Pablo Presbere

Busto de Pablo Presbere.

Cada 4 de julio mientras la televisión por medio de series, películas y noticieros nos recuerda que los Estados Unidos de América celebra el Independence Day (Día de la Independencia), tanto los medios de comunicación masiva como el ciudadano en general pasa por alto o desconoce del todo el hecho de que en nuestro país cada 4 de julio se celebra el día de Pablo Presbere, quien en 1997 fuese declarado por la Asamblea Legislativa “Defensor de la libertad de los Pueblos Originarios”.

 

Resultado de imagen para pablo presbere

 

Fue el 4 de julio de 1710 en Cartago, cuando se ejecutaba la sentencia de muerte en contra de Pablo Presbere. La misma se había dado debido al levantamiento indígena en contra del maltrato y dominio de la Corona Española de la cual él era uno de los líderes. Desde la fundación de Santiago de Talamanca por parte de Diego de Sojo (1605) la población indígena fue tratada con brutalidad y excesos (azotes, cortes de orejas y destrucción de sus creencias religiosas) por parte de la población española, tanto militares como misioneros religiosos, lo cual produjo el levantamiento. El indígena era tratado como mano de obra gratuita y se le obligaba a pagar tributos, así como a proporcionar alimentos y servicios.

En septiembre de 1709, Presbere y otros líderes indígenas se sublevaron como respuesta a los malos tratos y a la política de desarraigo dictada por la Corona Española. Habían logrado interceptar una carta en la que se daba la orden de sacar a la población indígena de sus tierras y trasladarlos a Boruca, Chirripó y Teotique (Tayutic en Turrialba). Gracias a refuerzos (soldados, armas y pólvora) enviados desde Guatemala, el gobernador Lorenzo Antonio de Granda y Balbín consiguió aplastar la insurrección. Durante el juicio, Presbere se negó a delatar a los otros líderes de la rebelión a pesar de la tortura y el 1 de julio de 1710 se le sentenció a morir arcabuceado y decapitado.

Figueroa

 

Si bien existe la declaración oficial por parte del Estado Costarricense, muchos han expresado su disconformidad con la misma. Incluso ha habido quienes han alegado el hecho de que era un asesino, debido a la muerte de varios españoles durante el enfrentamiento, obviando las razones que provocaron el levantamiento, actos que hoy en día se condenan como crímenes contra la humanidad.

 “La historia la escriben los ganadores” ¡cuánta razón tiene esta frase! Una muestra es la invisibilización que tuvo la figura de Presbere y el movimiento indígena en Costa Rica hasta mediados de la década de los 1990. Incluso hoy siguen existiendo serios problemas en sus territorios.

En una época en que la globalización ha tomado todos los aspectos de la vida moderna, es vital revalorizar la historia de nuestro país y sus personajes. Pero no sólo la historia oficial de los “ganadores”, sino también de los sin voz, de los otros, de los que fueron obligados a trasladarse a la montaña para poder ser libres y seguir siendo ellos, pero que fueron olvidados y apartados del discurso oficial. Aún hoy, bribris y cabécares, descendientes de aquellos bravos guerreros, continúan luchando por tierra, igualdad y dignidad. Al igual que lo hacen térrabas, guaymíes y borucas.

 

Referencias:

  • Museo Nacional de C.R.
  • Imágen: Álbum de Figueroa, siglo XIX, Archivo Nacional de Costa Rica.

Plaza González Víquez

En unos terrenos vendidos por el señor Santiago Güell, se construyó una plaza a la que se le dio el nombre de Colección. En sus primeros años estuvo dividida diagonalmente por el camino Real a Desamparados. Posteriormente por el trazo de la vía ferroviaria que funciona como enlace de las terminales del Ferrocarril al Pacífico y al Atlántico, quedó fraccionada la plaza en la sección Norte, de Oeste a Noreste. Esta misma división se mantiene hasta en la actualidad por el paso de dicha línea férrea.

