EL DÍA QUE NACIERON LOS “SOBALEVAS” EN COSTA RICA 

Amigos, me encontré esta hermosa historia y simplemente me encantó y decidí compartirla con ustedes.  Aquí les dejo!!!

¿Qué tiene que ver el conocido apellido Luján con todo el contingente de aduladores que hay en Costa Rica? Aparentemente, nada. Sin embargo, tiene mucha relación, pues en este vínculo nace un tipo de gente muy común en el país, que encanta a unos y que otros aborrecen: “Los sobalevas”.

Difícilmente existe algún costarricense que no conozca a uno de estos zalameros, expertos en decir lo necesario para agradar a otra persona, con frases como las siguientes: ¡Qué bien te ves!, ¡Estás como el vino, entre más viejo mejor! No me digás nada… ¡te sacaste la lotería!, ¡Qué bárbara, ese tinte está perfecto!, ¡Nadie tiene un bebé tan lindo como el tuyo! ¡Tu muchacho…debería estar en Harvard!, etcétera.

En Costa Rica existe un sector de la población que adora toda esta lisonja, se deleitan con el halago. Estas personas son muy receptivas de cierta clase de políticos, es por ello, que en los más escondidos lugares del país, la gente a sabiendas que viene el “señor Diputado”, se prepara para “pasarle la brocha”, con la intención de sacar alguna partida para obras comunales que están en espera de ejecución desde los “tiempos de Upa”.

ASÍ NACIÓ LA COSA

Aunque el pueblo conoce a la perfección ese ardid, ignora los detalles ocultos de la historia patria que se ligan a los orígenes de los “chupamedias” en Costa Rica.

“Echando chispas” de la cólera, una preciosa mañana de marzo, el dos veces gobernador de San José (1919-24 y 1935-36), salió en carrera de su despacho, en el edificio de la Municipalidad de San José, rumbo al cercano barrio de Turrujal, en el sureste de la capital. Iba a encararse con un grupo de vecinos que había cometido una falta mayor: hurto a las propiedades de la comuna.

Entonces, al igual que hoy, las comunidades tenían que ingeniar métodos – algunas veces hasta ilegales – para poder satisfacer las necesidades de sus vecindarios, porque las autoridades de gobierno ponían oídos de cera a las reiteradas peticiones de los vecinos.

En el siglo XIX, Turrujal -planta mirtácea propia del Valle Central-, era un trillo que partía de la actual esquina noreste de Plaza Víquez, cruzaba detrás de la iglesia de La Soledad y La Corte, hasta salir a la Estación del Ferrocarril al Atlántico. En el este de La Soledad donde están actualmente los edificios de los Tribunales de Justicia, no había nada, eran puros charrales.

Conforme la ciudad capital se extendía hacia el Este en el siglo XX, ese sector se pobló y se conoció popularmente como Barrio Turrujal. Sus pobladores, muy pobres, clamaron ante el gobierno por los servicios de electricidad y cañería de agua potable.

En ese entones, el sistema de cuadrantes de la capital se expandió y los terrenos en las inmediaciones de Turru – así conocidos popularmente- se vendieron muy baratos. La vara cuadrada costaba 2 colones. Esa “ganga” provocó que otras personas con mayores recursos económicos compraran espaciosos lotes para construir casas cómodas y modernas, mientras, los pobres vecinos seguían viviendo en modestos “ranchos”.

Por ser transversal, la calle de Turrujal desfiguraba el trazo regular de los cuadrantes de la ciudad, entre la intersección de la calle 19, conocida como “José Martí” y la avenida 18 (“Cleto González Víquez”), conectaba en el Este de la Avenida Central (“Fernández Güell”) con acceso a la mencionada Estación al Atlántico.

