Un viaje al pasado…

Imagen relacionada

 

Al mirar hacia nuestro pasado encuentro mis raíces, mi tierra, mi parentela… No tengo duda alguna que el pasado tiene que ver con quien yo soy en el presente. Ese pasado es lo que muy a menudo busco, quienes eran mis abuelos, que aroma tenía su casa, que huella dejaron en mi y que le dejaré a mi descendencia.

Es por eso que inicié este sitio… para buscar entre el baúl del tiempo las bellezas del pasado, la realidad del  presente y la esperanza del futuro.

Mi querido amigo, espero que juntos emprendamos este bello viaje al pasado y tú también puedas aportar tu historia…nos vemos en la carreta del tiempo, respirando olor a tierra mojada, tomando un jarro de café, sentados en la poltrona de madera y cuero que nos arrullará y sacará lo mejor de nosotros.

Nos vemos en la poesía, en la anécdota, en el cuento, en el relato…en la historia de Mi Costa Rica de Antaño!

Bienvenido!!

Maritza Cartín Estrada

Casona Hacienda el Jobo, Cañas Dulces, Liberia, Guanacaste, 1851-1900

No hay descripción de la foto disponible.

La Casona de la Hacienda El Jobo, con más de un siglo de antigüedad, constituye uno de los pocos ejemplos de la arquitectura de las viejas haciendas ganaderas de Guanacaste, las cuales jugaron un papel fundamental en el desarrollo socioeconómico de esa provincia.

De la Casona se tienen datos registrales a partir de 1877, cuando David, Alejandro y Pedro Hurtado Bustos, hacendados y vecinos de Rivas de Nicaragua, se presentan ante Federico Faerrón, Juez Civil y de Comercio en la provincia de Guanacaste, y piden título posesorio de la Hacienda El Jobo, exponiendo que la adquirieron por herencia de sus finados padres, Pedro Hurtado y Josefa Bustos.

Su valor arquitectónico vernáculo el cual incluye el bahareque, madera trabajada a mano, tejas de barro cocido y corrales de piedra merece ser conservado como testimonio de estas antiguas construcciones.

Resultado de imagen para Casona Hacienda el Jobo, guanacaste

La Casona de la Hacienda El Jobo fue escenario de una importante batalla el 26 de mayo de 1919, entre las fuerzas revolucionarias que se enfrentaron a la dictadura de los Tinoco, en la denominada revolución del Sapoá.

Referencias:

Municipalidad de Liberia

Costa Rica y su Historia (página de Facebook).

Casona Hacienda las Animas, Garita, La Cruz, Guanacaste, 1901-1950.

La “Casona de la Hacienda Las Ánimas”, posee evidente valor cultural sustentado en su representatividad del modelo de Casona de Hacienda Guanacasteca, que se desarrolló en el proceso de explotación ganadera vivido por Guanacaste, desde el arribo del europeo a la zona, y que integra la cultura Guanacasteca.

Arquitectónicamente, la Casona de la Hacienda Las Ánimas, conserva las características fundamentales que la identifican como Casona de Hacienda Guanacasteca, pues preserva su originalidad y la mayoría del tejido histórico, que evidencian su carácter vernáculo.

Declarada Patrimonio Arquitectónico el 23 de marzo del 2012.

Referencias:

Centro de Conservación Patrimonial Cultural.

Un Santo Milagroso

En poco tiempo había cundido por una parte de la provincia de Alajuela, la fama de una imagen milagrosa de San Jerónimo, de la que se contaban cosas extraordinarias, por no decir milagros. Los vecinos de San Pedro de la Calabaza (Nota 1: Hoy San Pedro de Poás, cabecera del cantón de Poás, provincia de Alajuela. Fin de la nota 1) y de La Sabanilla (Nota 2: Distrito del cantón de Alajuela. Hoy Sabanilla, sin artículo. Fin de la nota 2) se mostraban particularmente entusiastas, y la reputación del santo llegaba ya hasta la propia capital de la provincia, donde, para decir verdad, tropezaba con bastante escepticismo;
pero no se debe olvidar que los alajueleños (Nota 3: El autor usa el gentilicio alajueleño, pero el uso que ha prevalecido es el alajuelense para referirse a lo perteneciente o al natural de Alajuela. Fin de la nota 3) son incrédulos empedernidos. Tuvieran o no razón los conciudadanos de Juan Santamaría (Nota 4: El tambor alajuelense, héroe de la guerra de 1856 contra los filibusteros norteamericanos. Fin de la nota 4) en mostrar desconfianza respecto de San
Jerónimo, es lo cierto, que ya no había rosario, vela de angelito (Nota 5: Como en Colombia, angelito se llama al niño muerto, siempre que tenga muy poca edad. Fin de la nota 5) ni otra
fiesta alguna en que no hallara santo de imagen presente. Todos se disputaban la honra insigne de hospedarlo, aunque fuese más que algunas horas, y sus frecuentes viajes eran triunfales, en medio de lucido acompañamiento que no le escatimaba la música, ni los cohetes, ni las bombas.

Seguir leyendo Un Santo Milagroso

Casa Granja Dávila, Carrilo, Sardinal, Guanacaste, 1901-1950.

Ubicada en Nuevo Colón de Sardinal, Carrillo, Guanacaste.

La “Casa Granja Dávila” se ubicaen el distrito 3 Sardinal, del cantón 5 Carrillo, provincia de Guanacaste, posee una antigüedad significativa ya que fue construida en 1930 y presenta una arquitectura vernácula.

Seguir leyendo Casa Granja Dávila, Carrilo, Sardinal, Guanacaste, 1901-1950.

Templo Católico Sagrado Corazón de Jesús, Palmar, Osa, Puntarenas, 1901-1950.

