
Sin embargo, el sacerdote se fue sin lograr su objetivo, y el proyecto quedó en manos del padre José Gregorio de Jesús Benavides. Este sacerdote contrató los planos al famoso arquitecto barcelonés Luis Llach, de quien se conocen muchos edificios que forman parte del patrimonio nacional. Pero lo pretencioso del proyecto impidió que las obras comenzaran y retardó los planes durante 20 años. Finalmente el cura Elías Valenciano, de mucho empuje y perseverancia, contrató al arquitecto José María Barrantes los nuevos planos de la iglesia, acordes con la situación socioeconómica del cantón. No fue sino hasta el 17 de febrero de 1930 cuando se inició la ansiada obra y debieron esperarse 15 años más para verla terminada. Esta obra se consagró el 15 de agosto de 1945, pero todavía en los años posteriores se le integraron objetos valiosos: en 1947 el altar mayor, procedente de Italia; el altar de la capilla del Santísimo, obra del escultor Fernidand Stuflecer; y en 1957 los vitrales traídos de la fábrica Innsbruck Tirol Glasmalerli Sell y Co., de Austria.
Resultado de imagen para iglesia católica de desamparados san josé, desamparados, costa rica
Fotografía Wikipedia
Esta obra, de planta cruciforme y coqueta volumetría, lamentablemente carece de singularidad en su género, ya que el autor plagió los elementos barrocos que predominan en la Basílica de San Pablo, en Londres, a partir del entablamento: remate de los campaniles con planta cruciforme y cúpula de gajos de base circular que remata con una  linterna cruciforme.  Por otra  parte, el diseño del espacio interno  no concuerda con las sensaciones creadas antes de ingresar. El interior resulta exageradamente masivo, con una cantidad tal de columnas que dificulta la visibilidad hacia el presbiterio.  Además, el manejo de la luz resulta poco asertivo.
Referencias:
  • Costa Rica Guía de Arquitectura y Paisaje

Iglesia de San Isidro Labrador. San Isidro, Vázquez de Coronado

Autor de la obra: Teodorico Quirós. 1930-1935

Resultado de imagen para iglesia san isidro labrador, coronado, costa rica
Frente de la Iglesia, fotografía de Mapio.net
Imagen relacionada
Fotografía Panoramio

Actualmente el Cantón de Coronado tiene una magnífica Iglesia, una obra de arte de estilo neogótico, que es realmente un monumento histórico arquitectónico de las generaciones pasadas. Antes de que se construyera este imponente templo existía una pequeña iglesia en el mismo sitio donde se edificó la actual, por ser considerada como un lugar apropiado, por ser una llanura, por tener una hermosa vista al valle de San José. El padre Rubén Fernández llamó al Arq. Teodorico Quirós y le encargó la confección de los planos de la nueva iglesia por los que cobró 4 mil colones, pero se le pagaron 3 mil 600 por un atraso que hubo.

Parte interna de la iglesia, cielos, columnas (Fotografía Maritza Cartín)

 

La iglesia se inspiró en el estilo gótico francés, y se usaría una estructura de metal como la había hecho el pueblo de San Ramón. Los planos de la Iglesia fueron enviados a la casa Krupp en Alemania, para que fueran aprobados por los ingenieros alemanes, y pedirles que enviaran el presupuesto de la estructura metálica para el templo.

En enero de 1929 los señores de la casa Krupp enviaron el presupuesto de los diferentes materiales que se podrían usar, así como información sobre la forma de pago de la deuda por adquisición de material metálico. Al contado y sin descuento se debía pagar por adelantado el 30% del importe del encargo y el resto contra entrega. El primero de febrero de ese año se comunicó al pueblo que para el domingo 17 de febrero de 1929 se efectuaría un gran turno a beneficio de la construcción del nuevo templo.

