PERIODO DE LA COLONIA

la colonia

El mundo colonial que imperó en el continente americano estaba dividido administrativamente de la siguiente forma:

a) Virreinatos,

b) Capitanías Generales,

c) Gobernaciones, d) Audiencias,

e) Corregimientos o Alcaldías Mayores,

f) Intendencias, g) Cabildos o Ayuntamientos.

El período colonial marcó el asentamiento definitivo de los españoles en América, sellando históricamente el destino de los pueblos aborígenes y el nacimiento de la sociedad mestiza actual. Seguir leyendo “PERIODO DE LA COLONIA”

Genealogía Costarricense (Parte I)

Los precursores:

Podemos afirmar que la investigación genealógica en Costa Rica, de manera sistemática, comenzó en la segunda mitad del siglo XIX, con los estudios de don José María Figueroa  Oreamuno y de don Manuel de Jesús Jiménez Oreamuno.

En la primera mitad del siglo XX encontramos una serie de estudios genealógicos, publicados por don Cleto González Víquez, en la Revista de Costa Rica. Durante este mismo período, encontramos reseñas genealógicas publicadas en la Revista de los Archivos Nacionales, por  don Eladio Prado Sáenz y por don Norberto de Castro y Tosi.

En los años 1940, un grupo de genealogistas, bajo la dirección de don Norberto de Castro y Tosi, fundaron el Supremo Tribunal y Colegio de Armas de Costa Rica, cuya obra estuvo centrada en las investigaciones realizadas exclusivamente por Castro y Tosi, en numerosos archivos latinoamericanos y europeos.

Otros precursores de los estudios genealógicos en Costa Rica, fueron don Anastasio Alfaro González, don Vicente Lachner Sandoval, don Jesús Mata Gamboa y don Nicolás Oreamuno.

La obra de don José María Figueroa Oreamuno, se encuentra en el llamado Album de Figueroa, que se custodia en el Archivo Nacional de Costa Rica.

La obra de don Manuel de Jesús Jiménez Oreamuno, se encuentra en el Archivo Histórico Arquidiocesano Bernardo Augusto Thiel.

La obra de don Cleto González Víquez, se encuentra publicada principalmente en la Revista de Costa Rica. Pero su obra inédita quedó en poder de su familia, ignorándose más detalles.

La obra de don Eladio Prado Sáenz, se encuentra publicada principalmente en la Revista de los Archivos Nacionales, cuyo nombre actual es Revista del Archivo Nacional. Pero su obra inédita quedó en poder de su familia, ignorándose más detalles.

La obra de don Norberto de Castro y Tosi, se encuentra condensada en el Armorial General de Costa Rica, cuyo original de encuentra en la Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas. Además fue editado en CD.

Fuente: Blog de Reunión Genealogía

BOLETÍN № 102
Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas

PERIÓDICO 7 DE NOVIEMBRE

periodico 7 de nov.

Periódico político social, que se promovía como “publicación de la quincenal de la sociedad de los independientes” y editado por León Moya. Después se publicaba semanalmente y se anunciaba como “periódico democrático, político social del partido de los independientes”, con la dirección de Andrés Céspedes. Su primera publicación fue el 7 de noviembre de 1890 y tenía un costo de 10 céntimos.

Presione el siguiente enlace para poder ver el periódico.

Periodico 7 de noviembre

Gran Hotel Costa Rica

Hotel costa rica1hotel costa rica 2

Situado en Avenida 2, Calle 3.

Construido entre 1928 y 1930; de influencia Neoclásica, es de ladrillo y cemento. Dirigió los trabajos el Ing. Víctor Lorenz. Su primer propietario fue el Dr. Luis Paulino Jiménez Ortiz. Originalmente era de cuatro pisos con una torreta, posteriormente se le agregó un quinto nivel. Durante muchos años fue el hotel más distinguido de la ciudad de San José, por ello las personalidades extranjeras, más destacadas que nos visitaron, se alojaron en él.

Algo de historia. El Gran Hotel Costa Rica nació gracias a una idea del médico y empresario Luis Paulino Jiménez Ortiz, quien quería construir un hotel moderno que se adaptara a las exigencias de la época. Su construcción requirió de la conjunción de sus fuerzas con las del gobierno de Cleto González.

Se firmó un contrato en que el gobierno apoyó la inversión de Jiménez Ortiz comprometiéndose a construir carreteras a los volcanes Poás e Irazú y exoneró del pago de impuestos a la importación de materiales y de muebles, explicó Eric Gutiérrez, presidente y gerente general del hotel.

Foto Flotante: 965017
Las Arcadas fueron renovadas por la Municipalidad y el hotel.
A. Marín

A cambio, el hotel le concedió al Gobierno costarricense, durante 20 años, dos apartamentos en el quinto piso para ser ocupados por delegaciones diplomáticas que pasaban por el país.

Con una cena bailable, cuyas entradas se agotaron desde el día anterior, el Gran Hotel Costa Rica se inauguró el 30 de octubre de 1930 con cuatro pisos y uno por construir, el cual se levantó en los cinco años posteriores.

El edificio se integró a una de las famosas Arcadas que limitan con la plaza Juan Mora Fernández y se convirtió en un importante centro de actividades sociales, políticas y diplomáticas. Durante muchos años fue la parada oficial tras asistir a las funciones en el Teatro Nacional y el sitio de encuentro alrededor de un cafecito.

Brevemente:

Nombre: Gran Hotel Costa Rica

Ubicación: Avenida central y segunda, calle tres, Distrito Catedral, cantón Central de la provincia de San José.

Inauguración: 30 de octubre de 1930.

Primer dueño: Luis Paulino Jiménez Ortiz.

Ingeniero: El estadounidense Víctor Lorenz.

