Plaza Juan Rafael Mora Porras

Plaza Juan Rafael Mora, foto de Alejandro A. Taborda
Fotografía de Maritza Cartín

 

Paralelo a calle 2, entre las avenidas 1 y 3, un rectángulo de 25 x 85 m configura una plazoleta que desde los albores de siglo XX amplia el espacio urbano y crea variados puntos de vista para observar las virtudes estilísticas del edificio central de Correos. Paralelamente, la plazoleta es delimitada por el edificio clásico del Club Unión, cuya construcción actual fue realizada en 1988. Originalmente, la plazoleta, de un diseño geométrico simple, carecía de arborización y contaba únicamente como equipamiento con dos columnillas para faroles.

En 1929, el arquitecto Teodorico Quirós diseñó un pedestal en el que el escultor italiano P. Piraino rindió homenaje al gran prócer de la campaña nacional de 1956, el ex presidente de la República Juan Rafael Mora Porras. La composición escultórica es un clásico referente de la primera generación de la estatuaria académica de Costa Rica. En los costados norte y sur del pedestal, Piraino evoca en magníficos relieves la valiente campaña de 1856 y la vocación de labranza nacional. Al oeste y al este, juveniles imágenes simbolizan la libertad y la ciencia. En conjunto, esas alegorías sustentan la imagen del benemérito personaje nacional.

 

Edificio Herdocia  (Fotografía a la izquierda de Panoramio y derecha La Nación)

En la esquina noroeste, diagonal a la plaza, cierra la perspectiva urbana otro proyecto del arquitecto Luis Llach: el edificio Herdocia. Esta obra tardía del arquitecto español se destaca como un volumen de cuatro niveles. Espacios de uso comercial, a nivel de la calle, se combinan con oficinas y servicios en los superiores. El segundo y el tercer nivel identifican con mayor claridad la composición del volumen, el cual está modulado con capiteles y prominentes pilastras de bases geométricas. Este proyecto recurre a instrumentos de un lenguaje más abstracto que académico. Los cuerpos laterales se articulan por medio de un volumen esquinero en ochava. Y en el último nivel, este enlaza dos alas de balcones coronados con livianas pérgolas. El edificio Herdocia, legado del protorracionalismo, fue declarado Patrimonio Histórico-Arquitectónico en el año 2000.

Hacia el centro de la Plaza se levanta la estatua del Presidente Juanito Mora, obra del italiano Pietro Piraino. (Fotografía de Maritza Cartín)

Placa en Pared del Edif. Correos CR
En la pared del Edificio de Correos posa está placa (Fotografía de Maritza Cartín)
Referencias:
  • C.R. Guía de Arquitectura y Paisaje.

Casa de la Cultura Alfredo González Flores, Heredia

Casa de la Cultura Heredia

Ubicada en avenida 0 calle 0 en el cantón central de la provincia de Heredia, la antigua casa del notable estadista y expresidente Alfredo González Flores es hoy un espacio donde los visitantes y la comunidad pueden intercambiar conocimientos y disfrutar de la puesta en valor de la creatividad, así como del aprecio al patrimonio histórico y cultural local y nacional. El edificio fue declarado Monumento Nacional según Ley N. 5623, publicada en La Gaceta N. 238 de diciembre de 1974.

A partir del año 2002, la administración de la Casa de la Cultura Alfredo González Flores es asumida por el Ministerio de Cultura y Juventud, a través de la Dirección de Cultura, quien designa a dos funcionarios para su atención.

Casa de la Cultura2

La Casa de la Cultura desarrolla  tres ejes de trabajo: la producción de actividad artística, encuentros de reflexión, conversatorios y una amplia gama de capacitaciones en distintas disciplinas artísticas y expresiones creativas. El espacio se facilita para la realización de exposiciones, talleres, conciertos, presentaciones de teatro, danza, narración oral y poesía, ensayo y entrenamiento de grupos artísticos. También se presta como sede de procesos de organización social y comunitaria, para reuniones de asociaciones y grupos de la sociedad civil.

El espíritu de don Alfredo González Flores es recordado en cada sonrisa de los y las niñas que visitan esta casa, en la reflexión generada en las Tertulias Heredianas, en el giro de caderas de las parejas que acuden sin falta a Las Melcochas Danzantes, en el zapateo de las bailarinas de los grupos de proyección folclórica, en el abrazo fraterno de los compinches-camaradas de las familias fundadoras y amantes del Herediano, la Sala Magna, la Cleto, la Plaza de Chanchos y de la música que se escapa por entre la troneras del Fortín.