Como eran tierras húmedas y arcillosas, nadie quería ir a vivir a ese arrabal. Era tan aislado ese sector que en la última década del siglo XIX, los vecinos protestaron porque se planeó instalar allí la Plaza de Ganado y Maderas, que estaba en el actual Parque Braulio Carrillo, al costado Este del Hospital San Juan de Dios. Finalmente las actividades ganaderas las pasaron a La Sabana y las de madera al Parque España, frente a la Cancillería.

Otros factores que vinieron a consolidar Barrio Turrujal fue la instalación de la más grande empresa de floricultura del país: La Mil Flores, del Sr. N.W. Clausen. También, demandó mucha mano de obra la fábrica de cigarros que fundó ahí María Antillón, donde laboraban solo mujeres, conocidas como “Las Pureras”.

AHORA SÍ, ASI FUE

La zona anteriormente descrita fue el origen de los conocidos zalameros en Costa Rica.

Furioso había partido don José para Turru a ejercer todo el peso de la ley y su autoridad como Gobernador. Pero…

Extraño, muy extraño, regresó a su despacho poco después con una sonrisa de “Oreja a Oreja”, expresándose muy bien de “los cultos, inteligentes y diligentes turrujaleños” y hablando toda clase de maravillas de ellos.

¿Qué sucedió con el señor Gobernador para que diera ese viraje de 180 grados?

En 1911, Turru que contaba con solo 9 cuadrantes, seguía creciendo hacia el sureste y noreste. Pero la Municipalidad de San José no les ponía las pajas de agua en los hogares. Los vecinos cansados de rogar a todo el mundo por la cañería. Solo recibían las conocidas promesas y más promesas de los políticos, como siempre.

Un buen día, alguien corrió a informar a los desesperados vecinos de Turru que frente al edificio de la Municipalidad había tirada una cañería, luego que los regidores ordenaran extraerla de un lugar donde ya no se necesitaba.

Los Turrus se confabularon y al unísono dijeron: ¡O ésta o ninguna! Y aprovechando las primeras horas de la noche de aquel viernes bendito y a sabiendas que en ese tiempo la Muni no tenía guardas, porque nadie robaba, los vecinos se apoderaron de los tubos en un decir amén. Trabajaron toda la noche del viernes y el día y la noche del sábado y el domingo, abriendo las zanjas para colocar las tuberías y cerrar los trechos abiertos.

De ese modo, cuando don José Luján llegó el lunes a su despacho a las 7 a.m. y se enteró de la desaparición de la cañería, en Turru ya todo estaba consumado y las gentes se encontraban felices a la espera solo de que les conectaran el agua.

Aquel viernes, a las 3 p.m., el gobernador se había puesto su saco y se despidió de sus empleados, disponiéndose a disfrutar de un agradable fin de semana con su familia. Lo que menos imaginaba era que el lunes se llevaría el colerón de su vida, pero que lo iba a inmortalizar en la historia.

El lunes no faltó un vecino “vina” que se apresuró hasta el despacho de su señoría para contarle que habían sido vecinos de Turru los que se habían cargado los tubos. Enojado, el gobernador ordenó de inmediato una diligencia en persona y en “situ” para aclarar el caso, el cual ya le estaba golpeando duro el hígado y lo tenía furioso, como un toro miura.

Pero, ¡Oh sorpresa! Cuando tornó a la oficina venía sin un solo tubo. Regresó, eso sí, jovial y muy contento, sin sospechar que acababa de inaugurar, para siempre, la lisonjería en Costa Rica, porque, cuando don José fue a realizar la indagación en Turrujal, se había encontrado que la gente, a la pura entrada principal del barrio, había colocado un gran letrero que decía:

¡BIENVENIDO AL BARRIO LUJÁN!

Y así se escribe la historia. Desde entonces nunca más se volvió a hablar del autóctono Turrujal y solo se ha escuchado el nombre de Barrio Luján, más lujoso, más alisador.