Durante la primera administración de Cleto González Víquez (de 1906 a 1910), su Gobierno compró y donó este terreno para la práctica del deporte, así que se le empezó a denominar con su nombre antes de que fuera oficial. González Víquez fue uno de los políticos que más apoyó el desarrollo del fútbol y el deporte en general en Costa Rica, sobre todo en su primer mandato. Sin embargo, la plaza se inauguró oficialmente hasta el 18 de diciembre de 1925, asignándosele el nombre ya conocido. La plaza tiene un monumento de piedra a su memoria, erigido en 1966.

 | EYLEEN VARGAS FOTÓGRAFA DE LN /LA NACIÓN
EYLEEN VARGAS FOTÓGRAFA DE LN /LA NACIÓN

En esta plaza se jugó principalmente béisbol y fútbol. El juego inaugural lo disputaron las primeras divisiones del CS La Libertad y el CS Herediano, con triunfo liberto 2-1. Esa vez, el saque de honor en el centro del campo lo hizo el propio Cleto González Víquez, quien ya no era presidente para ese entonces.2

En décadas posteriores, la Plaza fue escenario de juegos de fútbol y béisbol, turnos, y sobre todo, de las fiestas cívicas de fin y principio de año, con corridas de toros y juegos mecánicos, hasta que éstas fueron trasladadas definitivamente en la década de los 70s al distrito de Zapote, en una zona que ofrecía un campo ferial más amplio y apropiado. Paralelo a ello, se construyeron otras obras públicas que se encuentran en la actualidad, como la piscina olímpica y el gimnasio.

Resultado de imagen para historia de la plaza gonzalez viquez
Corridas de toros en Plaza González Víquez 

Sin lugar a dudas, y debido a sus grandes dimensiones, la plaza González Víquez es uno de los puntos de referencia más utilizados en los barrios josefinos aledaños como Vasconia, La Cruz y San Cayetano, al igual que barrios un poco más distantes como Luján y —en general— en todo el sur de la ciudad.

La plaza González Víquez actual ha evolucionado a un parque recreativo con mejores instalaciones y zonas verdes para el recreo de los niños y los adultos, gracias a la mencionada cancha de fútbol, piscina, cancha de fútbol cinco y playgrounds. Además, la re-activación del servicio del tren metropolitano le ha dado un mayor empuje por ser una de las estaciones más importantes del sector Sur de la capital, recobrando de esta forma una gran parte de su identidad.

Referencias:

  • Fotografías: Periódico La Nación e Internet.
  • Municipalidad de San José.

 

La Laguna del Morazán (I)

Captura de pantalla 2013-06-14 a la(s) 10.49.00
La Laguna del Morazán, 1865 (Fotografía CRhoy.com)

Está laguna estuvo antes de que se edificara allí el Parque Morazán. Estaba ubicada al Noreste del Parque. Cuentan que esa laguna era una ciénaga que se formaba por las aguas fluviales, donde desembocan varias acequias, una de las cuales era la llamada Las Arias. Además de aquí  se obtenía el  barro para la edificación de las casas de adobe que se construían en San José.  Al irse formando caseríos alrededor de esta laguna se derivo el “Barrio de la Laguna”.

Para 1877 el Gobierno compró toda esta zona con el deseo de transformar toda esta parte de la ciudad y de esta manera secaron la laguna.

Resultado de imagen para parque morazán costa rica

Referencias:

  • Gerardo A. Vargas, Carlos Ml. Zamora, El Patrimonio Histórico-Arquitectónico y el Desarrollo Urbano del Distrito Carmen de la Ciudad de San José.

Casa de Mario Echandí se deteriora cada día, Puntarenas

Resultado de imagen para Casa de Mario Echandi, Puntarenas
La Nación

Su ubicación, que en sus mejores tiempos la hizo lucir imponente, sobre pilotes por encima del agua del estero, pareciera hoy una ironía. La histórica casa de veraneo del expresidente Mario Echandi, en Puntarenas, está a punto de “hundirse” en el abandono.
Si bien no se trata de un inmueble con declaratoria patrimonial, esta estructura es un ícono del paisaje urbano para los lugareños y una joya arquitectónica que en el 2005 recibió un reconocimiento del Centro de Patrimonio por su buen estado de conservación.
La edificación, aparentemente construida en la década 1930 –según el libro Ciudad de Puntarenas, publicado por el Ministerio de Cultura– se encuentra hoy en estado de deterioro. 