Número de pisos: Cinco

Habitaciones: 125

Dimensiones de la propiedad: 1.283,1 metros cuadrados

Curiosidad: En la naturaleza del inmueble con que aparece en el Registro Nacional dice “solar con un edificio para hotel”.

200 años cumple nuestra capital, San José

HISTORIA DE LA CIUDAD DE SAN JOSÉ

fortin

San José principios del siglo XVI A diferencia de Cartago, la ciudad de San José nunca fue fundada. La fundación era para los colonos españoles del siglo XVI toda una ceremonia político-religiosa que implicaba aspectos como celebrar una misa, dar nombre a la ciudad y realizar una serie de ritos para conformar el nuevo cabildo. La actual capital del país tuvo un nacimiento más modesto debido a que en sus orígenes era tan solo un lugar de paso entre los Valles de Aserrí y Barva, principalmente. En la provincia de Costa Rica del siglo XVII solo habían dos poblaciones realmente importantes: Cartago y Espíritu Santo de Esparza. No obstante, muchas familias se habían asentado en regiones como Aserrí, Barva, Curridabá y Pacaca. a dispersión de estas familias le impedía a las autoridades políticas y religiosas, concentradas en Cartago, tener un mayor dominio sobre esa población. Era muy difícil, por ejemplo, recaudar impuestos, fomentar el trabajo agrícola y, para el caso de la Iglesia, impartir los oficios religiosos.

San José principios del Siglo XX, final de la Avenida Segunda

La Boca del Monte

En 1736 el cabildo de León de Nicaragua ordena edificar ermitas en el Valle de Aserrí. Con esta medida se intentaba congregar alrededor de los oratorios a los feligreses dispersos.Se decide construir una ermita en el lugar conocido como La Boca del Monte de Curridabá, ya que era una zona céntrica y de fácil acceso para los moradores de Aserrí. El padre Juan Manuel de Casasola y Córdoba terminó el templo en 1738 y se lo dedicó al patriarca San José. Allí donde hoy se encuentra la tienda Scaglietti, detrás del Banco Central, se levantó la ermita que marca el nacimiento de nuestra capital.La Iglesia ordena a los pobladores del Valle de Aserrí construir sus viviendas alrededor del templo en la Boca del Monte, sin embargo estos se niegan por apego a la tierra donde viven y por la escasez de agua en el lugar.El problema del agua lo resolvió el padre Juan de Pomar y Burgos en 1747 con una acequia de tierra que trasladaba el líquido, probablemente, desde el río Torres o desde la quebrada Arias. Para 1755 el templo se encontraba descuidado y con pocas casas a su alrededor. Como ya el problema del agua no existía, el alcalde de Cartago, Tomás López del Corral, obligó a las familias de Aserrí a trasladarse “bajo pena de cien pesos de multa” para los que no lo hicieran. También amenazó con castigos corporales, quema de ranchos y destierros. Así fue como la ermita, después de 18 años de abandono, tuvo por fin compañía.

Villa de la boca del monte, san jose

Pobladores

El establecer un poblado, requería trasladar familias de los centros indígenas más cercanos, muchas veces contra su propia voluntad. Era difícil acostumbrar, ya que apartarlos de su lugar de origen no les agradaba. En esta nueva comunidad los pobladores eran devotos del Patriarca San José, con cuya imagen desfilaban el 19 de marzo de cada año.

hotel_washington

Hotel Washington (Principios del Siglo XX), San José

 En la segunda mitad del siglo XVIII la Boca del Monte empezó a ser conocida por sus pobladores como “La Villita” o “Villa Nueva” hasta que en 1801 el gobernador Tomás de Acosta la llamó oficialmente “San José”. Para 1776 la ermita se había trasladado donde hoy está la Catedral Metropolitana y ostentaba el rango de parroquia. En 1783 lo feligreses eran casi cinco mil y se dedicaban al cultivo de maíz, caña y trigo. Gracias a los esfuerzos del diputado y presbítero Florencio del Castillo, San José es nombrada municipalidad por primera vez en 1812. La fundación de la Casa de Enseñanza de Santo Tomás fue uno de los principales logros de este ayuntamiento. Luego de la independencia de España, Costa Rica se fragmentó en dos bandos con intereses contrapuestos: los cartagineses que deseaban adherirse al imperio de Iturbide en México y los josefinos y alajuelenses con ideas republicanas. En abril de 1823 Gregorio José Ramírez forma un pequeño ejército con los partidarios de la República y se enfrenta a los cartag ineses en las lagunas del Alto del Ochomogo. Al ganar los republicanos el enfrentamiento, rompen nexos con Iturbide y, el 16 de mayo de 1823, trasladan la capital de Costa Rica de Cartago a San José. Durante el gobierno de Braulio Carrillo ocurre La Guerra de la Liga donde San José se consolida como capital luego de vencer a Alajuela, Cartago y Heredia. El 27 de mayo de 1839 Carrillo decreta que San José “será siempre la capital del Estado”.

El Desarrollo del Cantón

Si bien el cantón de San José se convirtió en la ciudad más importante del país, su infraestructura era muy sencilla, sin ningún edificio sobresaliente. Los “aires de ciudad” se empezaron a percibir durante el gobierno de Juan Rafael Mora Porras (1849-1859) cuando se edificaron obras influidas por la arquitectura moderna. Fue una época de bonanza económica gracias a la producción y exportación de café. En la segunda mitad del siglo XIX nacieron en el Cantón teatros, iglesias, bancos, hoteles y edificios estatales. San José estrenó cañería, alumbrado público, tranvía y servicio de telégrafos. Al finalizar el siglo vivían en la ciudad más de 37 mil personas. A principios del siglo XX los esfuerzos se dirigen hacia el mejoramiento de la higiene pública. