Archivo de la etiqueta: Provincia de Cartago

Inundación del Río Reventado, Taras, Cartago, 1891.

Fotografía Bruno Besamusca, Fotos Antiguas de C.R.

No cabe duda que la sociedad cartaginesa de finales del siglo XIX y comienzos del XX, más que ninguna otra en Costa Rica, se vio enfrentada al desafío casi permanente del acontecer infausto, expresado en lo telúrico (célebres por su capacidad destructiva fueron los terremotos de 1822, 1841 y 1910), pero además, en las inundaciones periódicas del furioso Reventado; como por ejemplo, la ocurrida en la madrugada del 27 de octubre de 1891. Según las crónicas de la época, en los tres días que precedieron a la inundación, las lluvias fueron “torrenciales y continuadas”.

Seguir leyendo Inundación del Río Reventado, Taras, Cartago, 1891.

Cantón de Turrialba, Cartago.

Turrialba es el cantón número 5 de la provincia de Cartago. Costa Rica. Fue creado el 14 de agosto de 1903, durante la administración del presidente de la República Lic. Ascensión Esquivel Ibarra, producto de la gestión política de don Jenaro Bonilla Aguilar.

Bandera de Turrialba.
Don Jenaro Bonilla Aguilar.

Es uno de los cantones más extensos del país, con un área aproximada de 1.657 kilómetros cuadrados, lo que equivale a alrededor del 52% de la superficie total de la provincia de Cartago.

Escudo de Turrialba.
Seguir leyendo Cantón de Turrialba, Cartago.

Antigua Estación del Ferrocarril al Atlántico, Cartago.

Resultado de imagen de Antigua Estación del ferrocarril, Cartago"
Fotografía del Periódico Al Día.

La estación de Cartago es una sencilla construcción en madera, de una planta con tres aposentos edificada a principios del siglo XIX.

Inicialmente la propiedad incluía además de la estación amplios patios de terminal; sin embargo hoy día la mayor parte del terreno está construido, resultando tan solo el edificio terminal y la zona por donde pasa la línea férrea.

Seguir leyendo Antigua Estación del Ferrocarril al Atlántico, Cartago.

Puente Negro, Cartago, Cartago, Corralillo,1901-1950.

En el video podemos ver un recorrido hasta Puente Negro.

La estructura llamada “Puente Negro”, ubicada sobre el Río Conejo construida entre 1932 y 1936 constituye un símbolo de gran valor para la comunidad de Loma Larga, de Cartago.

Su diseño es característico de los puentes metálicos que se construyeron durante la primera mitad del siglo XIX en Costa Rica.

Declarado Patrimonio histórico-arquitectónico de Costa Rica desde el 30 de mayo del 2001.

Resultado de imagen para Puente Negro, Loma Larga, Cartago, Costa Rica

Referencias:

-ICOMOS.

-Fotografías de Internet.

Templo Católico la Pastora, Santa Cruz de Turrialba, Cartago, 1901-1950.

Resultado de imagen para historia TEmplo La Pastora, Cartago
Fotografía de Francisco Retana.

Historia:
La Pastora es un pequeño poblado ubicado a una altura aproximada de 1475 m. sobre el nivel del mar y pertenece al distrito de Santa Cruz del cantón de Turrialba.

Seguir leyendo Templo Católico la Pastora, Santa Cruz de Turrialba, Cartago, 1901-1950.

Templo Católico Nuestra Señora de Guadalupe, Lomalarga, Corralillo, Cartago, 1901-1950.

Resultado de imagen para historia templo Nuestra señora de guadalupe, lomalarga, corralillo, cartago
Fotografía de Maritza Cartín

La iglesia se localiza en el poblado de Loma Larga de Corralillo, distrito séptimo de Cartago, cantón central de la Provincia de Cartago.

Pertenece a las Temporalidades de la Arquidiócesis de San José.

La iglesia se construyó en 1951 y es de metal en su parte exterior y de madera en su interior. Su estado permanece exactamente igual a como fue construida, excepto por un pequeño agregado que tiene en su parte posterior, donde se construyó una batería de servicios sanitarios. Además su estado de conservación es muy bueno.

Seguir leyendo Templo Católico Nuestra Señora de Guadalupe, Lomalarga, Corralillo, Cartago, 1901-1950.

La Puerta del Sol, Cartago, Ayer y hoy!

Diagonal a la Basílica de los Angeles, Cartago.

La edificación es de 1929 y pertenecía a Tadeo Mora. Al principio era de una sola planta y lo que había era una pulpería. En 1949 se construyó la segunda planta y ahí había unas mesas de billar. A los hombres les gustaba pasar la tarde jugando pool, mencionó Paulina (familiar de Tadeo Mora), quien administra el lugar junto a su mamá, doña Paulina Sáenz y sus hermanos Adolfo y Vinicio.

En los años 50, las mesas de billar desaparecieron para dar campo a un salón de baile que se mantuvo durante toda esa década.

“Una anécdota con ese lugar es que el padre de la basílica estaba un día dando misa y la música estaba muy fuerte entonces se bajó del púlpito y fue a regañarlos”.

Pocos años después de abrir el restaurante, ese segundo piso se convirtió en la casa de habitación de don Édgar y doña Paulina Sáenz. Desde hace unos 25 años pasó a ser un hotel que cuenta con siete habitaciones al que mayoritariamente llegan turistas europeos.

Inspiración española
De seguro en este punto más de uno se habrá preguntado porqué ese edificio esquinero con tanta historia y tan famoso se llama La Puerta del Sol, la respuesta es sencilla.

“Mi abuelo exportaba naranjas a España y le llamaba mucho la atención el pórtico conocido como La Puerta del Sol (que está en el centro de Madrid) y por eso el nombre que tiene desde que era pulpería”, contó Paulina, quien sacó pecho diciendo que es de los comercios más viejos que quedan en la provincia.

Mora confirmó que en estos años son muchas los novios que le han salido al restaurante, desde chinos hasta franquicias han querido hacerse del lugar, pero esta familia no quiere soltarlo, quiere mantener el legado.

Referencias:

-Ricarado Silesky, Periódico La Teja, 13 agosto del 2017

-Fotografías de Internet. Ensamble de fotografías de Maritza Cartín

Casona Viguetas, Cartago, Pacayas, Alvarado, 1801-1850

Resultado de imagen de casona viguetas, pacayas, cartago

Esta hermosa casa, de una sola planta de 13 × 7 m, fue construida por Narciso Masís, pionero de la región.

Resuelta en su totalidad con vigas cuadradas de 40×100 cm modeladas con hacha y garlopa, esta edificación es un buen ejemplo dela arquitectura de montaña destinada a proteger a sus ocupantes de las inclemencias del tiempo y de la humedad.

Seguir leyendo Casona Viguetas, Cartago, Pacayas, Alvarado, 1801-1850

Escuela Alberto González Soto, Cantón de Alvarado, Pacayas, Cartago.

Provincia de Cartago, Cantón 6 Alvarado, Distrito 1 Pacayas.
Cartago, Alvarado, Pacayas


La Escuela Alberto González Soto del Barrio San Martín de Irazú, construida a inicios de la década de 1950 con maderas extraídas de la región, posee especial significado para la comunidad, formando parte de su patrimonio cultural. La tipología constructiva de este inmueble es representativa de la arquitectura tradicional de madera, aplicada a instituciones escolares rurales, edificadas en el Valle Central a mediados del siglo XX.

Referencias:

Centro de Conservación de Patrimonio

Casa Cural, Cartago, Alvarado, Pacayas (1901-1950)

Resultado de imagen para casa cural de pacayas, cartago, su historia
Fotografía de Rodolfo Gutiérrez Cerdas.

La Casa Cural de la iglesia católica es una edificación de influencia victoriana construida en la década de 1940, con estructura de madera y recubrimiento externo de láminas de metal galvanizado, simulando reglas de madera. Su construcción representa el esfuerzo de todo un pueblo y la dirección del cura párroco de entonces señor Alfonso Coto Monge. La obtención y acarreo de la madera para la casa cural, significó una proeza de veintidós carretas y cincuenta personas, en un viaje de varios días por caminos de difícil tránsito hasta la finca El Torito, en Santa Cruz de Turrialba. Por la índole de la función social desempeñada por este inmueble, es un hito y parte de la identidad cultural de la comunidad de Pacayas.

Esta Casa Cural acompañó hasta el año de 1964 el antiguo Templo de la comunidad que fue destruido por un incendio en esa fecha. La actual iglesia data de fines de esa misma década

Declarada de Interés Histórico Arquitectónico, según Decreto Ejecutivo Nº 26321-C, publicado en La Gaceta Nº 187 del 30 de septiembre de 1997, de carácter privado. Propiedad de la Junta de Educación de Cartago y las Temporalidades de la Iglesia Católica.

Referencias:

-Centro de Patrimonio

-Casa Cural

Escuela Encarnación Gamboa, Capellades de Alvarado, Cartago.

Fundada en 1892-1967.

En 1888 vecinos de la comunidad contemplan la necesidad de una escuela, por lo que se levanta un censo escolar y en el año 1892 fue creado el Centro Educativo Encarnación Gamboa Piedra.


Se localiza en Capellades, distrito tercero de Alvarado, cantón tercero de la provincia de Cartago.

La escuela está situada hacia la esquina izquierda de la finca sobre la línea de la carretera principal. El resto del terreno que circunda el inmueble lo conforman viviendas, mayormente construidas en block y madera.

Los vecinos construyeron una escuela de dos aulas y una casa para los maestros, Don Rafael Mata Salas, como director, y su esposa, Doña Encarnación Gamboa Piedra, como auxiliar, cuyo nombre lleva la escuela de Capellades.

Resultado de imagen para Encarnación gamboa, capellades de alvarado, cartago
Fotografía La Nación
Seguir leyendo Escuela Encarnación Gamboa, Capellades de Alvarado, Cartago.