El inmueble presenta severos daños en las bases, producto del agua de mar y de los sedimentos, así como en toda su estructura; por ejemplo, la pintura luce estropeada y los vidrios, quebrados.A lo anterior se suma que el terreno donde se ubica está enlodado y lleno de basura.

La casa, que supuestamente es propiedad de varios sobrinos del exmandatario Echandi, se encuentra cercada por portones y candados, comentó Ligia Delgadillo, vecina de Puntarenas.

 Silvia Artavia, La Nación, Noviembre, 2017

La Carreta típica y el boyeo…tradición tica.

¿Cómo se hizo presente en nuestra sociedad esta manifestación patrimonial del Boyeo y la Carreta?

Durante la época colonial la situación de aislamiento crónico respecto al poder central, representado por la capitanía guatemalteca, la escasez de metales preciosos como el oro y la plata, las vías de comunicación en mal estado por las inclemencias del tiempo; impusieron duras condiciones a las actividades económicas propias de la población del valle intermontano central costarricense.

La carreta llegó a Costa Rica desde el siglo XVI bajo la forma de cureña, que era nada más hecha de troncos, palos y cañas, usada para el traslado de madera originalmente.

El espacio físico del valle Central era un medio adverso para medios de transporte pesados debido a la presencia de montañas, hondonadas,  lluvias torrenciales y ríos de amplio caudal propios del trópico, que anegaban constantemente los suelos.

La actividad ganadera, estuvo destinada principalmente a la cría de mulas y en muy pequeña escala a la de bueyes para ser utilizados en las labores agrícolas como animal de tiro. Sin embargo, las yuntas de bueyes unidas por el yugo fueron un apoyo fundamental para el agricultor, al momento de poner en movimiento las pesadas rejas y arados para surcar sus campos de labranza, y para hacer girar las muelas del trapiche con que se muele la caña de azúcar para extraer su jugo. Asimismo, y a pesar de que los caminos no eran propicios para el uso generalizado de carretas haladas por bueyes, es un hecho que tanto unas y otros se hicieron presentes durante el período colonial costarricense, donde cumplieron relevantes funciones productivas. En este sentido, el uso de la carreta estuvo restringido a pequeños círculos donde las vías de comunicación lo hicieron posible. (Carrillo, Castro y Murillo, 2009: 17).

Durante la segunda mitad del siglo XVIII, el polo de crecimiento económico de Costa Rica se desplaza del este hacia el oeste, o sea, de Cartago y sus alrededores, hacia San José, Heredia y Alajuela, debido al aumento de la producción tabacalera. Esto sin dudas incide en la ampliación de las unidades de producción agrícola y también en los principales núcleos de población.

Resultado de imagen para carreta con cafe

El transporte en carreta se hace indispensable en este tipo de poblamiento del valle Central. El carácter disperso de los poblados necesita de un medio de locomoción efectiva, para trasladar las cosechas de granos, la caña de azúcar y la madera de los trapiches y de vuelta llevar desde tapas de dulce y el bagazo como alimentación del ganado.

Durante el siglo XIX el crecimiento económico del valle central vino en aumento debido a los cambios introducidos en el medio agropecuario mediante la incorporación del café. El café fue el motor del crecimiento económico. Pese a las diferencias sociales que promovió el café, se puede afirmar que hubo una unificación del aparato productivo y la comunidad costarricense superó las diferencias regionales y asoció los intereses de los agroexportadores con los de los productores directos, artesanos y jornaleros que vieron aumentar sus ingresos y la calidad de vida, cuando lograron adaptarse bien a las nuevas condiciones económicas.