Así como nadie quiso volver a mentar al Barrio Turrujal, tampoco en este importante sector de San José, nadie sabe que los Luján pueden proceder de España del siglo XVI, de los amores clandestinos de la comediante española, Micaela Luján, amante de Lope de Vega, que tuvo varios hijos con el famoso dramaturgo, quien la celebró con el nombre poético de ¡Camila Lucinda!

¡Alabado sea!

Referencias:

  • Hubert Solano
    hubertsolano@yahoo.com

          Semanario Primera Plana

  • “San José de Antaño 1890-1940”, de Yandry Álvarez Masís y Dennys Gómez Duarte, tesis para optar por el grado de licenciatura en historia, experiencia que adquirieron durante los años que laboraron en el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, del Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes. 

 

Paseo Colón, San José

Paseo Colón 1917

Generalidades:

El Paseo Colón es una importante vía de San José, Costa Rica perteneciente a la Avenida Central; que comienza al este de la La Sabana en la calle 42 y finaliza al noreste del Hospital San Juan de Dios en la calle 14, donde se convierte en un paso peatonal. Constituye la principal arteria en el casco occidental de la ciudad y, junto con la Avenida Segunda, es una ruta estratégica para atravesar San José.

A lo largo de su historia —y hasta la actualidad— se ha consolidado como uno de los principales ejes josefinos en el comercio, cultura, logística, manifestación, movilización y transporte público; conectando el centro de la ciudad con Mata Redonda. Seguir leyendo “Paseo Colón, San José”

Aserrí, cantón No. 6 de San José.

Escudo
Escudo del Cantón de Aserrí
mapa de Aserrí
Localización del Cantón de Aserrí en la Provincia de San José

Generalidades:

Aserrí es el cantón número 6 de la Provincia de San José, Costa Rica, ubicado al sur de la ciudad de San José, en la zona limítrofe con la Provincia de Cartago. Está localizado cerca de las estribaciones occidentales de la Cordillera de Talamanca, constituidas por los Cerros de Bustamante, que dividen el Valle Central, de origen volcánico, del Valle de Los Santos, de origen tectónico, las cuencas de los ríos Grande de Tárcoles y Parrita respectivamente, que desembocan en el Océano Pacífico. Posee una superficie de 167.1 km², y se encuentra dividido en 7 distritos. Limita con Desamparados, Acosta, Alajuelita, Parrita, León Cortés Castro y Tarrazú. Fue fundado el 27 de noviembre de 1882. Su ciudad cabecera es Aserrí.

Parque Aserri

Aspectos físicos

Geografía:

Antena parabólica del Instituto Costarricense de Electricidad, ubicada en el distrito de Tarbaca.

Aserrí es un cantón sumamente montañoso. Su punto más bajo ronda los 1.100 msnm, y sus montañas superan los 2.000 msnm en algunos puntos, constituyendo un lugar ideal para ubicar antenas de radio y hoteles de montaña. Las alturas en cada distrito varían su altitud.

En metros sobre el nivel medio del mar, del centro urbano de los distritos del cantón son las siguientes:

  • Aserrí 1.308
  • Tarbaca 1.796
  • Vuelta de Jorco 1.220
  • San Gabriel 1.310
  • Legua 1.649
  • Monterrey 1.100
  • Salitrillos 1.315.

Historia:

En la época precolombina el territorio que actualmente corresponde al cantón de Aserrí, estuvo habitado por indígenas del llamado Reino Huetar de Oriente, que en los inicios de la conquista fue parte de los dominios del cacique Aczarri, llamado también Accerrí, Aquecerri, Aquearri, Adcerri o Adqarri; quien era súbdito de El Guarco.

La región constituía uno de los principales cacicazgos del reino, el cual gozaba de autonomía que le permitía desarrollarse plenamente, y mantenía un conjunto de aldeas que le eran tributarias.