Cervecería Traube y su historia…

La siguiente historia a sido tomada textualmente del Periódico La Nación del año 1954. Exactamente ese día se celebraba el Centenario de la Cervecería Traube a la memoria de quien fue su fundador, Don José Traube.

A fines del siglo pasado, cuando apenas se iniciaba el desarrollo industrial en el país, llegó a Costa Rica un hombre que habría de llevar a la práctica ideas nuevas, con tesón e inteligencia poco comunes y que, con el correr de los años se transformarían en una magna empresa, de que hoy se envanece justamente el país, este caballero distinguido se llamó don José Traube Tichy.

Seguir leyendo Cervecería Traube y su historia…

Terremoto de Santa Mónica, Cartago, 1910…Galería de fotografías.

A continuación una serie de fotografías del Terremoto de Santa Mónica. De clip en las fotografías para tener una explicación de ellas.

También le puede interesar:

El terremoto de Santa Mónica, Cartago, año 1910

 

Referencias:

  • Fraser Pirie, El tiempo Congelado, Memorias Fotográficas de Costa Rica.
  • Fotografías de H.N. Rudd y H.G. Morgan.

El Tranvía de Cartago

foto1

A  finales del siglo pasado, muchas ciudades se modernizaban con el sistema de trenes de corta duración. Fue tan extraordinario que de los trenes grandes que conectaban las ciudades se pasaron a los pasajes cortos dentro de la ciudad que se llamaban tranvías.

En 1886 el inglés Hastings gana la licitación para construir la línea en la ciudad de Cartago. En el año 1888 se inaugura la primera línea de trenes interurbano de Costa Rica. Estos vagones eran operados por una pequeña locomotora de vapor.

Para el año 1887 el empresario Hastings importó desde Inglaterra un nuevo tren que incorporaba en una sola unidad el motor de vapor y los asientos para los pasajeros. Esta unidad de motor y sillas se llamaría un tranvía.

itinerario

El tranvía apareció en Cartago con motivo de la construcción del Ferrocarril al Atlántico.

Era la época en que solo familias de abolengo poseían volantas, calesas o coches, para salir a pasear o visitar fincas. Otros viajaban en lentas carretas tiradas por bueyes. La mayoría lo hacía a pie.

 A finales del siglo pasado la ciudad de Cartago estaba formada por 9 calles. De este a oeste: Calle del Ferrocarril, Calle Real, Calle de La Soledad, Calle de San Francisco y Calle del Hospital. De norte a sur: Calle del Señor Deán, Calle los Estanques, Calle del Cuartel y Calle Punta Diamante.

Ruta del Tranvía en Cartago:

Las dos rutas eran del cementerio general siguiendo la avenida 2 siguiendo hasta la basílica de los Ángeles y luego al noreste hasta el parque de San Rafael de Oreamuno. Un pequeño ramal salía por la calle 3.ª de la estación de trenes de la Northern hacia el sur a conectarse frente al ahora Banco Nacional. La segunda ruta bajaba por la avenida 10.ª, al este de los Tribunales de Justicia y por la calle de los Cerrillos. Al llegar cerca de Agua Caliente entraba por la ruta antigua por la Iglesia y la plaza de Agua Caliente hasta terminar en el hotel de los baños termales en Hervidero.

Pronto, ingleses y funcionarios municipales notaron que dicho negocio, en vez de crecer, disminuía. En un principio, por pura curiosidad, los cartagineses abordaron aquella máquina de hierro y madera. Pero, pronto, recelosos, decidieron bajarse, pues estaban acostumbrados a caminar hacia cualquier lugar de la ciudad.

Parados en esquinas, de lejos veían pasar el tranvía sin pasajeros. A unos les daba miedo viajar en esa máquina, cuya velocidad les causaba mareos, vómitos, dolores de oído. Otros, definitivamente, no subían por no tener dinero para el pasaje.

Mientras muchas ciudades apuestan al transporte colectivo, en Costa Rica el asunto sigue siendo un reto.

Ante ese rechazo, la situación económica de la empresa de tranvías comenzó a caer, precipitadamente. El servicio cada día fue más deficiente. En consecuencia, los ingleses trataron de rescindir el contrato.

Mr. Walter Ford en un informe presentado ante la Municipalidad, ocho años después de transitar el primer tranvía, aseguró que la empresa estaba dejando fuertes pérdidas a los dueños, pues “los tranvías corrían absolutamente sin pasajeros”.

Diez años duró aquella indiferencia. Los tradicionalmente flemáticos ingleses habían dado tiempo al tiempo.

Después de una década de pleitos judiciales, las autoridades municipales rescindieron el contrato. Los ingleses, tras recibir 10.000 pesos de indemnización, levantaron los rieles y una mañana de tantas, el tranvía no amaneció más en la Vieja Metrópoli. Se esfumó…

¡Para siempre!

Referencias:

  • Huber Solano. crhoy.com. Publicación del 8 de agosto del 2016.
  • La Nación, 1 de diciembre del 2008.