En la actualidad, semanalmente, se dan cita en la Casa de la Cultura grupos que de manera permanente hacen uso de las instalaciones. De una forma modesta se han acondicionado cuatro estancias como pequeñas galerías, en las cuales tanto artistas incipientes como consolidados, escuelas particulares e instituciones como la Universidad Nacional, encuentran un lugar donde exponer cada 15 días su trabajo plástico. De igual manera los pasillos y corredores de esta casa solariega acogen en ocasiones especiales exposiciones de libros, manualidades y artesanías. En los últimos años la Dirección de Cultura ha venido invirtiendo sumas importantes en la restauración y mantenimiento del inmueble.

Ley Nº 5623 Declara Monumento Nacional

Información Casa de la Cultura, Heredia.

El Fortín de Heredia

fortin-heredia

fortin-de-heredia2

El Fortín de Heredia es una edificación en forma de torreón que se encuentra en el centro de la ciudad de HerediaCosta Rica y se ha transformado en su símbolo. Se encuentra ubicado en el cruce de la calle y la avenida central de la ciudad, diagonal a la Iglesia de la Inmaculada Concepción. Al costado sur de la edificación se encuentra un anfiteatro ornamentado con jardines. Originalmente estuvo allí ubicado el edificio del Ayuntamiento y luego de que la edificación fuera derribada, en el terreno se instaló por muchos años un parque de juegos infantiles o “play ground“. Seguir leyendo “El Fortín de Heredia”

Parque General José María Cañas

 

Fotografías de Maritza Cartín

José María Cañas Escamilla (Suchitoto, El Salvador, 23 de septiembre de 1809 – Puntarenas, Costa Rica, 2 de octubre de 1860), fue un militar salvadoreño, recordado principalmente por su papel destacado al frente del ejército costarricense, durante la Campaña Nacional de 1856-1857, que enfrentó a las naciones centroamericanas contra los filibusteros de William Walker.

General José Maria Cañas

José María Cañas nació el 29 de septiembre de 1809 en el pueblo de Suchitoto, municipio del departamento de Cuscatlán, en El Salvador. Fue hijo de José María Avilés y Inés Escamilla. Llegó a Costa Rica en 1840, entre los acompañantes del general Francisco Morazán Quesada que desembarcaron en Puntarenas, mientras Morazán continuaba viaje hacia el sur. Contrajo nupcias en 1853 con Guadalupe Mora Porras, hermana de los Presidentes Miguel Mora Porras y Juan Rafael Mora Porras.

En Costa Rica fue jefe sucesivamente de las aduanas de Moín, Cartago y Puntarenas. En 1847 fue Intendente General del Estado. También fue secretario de Hacienda, Guerra y Marina, gobernador de Puntarenas, gobernador y comandante de Moracia (Puntarenas) y ministro plenipotenciario en Centroamérica, durante los gobiernos de su cuñado Juan Rafael Mora Porras.

En Costa Rica se le rinde honor a Cañas como uno de los héroes de la Campaña Nacional de 1856-1857. Existen varios sitios que rinden homenaje a su memoria: el Parque Mora y Cañas (1918), construido en el sitio de Los Jobos, donde ambos, Juan Rafael Mora y Cañas, fueron fusilados. En San José, el Parque Cañas, ubicado frente a la Estación del Ferrocarril al Pacífico, lleva su nombre. Allí se encuentra una efigie en su honor. En la sala N°2 del Museo Histórico Cultural Juan Santamaría de la ciudad de Alajuela se resguarda una bala con la que fue fusilado, y un trozo del árbol al que lo ataron. La autopista ubicada entre San José y Alajuela lleva el nombre de General Cañas. Esta autopista es la principal conexión con el aeropuerto Juan Santamaría, por lo que ambas importantes infraestructuras llevan el nombre de héroes de la Campaña Nacional.

Mapa Parque General Jose maria cañas

Fotografías de Maritza Cartín Estrada.

Obelísco del Paseo Colón, San José

El Obelisco, Paseo Colón, SJ. 1942

Obelisco del PC con pie.jpg

Las placas del obelisco a Colón
En el año 1900, el historiador Ricardo Fernández Guardia lanzó la idea de erigir en Limón un monumento a Cristóbal Colón, conmemorando el cuarto centenario del descubrimiento de América. Sin embargo, esa idea sólo tendría eco más de una década después, y destinada más a bien a la ciudad de San José.

El monumento en cuestión, en cambio, sólo se inauguró realmente diecisiete años después, en un acto solemne realizado el 12 de octubre de 1932, y fue un elegante obelisco de 10 metros de altura construido en concreto armado bajo la dirección del ingeniero Gonzalo Truque Gutiérrez. Este se ubicaba en la intersección del Paseo Colón con la calle 24 -diagonal a la Torre Mercedes de hoy