Juan de Cavallón
Juan de Cavallón

La población de Aserrí fue descubierta en 1561, por el conquistador Juan de Cavallón. Fray Martín de Bonilla predicó en este lugar un año después. En enero de 1563, Juan Vázquez de Coronado, de paso para la región de Quepos, estuvo en Aczarrí, lugar que tenía el nombre de su cacique, al que sometió sin ninguna resistencia. En 1569 se habla del cacique principal Aquecerri y de sus tributarios Tiribí, Churraca, Caribari Citiubes y Tiribari.

Estatua de piedra que repr. el pasado ingígena de Aserri y al cacique q dio el nombre al cantón
Estatua de piedra que representa el pasado indígena de Aserrí y al Cacique que dio nombre al cantón.

Entre los años de 1570 a 1575, dos frailes franciscanos establecieron las doctrinas en Aserrí, Barva y Curridabat. En 1575 se construyó la iglesia dedicada a San Luis de Tolosa, la parroquia de Aserrí se fundó en el mismo año, la cual es una de las más antiguas de Costa Rica. En 1583 Aserrí y Curridabat estaban unidas bajo la dirección espiritual de un sólo doctrinero. Durante la época colonial y hasta 1880 las iglesias de Aserrí y Curridabat fueron administradas por un mismo cura, el último en atender las dos parroquias juntas fue el presbítero Cornelio Peralta. La construcción de la iglesia actual se concluyó en 1895, en el episcopado de Monseñor Bernardo Augusto Thiel Hoffman, segundo obispo de Costa Rica; en este momento es sufragánea de la arquidiócesis de San José, de la provincia eclesiástica de Costa Rica.

Templo San Luis de Tolosa, Aserrí
Templo San Luis de Tolosa

A raíz de la apertura del Camino de Mulas en 1601, que se utilizó principalmente, para el comercio de esos animales en las Ferias de Portobelo, en Panamá; en el sector Occidental del Valle Central, de nuestro territorio, se establecieron potreros para los mismos. En tal forma, para 1662, se conoció la existencia de una zona de descanso de mulas, en el Valle de Aserrí.

La configuración de la actual ciudad comenzó a mediados del siglo XVIII, por iniciativa de Alonso de Bonilla, mediante la venta de terrenos en la parte central del asentamiento que hoy corresponde a esa población, con el propósito de establecerla adecuadamente.

En ley No. 63 de 4 de noviembre de 1825, aparece Aserrí como un pueblo del distrito San José, del Departamento Oriental, uno de los dos en que se dividió, en esa oportunidad, el territorio del Estado. En el Registro de Linderos de los barrios y cuarteles del Departamento de San José, de 30 de noviembre de 1841, Aserrí fue un cuartel del barrio Alajuelita. En la ley No. 36 de 7 de diciembre de 1848, Aserrí junto con Curridabat conformaron el tercer cantón de la Provincia de San José. En la ley No. 22 Ordenanzas Municipales de 4 de noviembre de 1862, Aserrí constituyó un distrito del cantón tercero Desamparados, de esa provincia.

Vista del Valle Central desde Tarbaca

En la administración de Próspero Fernández Oreamuno, el 27 de noviembre de 1882, en ley No. 3, se le otorgó el título de Villa a la población de Aserrí, cabecera del cantón creado en esa oportunidad. Posteriormente el 10 de agosto de 1920, en el gobierno de Julio Acosta García, se promulgó la ley No. 69 que le concedió a la villa, la categoría de Ciudad.

La primera escuela oficial fue establecida en una pequeña vivienda de adobes, donada por Luis Zamora vecino del lugar. La escuela actual entró en servicio en 1897, en la primera administración de Rafael Yglesias Castro, y actualmente se llama Escuela Manuel Hidalgo Mora.

El liceo de Aserrí, inició sus actividades docentes en marzo de 1970, en la administración de José Joaquín Trejos Fernández.