Reseña Histórica
En 1936 la United Fruit Company decidió establecer en la zona del Palmar de los Indios una serie de plantaciones bananeras y con ello surgió Palmar Sur. Aquí la bananera estableció el mismo ordenamiento urbanístico que había implementado en Golfito y otras regiones del Sur del país, tanto para la construcción de las viviendas como para la ubicación de los servicios y las edificaciones más importantes. En 1952 la bananera decidió levantar en el sitio una iglesia católica destinada a suplir los servicios religiosos de los peones. Para ello importó pino rojo de Honduras y se implementó en la edificación, el diseño arquitectónico previsto en la tipología bananera. Por esta razón el inmueble es estilísticamente similar a los templos que la bananera construyó en Golfito y Coto 47. Posiblemente el diseño correspondió al Ing. Daniel Radán, de origen libanés, Jefe de Ingeniería y Construcción de la bananera, también es posible que Aniceto Rodríguez supervisara las obras de construcción. En sus inicios, la iglesia estuvo al cuidado de sacerdotes estadounidenses de la orden franciscana y los primeros fueron los curas Kiliano y Samuel Steward. Cuando se marcharon continuaron otros sacerdotes franciscanos, pero miembros del clero nacional. Con el cierre de la bananera a mediados de la década de 1980, también se dio el retiro de los franciscanos de Palmar Sur. El relevo en la administración del templo ocurrió en 1992 con la llegada de las hermanas Bethlemitas. Tel: 2786-6559 y 8328-3383.

Seguir leyendo Templo Católico Sagrado Corazón de Jesús, Palmar, Osa, Puntarenas, 1901-1950.

Comprando Ayotes!

Resultado de imagen para venta de Ayotes

<Cuánto me yeva por éste?
-Treintisinco y es botao.
Repare la clasia y béale
la cáscara y el tamaño
y el peso. Sobre una laja
que tenemos en el patio,
se crió como las craturas,
a sus anchas, bien chiniao.
Blasa le puso cariño dende que lo bido en cuajo,
y hasta la fecha di ayer
ha dormido cobijao:
cuando chiquiyo, con chuicas;
ya de adúltero, con sacos.
Hast’ayer, como le digo
que bin’un bandido chancho
di un besino, y al bijiar
qu’en Misa Mayor andábamos,
y qu’el perro que tenemos
estaba bien amarrao,
se dio gusto con los seles;
y si a tiempo no yegamos,
se atoya los desasones.
– <Y diay, nada reclamaron?
–Nada. P’alibio de males
el chanchiyo es del cuñao,
un hombre qu’es malo, bueno
y el mismo patas con guaro.
Blasa me dise: Mirá:
mejor quedate cayao
y pujá pa dentro; es pior
que formemos alegato.
Yo sé que sos di opinión,
por eso es que t’he cuartado.
<Pa qué lo bás a matar
o pa qué salir matao?
<Qu’el hirido o bós herido,
u entriambos a dos baldaos?
Pa que diga la gaseta:
“Ayer tarde en el Naranjo,
por custión di unos ayotes
que se comieron los chanchos,
ñor tal por cual y ñor otro
se dieron unos filasos,
Que la tierra les sea alebe!
Dios los haiga perdonao”!


Tenía una mat’e rosas
lo menos d’este tamaño;
pareci’un altar de Corpos;
pos el chanchísimo chancho
me le dió suelo.

–Caramba;
ya yo l’hubiera matao.

–Usté sí pero yo no.
Sabe por qué no le mato?
Poruqe pa yo qu’ese indino
tiene frutiya y mi aguardo;
ole como los dijuntos;
usa los ojos muy gachos;
tiene las pisuñas suabes
y muy duro el espinaso,
y le dan como tarantas.

–Estará mal arreglao?

–No, le biene de nasión;
al tata lu encanfinaron.

–Era también de su hermana?

–No, de Jasinto Camacho.
En jamás de los jamases
en casa ni an uno han criao,
porque Tata los desía:
tengan perros, tengan gatos,
tengan bacas, tengan güeyes,
tengan mulas y cabayos
y gayinas y poyitos
y chompipes y carracos,
pero Dios guarde me traigan
a la casa ningún chancho.
No quiero esos animales
pa nada, ni sancochaos;
y el día que me traigan uno,
por éstas que se los mato…

–Bueno, bolbiendo al ayote
en treintisincu es muy caro.

–Yébeselo por los treinta.

–Sól’una peseta cargo.

–Arréselo, que caray,
y aguárdese y se lo parto;
es q’entero no le cabe
ni a mentadas en el saco.

– <Yss! tiene las tripas negras
y está muy aguarapao.

–Ya lo bide, no lo yeve…

–Después de tanto cuidalo!…

–Maldita sean los demonios!
<Para chanchadas, los chanchos!

Aquileo J. Echeverría
Febrero de 1906

Casona Hacienda Bahía, Bahía Ballena, Osa, Puntarenas (1901-1950)

La Casona Hacienda Bahía se localiza en el distrito de Bahía Ballena, en el cantón de Osa, Puntarenas. Esta estructura fue edificada a inicios de la década de 1950 en concreto armado y madera.

Fue el hogar de don Fernando Cruz, propietario de la Compañía de Aviación A.V.E. quien adquirió la propiedad gracias a don José Quirós Pitis, su antiguo propietario. La hacienda fue empleada para la ganadería, el turismo y constituía un pequeño centro poblacional en el que vivieron alrededor de 12 familias.

El edificio fue declarado patrimonio histórico y arquitectónico el 18 de mayo de 1994.

Referencias:

Centro de Conservación Patrimonio Cultural.

Un viaje a lo más recóndido de nuestras raíces…