Edificio de Correos y Telégrafos de C.R.

edificio-de-los-correos2
Edificio de dos plantas.Restaurado y ubicado en Calle 2, Ave. 1 y 3. Año de construcción: 1914-1917

 

El Edificio de Correos y Telégrafos de Costa Rica es uno de los edificios históricos más emblemáticos de la ciudad de San José, así como la sede principal de la empresa Correos de Costa Rica y la casa del Museo Postal, Telegráfico y Filatélico.

Historia

La obra fue iniciada en 1914, al final de la Belle Époque, bajo la gestión del Presidente Alfredo González Flores.  La empresa encargada de los trabajos fue The English Construcción Co. Ltd.

Acabado en octubre 1917, el edificio estuvo concebido por el arquitecto de origen catalán Luis Llach en un estilo neo-renacentista afrancesado.

 

edificio-de-correos-y-club-union

El edificio se reconoce por el color verde de su fachada, así como por las pilastras corintias adosadas en el muro.  El arco central está adornado por querubines que custodian el escudo nacional de Costa Rica de cinco estrellas, en tanto  Mercurio está representado también lateralmente. Una estatua del Presidente Juan Rafael Mora Porras se yergue al frente del lugar.

El 14 de octubre 1980, el edificio pasó a ser parte del Patrimonio histórico de Costa Rica.

Museo Postal, Telegráfico y Filatélico

El Museo Postal, Telegráfico y Filatélico de Costa Rica se encuentra en el segundo piso del edificio. Desde 1985 encierra una amplia colección filatélica, así como la historia del correo en Costa Rica. El museo organiza un intercambio filatélico mensual.

edificio-de-correos-actual-2016

Información Wikipedia

Antigua Fabrica de Licores, FANAL…hoy Centro Nal. de la Cultura (CENAC)

 

Antigua Fábrica de Licores.jpg

antigua-fabrica-nal-de-licores-1913
Carretas y carretones de C.R. dentro de la Fábrica Nal. de Licores
Centro Nal. de la Cultura (Fanal)2.JPG
Entrada principal a la fecha.
Historia del edificio

158 años de historia. La construcción del edificio que alberga al Centro Nacional de la Cultura (CENAC), se inició en 1853, por mandato del entonces Presidente de la República Juan Rafael Mora Porras, lo que lo convierte en uno de los más antiguos de San José. El objetivo era contar con un lugar para la destilación legal de licores, para cumplir con centralización y nacionalización del destilado de licores en el país.

Cuando se inauguró, en 1856 el área total de la Fábrica de Licores fue de 14000 m2, de los cuales 11000 se dedicaron a edificaciones y 2900 para caminos y jardines.

La Fábrica funcionó en el edificio hasta 1981, año en el cual se habilitó un nuevo espacio en Grecia, provincia de Alajuela.

Durante la administración Calderón Fournier, sugirió la idea de crear un espacio para las disciplinas artísticas; por lo que en 1994 se fundó el Centro Nacional de la Cultura (CENAC). A partir de ese momento, se generaron espacios como el Teatro 1887, Teatro de la Danza y el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, entre otros. La edificación también alberga las oficinas del Ministerio de Cultura y Juventud. (Información del SINABI)

costado del Fanal.png
Calle Las Damas, costado del FANAL

Iglesia de San Francisco de Guadalupe

iglesia-de-san-francisco-de-guadalupe
Iglesia San Francisco de Guadalupe (Fotografía de 1950)

Ubicada en el segundo distrito del cantón de Goicoechea, San Francisco, luce un pequeño y singular templo católico construido en la segunda mitad del siglo XIX.

El templo se destaca por ser una obra eclesiástica de técnica y estilo singulares sin comparación en el país.

Si bien se puede precisar su antigüedad (4 de Octubre de 1884, fecha del primer oficio religioso, según reza en el altar), no es posible confirmar la autoría del diseño ni la construcción.


El mayor atributo del templo reside en la técnica de mampostería expuesta.


El carácter románico del exterior se puede reconocer gracias a la mampostería de sus gruesos muros, los cuales, conjuntamente con los contrafuertes y arcos de medio punto, le dan unidad a la expresión.


Destaca su austero estilo evocando al románico, en algunos rasgos lombardo, y en otros asturiano.


Es de planta rectangular, con dos ejes de esbeltas columnas.


La nave central está ligeramente acentuada por medio de un cielo falso abovedado, mientras que las naves laterales, de menor altura, se cierran con un sencillo cielo raso horizontal, confeccionado con tablilla “machimbrada”.


En su interior predomina la sencillez, tanto en la textura, el color y la forma, como en la ausencia casi total de ornamentación.


El frontispicio está configurado por un pórtico de baja altura, a modo de torreón, coronado por una faja de merlones.


En un segundo plano, un paño rectangular soporta un frontón truncado, el cual, a su vez, sustenta y luce orgulloso una prominente espadaña a tres vanos, que en los extremos hacen repicar dos campanas.


En la cima, el cielo sirve de fondo al símbolo del cristianismo.


Constantes sismos, además del paso de los años y de algunas desacertadas intervenciones, hicieron necesario un sistemático proceso de restauración que la Dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura, conjuntamente con la Dirección de Urbanismo, emprendieron en 1980.


Fue declarado Patrimonio Histórico Arquitectónico mediante el decreto N°27495-C del 4 de Noviembre de 1998.


Información tomada del Yerbario

igleisa-de-san-francisco2

Escuela Centeno Guell

escuela-centeno-guell1

escuela-centeno-guell-guadalupeescuela-fernando-centeno-guell

Centro Nacional de Educación Especial Fernando Centeno Guell. Por iniciativa del señor Fernando Centeno Guell, el gobierno del Presidente Rafael Ángel Calderón Guardia emitió el 23 de julio de 1940, el decretó ejecutivo que creo la Escuela de enseñanza Especial para atender a los niños que sufrían retardo mental y trastornos en el lenguaje.

Es un centro de enseñanza  público, subvencionada por el Gobierno de Costa Rica, el cual cuenta con tres departamentos para la atención de las personas con discapacidad, a saber: el Departamento de Audición y Lenguaje el cual atiende a personas sordas y a estudiantes con sordoceguera y/o retos múltiples conjuntamente, el Departamento de Retraso Mental, que a su vez atiende a población con retraso mental y estudiantes con sordoceguera y el Departamento de Deficientes Visuales que atiende a estudiantes con baja visión, ciegos y sordociegos con retos múltiples

La primera casa que se abre es la que vemos en las fotografías, es una casa de madera, estilo victoriano, ubicada en la calle principal de Guadalupe. Actualmente está  casa se encuentra desocupada y en mal estado. La Escuela se ha construido poco a poco alrededor de esta.

El Laguito, Guadalupe

el-laguito

Ubicado cuatrocientos metros al sur de la esquina suroeste de la Iglesia de Guadalupe, se encontraba, a orillas de la finca de los Campos, río abajo y rodeada de exuberante vegetación, una de las pozas del Río Torres, la que llamaban “La Presa”, denominada así por lo grande que era, y debido a una presa que había construido don Abel Vargas, para su negocio de curtiembre. Para llegar hasta ella, había que atravesar varias fincas, porque en aquel momento no existía calle que le llegara al sitio, y ésta era frecuentada mayoritariamente por hombres.

Sin embargo, las mujeres también tenían su poza, ésta se encontraba río arriba, pasaba por la finca de los Zeledón, e igual que la de “La Presa”, para llegar a ésta, no había calle y había que atravesar fincas hasta llegar a la finca de los Zeledón.

Como desde tiempos remotos, las pozas del Río Torres, fueron sitio de atracción para los guadalupanos y vecinos de otras localidades, a don Moisés Cerdas Morales, se le ocurrió la idea de hacer “El Laguito”, para lo que, en 1940, entró en sociedad con don Nen Jiménez, Fabián Burgos y José Campos Montero. Así dieron inicio a la obra y a punta de pico y pala, ampliaron la poza de “La Presa” unos veinticinco metros, en la finca de los Campos, pero en el primer invierno, la corriente se llevó la presa. Ante ello, don Moisés Cerdas, diseñó y levantó una represa de cemento, dotada de compuertas de hierro (actual paso entre Barrio El Jardín y Betania y límite natural entre Guadalupe y Montes de Oca).

El área del sitio se extendía alrededor de unos trescientos metros cuadrados y unos setenta centímetros de profundidad.

Al principio, compraron diez botes, luego los duplicaron. Todas de color rojo.
Sin embargo, tal era la cantidad de gente que visitaba el sitio los fines de semana, que los botes no daban a basto.
Cobraban a ₡1.50 la hora, anotaban la placa del bote y se daban los remos, y para quienes no sabían remar, un grupo de jóvenes prestaban el servicio.

En verano, especialmente en noches de luna llena, el sitio era muy frecuentado. Cuentan, que como en la provincia de San José, y aledañas, como Heredia, Alajuela y Cartago, no existía un lugar de diversión de ésta índole, “El Laguito” resultaba una novedad, y por ello, todos los días de la semana era visitado por miles de personas que, sin gastar mucho, disfrutan a gusto, paseando en las lanchitas, bañándose o bailando. Algunas familias que viajaban de lejos al sitio, llevaban su comida y almorzaban en los potreros adyacentes al río.

Empero, el lugar que era tan atractivo, duró pocos años, pues se clausuró debido a una crecida del río, que destruyó las compuertas, y parte de las lanchas.

Hoy día, debido a la expansión demográfica, se sepultó el famoso lugar, y “El Laguito”, terminó entubado y bajo un puente.

Información tomada Costa Rica y su historia.