Tamales aserri

Una de las industrias locales con más fama en el país son las tamaleras. Funcionando durante todo el año, proporcionan trabajo a distintas familias de Aserrí ubicándose en gran mayoría en el distrito de Salitrillos y seguidamente en Aserrí centro. Su mayor producción viene en el mes de diciembre cuando se disfruta esta comida para las festividades navideñas. Los tamales aserriceños son los más conocidos del país por ser de los más deliciosos.

Imagen relacionada

Otra de los hechos más importantes del cantón es haber sido de los primeros del país en poseer servicio de transporte público. La famosa cazadora de la marca GMC que data del año 1956 fue uno de los primeros autobuses del país, el cual aún sigue funcionando (hace aparición solamente para exhibiciones y festejos importantes).

Palacio Municipal de Aserrí:  

El edificio del Palacio Municipal de Aserrí fue construido en 1936 –durante el gobierno de León Cortés– y desde entonces ha abierto sus brazos para acoger innumerables actividades sociales y culturales de los aserriseños.

 

Municip. Aserrí
El Palacio Municipal de Aserrí fue diseñado por el arquitecto José María Barrantes autor de decenas de inmuebles públicos como escuelas y hospitales. Se terminó de construir durante la administración de León Cortés, en 1936.

La Piedra de Aserrí:

La famosa piedra está ubicada en los cerros al oeste del cantón Aserrí, colindando con los cerros de Alajuelita y Escazú.

La Piedra de Aserrí es un formación rocosa de más de 100 metros de altura. Para llegar a la Piedra de Aserrí se tiene que subir por el barrio de Cinco Esquinas hasta el barrio de las Mercedes y caminar entre 30 y 45 minutos montaña arriba por un sendero en medio de cafetales y campos destinados a la agricultura. Una vez allí, el visitante tiene un estupenda vista de todo el valle central de San José; incluyendo los volcanes Irazú en Cartago y el Poás y el Barva en Alajuela y Heredia respectivamente. Eso sí, hay que tener cuidado con acercarse mucho al borde de la misma pues la caída de cerca de 100 metros sería fatal.

Leyenda

La Piedra de Aserrí está asociada también a la leyenda de la Bruja Zárate, pues en sus laderas yace una cueva donde supuestamente vivió la bruja, incluso en su parte frontal se aprecia una especie de puerta que según dice la leyenda la bruja abre al ser medianoche. Aunque popularmente se cree que dicha cueva se conecta por túneles con el cantón de Escazú (el otro sitio donde es famosa la leyenda de la bruja Zárate), en realidad no existen estudios geológicos que lo confirmen.

Piedra de aserri
Fotografía de CRHoy
piedra-aserri-1
Fotografía de CRhoy
Antena parabólica del  Instituto Costarricense de Electricidad, ubicada en el distrito de Tarbaca.

 

Referencias:

  1.  El País – Lista de alcaldes electos 2010 – 2016 en los comicios municipales
  2. «Regiones y subregiones climáticas de Costa Rica» (PDF). Instituto Meteorológico Nacional. Archivado desde el original el 5 de enero de 2012.
  3. «Resultados generales Censo Nacional de Población y Vivienda 2011» (PDF). Instituto Nacional de Estadística y Censos. Consultado el 11 de febrero de 2014.
  4. http://www.cne.go.cr/Atlas%20de%20Amenazas/aserri.htm Comisión Nacional de Emergencias
  5. Fotografías: Internet y crhoy.com

Miguel Salguero…

Resultado de imagen para biografia de miguel salguero, costa rica

En honor al famoso costarricense Miguel Salguero autor, director de cine, periodista, fotógrafo, actor y un enamorado del país quien falleció este miércoles a sus 84 años ( 24 de marzo del 2018) deseo compartir su biografía.