Con lo recaudado en la feria se logró completar la suma de 11 mil dólares que era el 30% que solicitaba la empresa por adelantado para enviar los materiales. En agosto de 1929 se canceló el 70% faltante de la deuda. Para ese entonces, los vecinos de Coronado programaban su tiempo y planificaban su trabajo, para poder colaborar con el traslado de las pesadas piezas, que no tardarían en llegar al puerto. Mientras se esperaba la llegada del cargamento, se comenzó la tarea de demolición y limpieza del previo. Entre tanto se trasladaron las imágenes a la Casa Cural y se improvisó un lugar para oficiar la misa, bautizos y otros.

De la antigua iglesia se aprovecharon las torres que fueron obsequiadas a la ermita de San Jerónimo de Moravia, los ladrillos que fueron colocados en gran parte en algunas de las calles de los cuadrantes.

Para el 07 de noviembre, de 1929 se recibió la información de que para el 16 del mismo mes llegaría a Puntarenas la estructura en el vapor Antioquía. Según señala Cruz Zúñiga en su libro, una vez que se supo que la estructura de la Iglesia ya estaba en Puntarenas, se procedieron a hacer las gestiones para que fuera trasladada en tren hasta la plaza Vásquez, donde la vaciaron. Las personas del pueblo se organizaron para trasladarla en carretera. Los Boyeros prepararon sus carretas y construyeron cureñas que resistían la traída de aquel pesado material, parte del mismo fue traído desde Puntarenas. Con el fin de atender a los boyeros las mujeres de Coronado entre ellas Amelia Granados, Pilar Zúñiga Matilde Tenorio, hicieron un galerín para darles café y comida a los que llegaban a recoger las piezas de metal de la Iglesia.

La armadura a medida que se iba trayendo se iba descargando en la plaza, o sea donde hoy es el parque. En ese momento el regocijo del pueblo de Coronado era inmenso, y todos querían ver aquel espectáculo y se apretujaban en la plaza pública, se subían en las bancas de la plaza, en los techos de las casas, en todos los lugares donde pudieran ver mejor este importante acontecimiento. Poco a poco se fue apareciendo la forma de la gigantesca estructura de las naves. Primero se armó la nave central y luego las naves laterales. A partir de 1928 los trabajos del templo fueron desarrollándose normalmente, bajo la supervisión de Jacinto Rodróguez y del sacerdote Rubén Fernández, poco a poco gracias al dinero recaudado por los turnos que se hacían, se fueron sufragando los gastos que la construcción ocasionaba.

Para hacer la torre una vez que se había completado la construcción de todas las paredes de las tres naves se atornilló primero la estructura de metal y una vez concluido esto, se precedió a chorrear el anclaje de cemento de la torre. Después se dieron a la tarea de colocar las campanas y el reloj. El reloj fue regalado por José Trinidad Mora. Las campanas se pidieron a Francia a la casa Les Fils de Georges Paccard.

En la parte de la fachada hay un número considerable de pináculos, así como seis nichos en los que se encuentran las imágenes de San Pedro y San Pablo y los cuatro evangelistas. En los portales hay seis juegos de Angeles en cada una de las puertas, así como una cadena de arcángeles en la parte superior de cada uno de sus arcos de entrada. En la parte superior de sus puertas sur y norte hay un alto relieve de Cristo en el Calvario y el nacimiento del Mesías, este laborioso trabajo fue realizado por el artesano

 

Mapa de Parroquia San Isidro Labrador
Localización de la Iglesia, Calle 155, San Isidro, San José

 

Referencias:

  • Rigoberto Solano González, Municipalidad de Coronado.

Iglesia de Santa Ana

Resultado de imagen para parroquia de santa ana costa rica
Fotografía, Fotopaises.com

En l870, se inició la construcción del templo católico. Fue don Ezequiel de Jesús Morales quien sintió la necesidad del pueblo de Santa Ana de levantar un templo y cimentar el pensamiento religioso como rector moral. Pasando a la acción don Matías Robles regala la tierra. Don Ramón Pérez diseño y dirigió la construcción que a partir del 19 de marzo de 1870 creció hasta terminarse el 1880. En 1884 llegan las primeras imágenes, y por encargo de don Ezequiel de Jesús Morales.