Igualmente las carretas se convirtieron en el símbolo del traslado del “grano de oro” hacia los puertos de embarque del producto para ser llevado a Europa. Diariamente como lo testimonian algunos viajeros europeos de la época, los caminos se veían surcados por desfiles de centenares de carretas que llevaban el cotizado grano.

Resultado de imagen para carreta con cafe

La carreta se convirtió en medio de subsistencia para las familias campesinas, dado que permitieron ingresos extras que permitían la manutención de los miembros del hogar. Para el campesinado el adquirir carretas, animales y aperos sirvió como forma de acumular bienes, que bien podían usarse como venta en caso de urgencia o como prenda para establecer alguna hipoteca. Incluso se habían convertido en bienes heredables de padres a hijos, por lo cual brindaban una relativa estabilidad.

Imagen relacionada
El buey

Como todo medio de transporte hecho por los seres humanos la carreta comenzó a tener modificaciones a lo largo del tiempo. En el valle Central la carreta comenzó a experimentar cambios para modificar sus partes con la idea de poder llevar la carga de leña, el café, “grano de oro”. A partir de comienzos del siglo XX, empieza a decorarse al verse desplazada por otros medios de transporte. De esta forma comienzan a surgir diferentes formas de llevar a cabo la decoración del exterior de la carreta de acuerdo a la zona geográfica particular, entre las que se pueden enumerar Cartago, Desamparados, Higuito de Desamparados, Aserrí, Escazú, Puriscal, San Ramón, Sarchí, entre otras.

Resultado de imagen para carreta con cafe

La tradición de pintar y engalanar las carretas comenzó a principios del siglo XX.  Originalmente, cada región de Costa Rica tenía su propio diseño, lo que permitía identificar el origen del boyero por los motivos pintados en las ruedas.  A principios del siglo XX, flores, rostros y paisajes en miniatura empezaron aparecer al lado de los motivos que representaban estrellas puntiagudas.  Se organizaron concursos anuales para premiar a los artistas más creativos, costumbre que aún perdura hoy día. (La tradición del Boyeo y la Carreta en Costa Rica (2014). En: http://www.patrimonio.go.cr/patrimonio/inmaterial/Declaratorias_Mundiales/Tradicion_del_boyeo.aspx).

El boyero, la carreta y los bueyes

La exclusividad de esta declaratoria como Obra Maestra del Patrimonio Intangible de la Humanidad está ligada a la relación entre boyero, carreta y bueyes y así es como prevalecen en el imaginario social costarricense.

Los campesinos costarricenses, al mando de su carreta y junto a sus fieles bueyes, han ejercido el oficio del boyeo por generaciones. Un oficio aprendido desde la infancia, junto a su familia. Son los hombres, principalmente, quienes heredan la tradición del boyeo, sin embargo, las mujeres siempre han participado de la tradición y en los últimos años han asumido un liderazgo importante.

Resultado de imagen para el boyero
El boyero

Carreta con rueda macizas sujetadas con trabas de madera. Nótese la sierra manual que lleva amarrada al costado. Santa Cruz, Guanacaste, en: Dobles, Murillo y Chang, 2008: 133. Participó el 25 de julio, Día de la Anexión. Santa Cruz de Guanacaste.

Partes de la carreta

El yugo:

Resultado de imagen para el yugo de la carreta tipica costarricense

El yugo se compone de distintos elementos, los cuales se denominan de modo diferente según la zona de donde provenga y de las tradiciones familiares de los usuarios o fabricantes.

Una de sus partes más importantes son las muescas o parte central superior del yugo, las cuales están destinadas a facilitar el engarce de las amarras de la carreta o arado, dichas muescas pueden tener forma de M, llamada mariposa o por otro lado imitar la forma de pezuña del ganado.

Otra de sus partes es la valona la cual se utiliza de forma recortada para cubrir el pescuezo o nuca de los bueyes y la “camella”, “cadena” o “palote” que corresponde a las salientes a los extremos del yugo.

Los Aperos:

Se llama “aperos”* a los implementos de trabajo manejados por el boyero en sus distintas labores o actividades.