Miguel Zúñiga Díaz, conocido como “Miguel Salguero”, nació en Guaitil de Acosta, el 1 de Julio de 1933. Su mayor pasión siempre ha sido el periodismo, pero la gente lo ha considerado como escritor, político y cineasta, cosa que también desempeñó en años pasados. Colaboró con algunos periódicos de circulación nacional como La República, La Prensa Libre y La Nación. Seguir leyendo “Miguel Salguero…”

Liceo de Costa Rica

 

LCR_escudo
Escudo del Liceo de C.R.
Antigua Casa de Correccion, hoy LiceodeCR, sinabi
Antigua Casa de Corrección, hoy Liceo de Costa Rica

El Liceo de Costa Rica es una institución pública de enseñanza secundaria, fundado por vía de decreto el día 6 de febrero de 1887, en el periodo de presidencia del licenciado don Bernardo Soto Alfaro, como iniciativa del licenciado don Mauro Fernández Acuña, el cual estaba a cargo de la Secretaría de Instrucción Pública durante esa misma administración. El Liceo de Costa Rica es una Institución Benemérita de la Cultura Costarricense según Acuerdo 2510 del 6 de febrero de 1987 de la Asamblea Legislativa de Costa Rica y publicado en el Diario Oficial La Gaceta, edición 46 del 6 de marzo de 1987. Según el Libro del Centenario, en sus orígenes el Liceo era un establecimiento de enseñanza elemental y secundaria, y presentaba entonces dos niveles, el elemental, denominado Escuela Modelo con cuatro grados, a los que podían ingresar niños de seis o siete años, y el nivel colegial que a su vez estaba subdividido en la Sección Inferior (la cual comprendía tres años), y la Sección Superior, denominada también Gimnasio (la cual se explayaba a lo largo de un cuatrienio). Esta Sección Superior, presentaba cuatro diferentes ramas formativas: real o clásica, técnica, normal y comercial.

 

images

 

liceo Costa Rliceo Costa Rica 1887

 

Liceo de C.R.3

Liceo de Costa Ric2

 

Liceo de Costa Rica, una Plantación de café

 

Liceo de CR 1905

 

Liceo de CR, portall principal, sinabi

Para dirigir al Liceo en sus inicios, el Gobierno contrató a tres educadores suizos: Luis Schönau, William Phillipin y Pablo Biolley. El señor Schönau fue nombrado director, y asumió también las cátedras de Filosofía y Pedagogía; él mismo fue el que importó desde el Liceo de Ginebra, el primer reglamento del Liceo de Costa Rica. Por su parte el profesor Phillipin tomó las clases de Geografía, Historia y Francés. Finalmente, don Pablo Biolley, quién poseía una vasta cultura humanística, se hizo cargo de las lecciones de Ciencias Naturales, latín y griego. Apoyándolos a ellos, el equipo docente se completaba con el cubano español Hildebrando Martí a cargo de Castellano, Literatura e Inglés; don Odilón Jiménez, prestigioso ingeniero civil de la época, se hizo cargo de la cátedra de Matemáticas; don José Astúa Aguilar fue profesor de Educación Cívica y Economía Política; don Tranquilino Chacón además de hacerse cargo de la Secretaría de la institución dirigió las clases de Contabilidad y Caligrafía, don Próspero Calderón impartía Dibujo, don Jesús Nuñez daba clases de Canto, mientras que don José Moreno adiestraba en el área de Gimnasia. Como maestros de las primeras secciones actuaron los señores Félix Pacheco, J. Marcelino Pacheco, Austregildo Bejarano, Ricardo Gómez, Emilio Ramírez, Guillermo Calderón y David Castro.​

descarga

 

images (1)

El Liceo de Costa Rica se ubicó originalmente en en el mismo local en donde venía funcionando la Escuela Normal de Costa Rica la cual quedó formando parte del nuevo centro de estudios. Este local estaba situado en la antiguamente llamada Calle de la Universidad, actual Avenida Segunda, exactamente en la cuadra donde hoy se ubica la Caja Costarricense del Seguro Social. En estos locales se mantuvo el Liceo hasta el año 1902, fecha en la cual adoptó como sede los edificios actuales ubicados en la parte sur de la capital, los cuales se habían construido originalmente para albergar casas de corrección.​ El inmueble que ocupa actualmente fue declarado Patrimonio Arquitectónico, Histórico y Cultural de la capital en 1981. Según Decreto Ejecutivo Nº 13129-C.