En 1913 don Jorge Volio tuvo a su cargo la Parroquia y la adornó con finos ornamentos de Suiza. El padre Manuel Zavaleta le sigue y agrego el presbiterio y el coro, adquirió la imagen de San Isidro Labrador, construyó la gruta a la Virgen de Lourdes. El cura Miguel Ángel Benavides continuó la labor reparando el templo agrietado por lo temblores de 1924. En 1950 el Presbítero Wilfredo Blanco, cambia el diseño de las torres y coloca otras que cambiaron el diseño original. En 1957 llegó a Santa Ana el Presbítero Padre Chanito muy apreciado en el pueblo. Importó de Italia unas puertas de cedro que por su talla agregaron arte religioso y realce. El edificio actual aún recuerda la vieja iglesia, los muros de piedra, los sillares, las columnas de cedro de una pieza y el techo de teja, Los feligreses aprecian la visita al templo tan bonito y el pueblo agradece a sus iniciadores y demás padres por la constancia en conservarlo y sembrar la fe católica, que produjo gente buena.

Correos de Costa rica 
25 Marzo 2008, Martes 10:am 
Este día Correos de Costa Rica en un evento en la Iglesia de Santa Ana presentó a toda la comunidad santaneña el sello conmemorativo de la Iglesia de Santa Ana Edición limitada. Este es un proyecto de Correos de Costa Rica donde incluyo a las mejores Iglesias de todo el territorio nacional evento llamado Las Iglesias de Costa Rica.
El templo fue construido entre 1870 y 1881 con el sistema constructivo propio de esa época, es decir, mediante sillares de piedra y mampostería. Estéticamente sigue la tipología neoclásica para edificaciones religiosas, por lo que cuenta con tres naves regulares, altar mayor y presbiterio, además de dos alas auxiliares al fondo. Posee una fachada sencilla, de tres puertas iguales y frontón triangular, rematado apenas con una cruz. Todo el conjunto está flanqueado por dos torres de campanario igualmente construidas de piedra que le brindan cierta esbeltez al edificio.
Resultado de imagen para parroquia de santa ana costa rica
Fotografía, Fotopaises.com
En 1943 la estructura fue intervenida por el arquitecto José María Barrantes y embellecida con todo tipo de decorados neobarrocos en estuco y molduras de concreto. Sin embargo, a fines de los años 70 la comunidad determinó devolverle al edificio su austera apariencia original, mediante la remoción de todo lo agregado en aquel momento. El resultado de esta intervención es notable, tanto exterior como interiormente. Además, el templo resalta por estar emplazado en el corazón mismo del centro histórico de la población.
Referencias:
  • ticoindex.com
  • Guía de Arquitectura y Paisaje C.R.

Iglesia de Esparza, Puntarenas

Imagen relacionada

 

La primera ermita de Esparza data de 1574, así como el Convento de San Lorenzo, cuyo primer cura fue fray Diego de Guillón; en 1576 fue erigida en Parroquia, dedicada a Nuestra Señora de la Candelaria; actualmente sufragánea de la Diócesis de Puntarenas, de la Provincia Eclesiástica de Costa Rica.

Hermosa vista del Templo Parroquial de la Ciudad Primada del Espíritu Santo de Esparza, Puntarenas, Costa Rica.

 

Resultado de imagen para iglesia de esparza, puntarenas, costa rica
Fotografía Sicultura

Fotografías de Maritza Cartín

 

La Ciudad del Espíritu Santo de Esparza fue fundada en el Valle de Coyoche, en el año 1574.

En el año 1676, tenía población de 100 habitantes, según documentos de la época.

En 1686, los piratas ingleses, al mando de Cook saquearon la ciudad, obligando a sus habitantes a retirarse hacia el interior del país. Años más tarde, fue nuevamente saqueada por el pirata Morgan y sus bucaneros.