Los aperos del buey están constituidos por: A- Las frenteras, utilizadas con el propósito de “defender al buey de las fajas”, es decir, para que las fajas usadas para sujetar el yugo a sus cachos. B- las punteras o botones que se les colocan a los animales en los cachos, como adorno, y, C-  Las  fajas o correas para amarar el yugo a la testuz de los  bueyes.

Resultado de imagen para los aperos de la carreta tipica costarricense

Resultado de imagen para los aperos de la carreta tipica costarricense

Las partes de la carreta

Resultado de imagen para partes de la carreta tipica de costa rica

La carreta se compone de las siguientes partes: bastidores (piezas de madera ensambladas), parales ( son ocho piezas o soportes distribuidos cuatro por cada lado); matabuey ( pieza que se extienden de manera longitudinal y sostiene la armadura de la base); tablero ( tablas de grosor grueso a los costados cerrando el cajón); compuerta   (dos tablas corredizas ubicadas en la parte tanto delantera como trasera, dichas compuertas a su vez van decoradas con dibujos debidamente pintados ); timón (pieza que articula longitudinalmente el conjunto y le da soporte); sobrecajón ( pieza opcional sobre el cajón que sirve para aumentar la capacidad de carga); rueda (soporte de rodaje de dicho transporte); bocina (tubo cónico ajustado al eje); aro (pieza de hierro, madera en forma de circunferencia). (Carrillo, Rodrigo; Castro, Willian; Murillo, Tobías., 2009: 52)

La rueda también va experimentar cambios. En un principio estaba compuesta de radios (varillas que unían el eje con el aro de la rueda) o en una sola pieza. Luego se implementó la rueda de tres partes de madera. Posteriormente, este diseño se mejoró a uno realizado con dieciséis cuñas, ajustadas por un aro de hierro para evitar que la rueda sufriera de atascos en el fango.

Resultado de imagen para partes de la carreta tipica de costa rica

El llamado “cantar de la carreta” es un sonido emitido por su bocina y su eje. Este armonioso sonido especial en cada carreta, distinguía al dueño y alertaba a los conocidos a su llegada. Era igual de importante que el decorado, a la hora de escoger una carreta. Esto ha inspirado a escritores y poetas, a lo largo del tiempo. (Montero, Eduardo. 2010. El boyeo: tradición y cultura costarricense. En: http://eduardomontero1979.blogspot.com/2010/08/la-tradicion-del-boyeo-y-la-carreta-en.html).

El imaginario social como producto del patrimonio intangible

Definitivamente la actividad del boyeo y la carreta costarricenses han logrado tener un lugar interesante en el medio nacional, dado que esta tradición se mezcla no sólo a los cantones del país en los cuales más se logra apreciar su presencia. Dicha tradición se asocia con las actividades religiosas, es decir con las festividades del Santo Patrón de algunas comunidades, en las cuales tiene lugar la infaltable presencia de los boyeros y sus carretas

El boyeo es un proceso que consta de diferentes etapas que se relacionan unas con las otras o se realizan simultáneamente, además implica un conjunto de saberes, que suponen entre otros: la percepción e intuición para seleccionar el animal que reúne los requisitos para ser el mejor buey; la capada, es decir, el rito de castración por el cual adquiere su condición de buey; el amansamiento del animal; los cuidados para mantener o mejorar el estado de salud y de ánimo del animal y finalmente, el saber guiarlo, es decir poder aprovechar la potencia del animal en su medio de trabajo sin lastimarlo.

Todos estos conocimientos constituyen manifestaciones de saberes, artes, pensamientos y emociones que se han venido tejiendo a lo largo de generaciones.

Reconocimiento mundial:

El Boyeo y la Carreta expresan todo un cúmulo de conocimientos y habilidades intangibles que hasta el día de hoy permanecen arraigados en parte de la memoria de nuestra población y permiten conformar un sitial significativo de la identidad nacional. De ahí que un 25 de noviembre del 2005, desde París recibimos la buena nueva de que el Boyeo y la Carreta costarricenses fueran declaradas como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, luego de todo un intenso periodo de estudio para solicitar la declaratoria ante la UNESCO, máximo órgano de la educación, la ciencia y la cultura del planeta.

