Archivo de la etiqueta: Barrio Otoya

Antiguas Casas, Barrio Otoya, hoy demolidas!

Esta hermosa casa en el Barrio Otoya fue donde vivió el Presidente Calderón Guardia hoy día se convirtió en un Parqueo.

En la fotografía de la izquierda vemos al Sr. Calderón Guardia saludando a sus simpatizantes.

Ambas casas en Barrio Otoya…hoy parqueos.

De las tres casas una a la par de otra la única que aún queda en pie es la siguiente:

Fotografias actuales de Maritza Cartín Estrada.

Casa Centenaria, hoy Café Mundo, Barrio Otoya.

Fotografía de Maritza Cartín E.
Fotografía de Maritza Cartín E.

Un siglo. La casa que aloja a Café Mundo fue comprada por Diego Meléndez a Margarita Ortiz de Macaya. El abuelo de ella la construyó en 1910 luego de que perdiera su casa en el terremoto de Cartago en abril de ese año.

Resultado de imagen para cafe mundo, otoya, san jose
Fotografía Café Mundo, Página Facebook.
Resultado de imagen para cafe mundo, otoya, san jose
Fotografía de Trip Advisor.

Referencias:

Diego Meléndez Dobles. Actual dueño de la casa.

Alejandro Fernández Sanabria, El Financiero. Entrevista.

Fotos: Ver referencias en las fotografías.

Barrio Otoya

De origen peruano, Francisco Otoya Seminario llegó a Costa Rica en la década de 1870. Luego de adquirir una finca lindante con el río Torres, al noroeste de San José, decidió establecerse en la ciudad, en lo que por eso empezó a ser conocido como “el potrero de los Otoya”, sitio al que se entraba por la llamada callejuela de Puerto Escondido. Fallecido Otoya, en 1899, fue su hija Amalia quien junto a un par de empresarios vio las posibilidades de urbanización que se abrían para ese terreno, dada la reciente experiencia del emigrante francés Amon Fasileau-Duplantier.

Por eso, ubicado en el distrito Carmen de San José, el barrio Otoya es en gran medida una continuación hacia el este del barrio que Amón desarrollara en la zona, a partir de 1892. Así, desde 1907, se dio continuidad a las avenidas 7 y 9, así como a las calles 9, 11 y 13, confinadas todas por la ribera del río Torres; creando un sereno rincón josefino que, desde el principio, se distinguió por recibir en sus predios a familias provenientes de la burguesía comercial y a algunos adinerados de viejo cuño, pero todos singularizándose allí por la alta calidad de la arquitectura de sus señoriales viviendas. La ladera del río –que se convertiría en el Parque Zoológico Simón Bolívar– le brinda a las calles de este barrio una acogedora sinuosidad que no poseen otros ensanches urbanos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.