En 1693, el entonces gobernador, don Manuel Bustamante y Rivero, reunió a los habitantes del Valle que se encontraban dispersos y les obligó a construir casas y formar una ciudad en el sitio que hoy ocupa Esparza.

En 1718, don Diego de La Haya Fernández, Gobernador de nuestro país, en documento para la historia, describió a la ciudad en los siguientes términos:

“Se compone de una iglesia de horcones, paredes de barro, cubierta con teja. Un Convento de San Francisco hecho del mismo material. Catorce casas de familias españolas y algunas gentes sencillas y pobres”.

La Historia y la leyenda se confunden en Esparza, uno de los pueblos de mayor edad en nuestro país. Es así como han ido surgiendo algunas leyendas como la de “La Campana de Oro”, que hace referencia a una campana robada por el pirata Morgan, o la leyenda de “La Quebrada del Cura”.

  

Referencias:

  • Información brindada por Roberto Pereira, Forcos
  • Fotografías de Internet.

La Catedral de Puntarenas

De Haakon S. Krohn – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=38414798

Resultado de imagen para historia de la catedral de puntarenas costa rica

Imagen relacionada

En 1840 se habilita el puerto de Puntarenas como comarca y las primeras eucaristías se desarrollaban en la bodega de una aduana siendo dada por el clérigo a cargo de Esparta.

No es sino hasta el año de 1845 que se da el Decreto de construcción del nuevo templo que sería dedicado a San Antonio de Padúa.

Es en el año de 1850, cuando el templo estaba casi concluido que se erigió la Parroquia de Puntarenas separándola de Esparta. Fueron los mismos feligreses, los que en el año 1889, solicitaron el cambio de patrono, por lo que canónicamente se nombra el Sagrado Corazón de Jesús.

La construcción del nuevo templo:

Una publicación del Diario de Costa Rica de 1943 narra los detalles de la edificación del actual templo. El escrito destaca que uno de los más interesados en la edificación de la iglesia fue el Padre Esteban Venegas, quien contrató los servicios de Luis Matamoros para que levantase los planos, que fueron pagados por contribución pública y uno de los mayores benefactores fue Luis Guzmán.

Respecto a este templo solo se conoce que era un galerón de madera, de techo sumamente bajo, sin ninguna prestancia para el culto a que se dedicaba y que fue devorado por un incendio en el año de 1901.

Para construir el actual templo, se trajeron bloques de piedra de una veta – de muy buena calidad- descubierta en Esparta llamada “Los Guapinoles”. Cuando ésta se agotó, fue sustituida por otra descubierta por Mauricio Molina en la jurisdicción de Barranca. “Esta piedra fue labrada por obreros especializados traídos desde Cartago, quienes enseñaron su industria a los puntarenenses. Entre uno y otro bloque se utilizó argamasa de cal y arena”, explica Montes de Oca.

Las columnas interiores fueron distribuidas  para que las que dieran por su cuenta en calidad de obsequio, entre las familias más adineradas. El ladrillo para el piso lo realizó y trajo Humberto Canessa.

La obra del nuevo templo se extendió por años, hecho que consta en los archivos de la Curia de esta diócesis.

 

Referencias:

  • Revista Pasos de Fé.
  • Fotografías varias de Internet.

 

 

Iglesia de San Antonio de Escazú

 

 

Resultado de imagen para fotografías de Casa Chaves, Escazú

Andrés Fernández R.

Distrito segundo del cantón de Escazú, San Antonio fue desde la época colonial un paraje de vocación agrícola habitado de manera dispersa, que satisfacía las necesidades espirituales de sus habitantes en la iglesia de San Miguel, en el centro cantonal.

A inicios del siglo XX los vecinos del lugar sintieron la necesidad de construir su propia ermita en el sitio más conveniente para todos ellos, por lo que contrataron los servicios del ingeniero costarricense Guillermo Jiménez Gargollo para que determinara, previo estudio y medición, el centro exacto del distrito. Seguir leyendo “Iglesia de San Antonio de Escazú”