Este premio no fue dado sólo a la carreta como objeto material; sino también al boyeo.  Comúnmente se tiende a ver la carreta y a no tomar en cuenta el resto del conjunto, en el cual destaca la parte humana. La acción de boyear se asocia con una cantidad significativa de conocimientos, llevada a cabo principalmente por el campesino.

Referencias:

  • PROPUESTA DE UNIDAD DIDÁCTICA. El Boyeo y la Carreta como patrimonio intangible de la humanidad según la declaratoria de la UNESCO.  Elaborado por: Jorge Cartín Obando, Asesor Nacional de Estudios Sociales Depto. Primer y Segundo Ciclos

Historia de los Transportes en Costa Rica

Inicio de los medios de transporte:
Con la llegada de la colonia española a Costa Rica, esta nación se enfrento a una serie de cambios impuestos por los conquistadores, en esas épocas los españoles se transportaban con mulas, dicha herencia quedó en la identidad del costarricense a partir de esa época y hasta la actualidad.
Resultado de imagen para la mula como medio de transporte en costa rica
Imagen relacionada
Foto Panoramio
Utilización de la carreta a mediados del siglo XIX
En 1843 cuando Costa Rica se fortalece a base del café como su principal actividad económica, la necesidad de la carreta surgió por la gran demanda del transporte de este monocultivo, la cual en dicho año esta nación inicio su historia en el mercado internacional, y la carreta fue fundamental para esta actividad económica.
Resultado de imagen para la mula como medio de transporte en costa rica
Resultado de imagen para fotos de carros antiguos de  costa rica
Inauguración de la primer vía de ferrocarril
En 1890 se dio la inauguración del ferrocarril al atlántico luego de 30 años de construcción. Pero fue hasta 1910 que que se comunicaron las dos costas por medio del ferrocarril.
Resultado de imagen para ferrocarril al Atlántico, costa rica
Tren Vía – 1899
Los josefinos que circularon por San José entre 1899 y 1950 no sufrieron la tortura diaria de las presas y contaban con un medio de transporte rápido, seguro, eficiente y respetuoso del ambiente para desplazarse en una ciudad que abría sus ojos al desarrollo. Contaba con una extensión de 17890 m de alcance en la capital.
Resultado de imagen para tranvia san jose costa rica
Primer Vehículo en Costa Rica
La llegada del primer vehículo se llevo a cabo a los inicios de los años 1900, la cual vino a revolucionar los medios de transporte de la clase alta en la capital.
Imagen relacionada
Importación de Combustibles 
Se inició con la importación de la gasolina cuando se importa el primer automóvil, Costa Rica importaba 55 652 Kg., correspondientes a gasolina (la gasolina era importada y transportada en recipientes metálicos, de ahí la posibilidad de establecer el peso en kilogramos) los cuales tenían un equivalente en colones de ¢ 6944.
Producción de Asfalto 
En 1907 se da la llegada del asfalto a Costa Rica, pero fue en 1927 donde se da el despegue de las importaciones de este producto, debido en parte a la puesta en marcha de proyectos para construcción de calles y caminos asfaltados, por parte de los gobiernos costarricenses.
Evolución de los medios de transporte 
Posteriormente de grandes conquistas para Costa Rica en el tema de transportes, luego del 1930 estos sistemas se mejoran, llegan nuevas unidades de vehículos, maquinaria, camiones y buses para incrementar el transporte publico mas allá de San José. Así como también el aumento de la cobertura vial en todo el territorio nacional, ya en 1960 existía sistema de bus hasta la zona de Tilarán por ejemplo.
Resultado de imagen para fotos de carros antiguos de  costa rica
Uno  de  los primeros  autobuses  entre la ciudad de  Alajuela  y San José, Costa Rica
Referencias: 
  • Historia de los Transportes de Costa Rica
    Estudiantes: Sebastián Barquero y Daniel Granados
  • Ilustraciones de Internet.