A lo largo del primer lustro de existencia, la organización académica se mantuvo sin cambios, más en enero de 1892 se realizó una modificación significativa, al establecerse una bifurcación en los estudios secundarios relativa a dos áreas: Ciencias y Letras.​ De esta forma, se continuaron dando cambios graduales en las siguientes cinco décadas, siempre enfocados a mantener la altísima calidad de la institución.

Arquitectura:

En 1910, cuando ocurrió el terremoto que destruyó la ciudad de Cartago, el edificio
tuvo que ser desocupado para recibir una reparación, la cual se extendió hasta 1912. En
el costado norte de la manzana este se construyó la casa del director, de estilo renacen-
tista italiano, obra del arquitecto Lorenzo Durini. Este inmueble fue restaurado en la
década de 1990 y hoy día funciona como Casa de la Cultura del Liceo.  Autor del edificio Francisco Tenca 1887.

 

Mapa de Liceo de Costa Rica
Ubicado en Paseo de los Estudiantes, Distrito Catedral, Avenida 18, Calles 7  y 9.

Referencias:

  • Fundación Mauro Fernandez, Álbum de recopilación fotográfica del centenario del Liceo de Costa Rica (Libro del Centenario); San José, Costa Rica. ISBN 9977-54-013-6. 1988, p. 9
  • Fotografías de Internet.
  • C.R. Guía de Arquitectura y Paisaje.

Edificio del Ministerio de Obras Públicas y Transportes

 

Edificio del Mopt1

 

Es un edificio sencillo, de concreto armado, construido en dos plantas, cuyos corredores internos se desarrollan en torno al espacio de circulación vehicular. Aunque externamente el volumen es cuadrado y abarca toda la extensión de la manzana, en  su interior conforma dos naves rectangulares cuyos extremos redondos optimizan al área de maniobra de los vehículos que circulan dentro. El edificio siempre ha cumplido una misma función, alternando oficinas con talleres de mantenimiento, y en el transcurso de los años ha recibido algunas modificaciones internas. Sin embargo, el exterior conserva su estado original y es un edificio emblemático del Ministerio de Obras Públicas y Transportes.
Mapa de Ministerio de Obras Públicas y Transportes
Ubicado en Paseo de los Estudiantes, Avenida 18, Calle 9. Década de 1920
Referencias:
  • Guía de Arquitectura y Paisaje C.R.

 

Hospital Calderón Guardia

 

Hosptial Calderon1

 

Calderon-Guardia-2
Fotografía CRHoy

 

San José, Calles 17 y 19, avenidas 7 y 9, Barrio Aranjuez

Autores: José María Barrantes, Alfredo Arguedas

1940, 1980, 2004

La administración de don León Cortés encargó al arquitecto Barrantes un edificio que se denominó originalmente Casa de la Madre y el Niño, a modo de centro de atención maternal y pediátrica. Con la creación de la Caja Costarricense de Seguro Social en la administración siguiente, ese edificio pasó a ser el primer hospital de dicha entidad pública.

Se construyó de concreto armado, entre 1938 y 1940. Su cuerpo principal responde a la corriente arquitectónica denominada “moderno aerodinámico”, de donde le vienen sus volúmenes curvos y limpios, de una apariencia náutica favorecida por la perspectiva que le brinda su plaza frontal. Pasó luego a llamarse Hospital Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia, en honor del creador de la Seguridad Social y entre 1985 y 1990 se vio complementado con el edificio de emergencias que hoy ocupan admisión y administración, entre otras secciones al costado norte del inmueble original.

 

Referencias:

  • Guía de Arquitectura y Paisaje C.R.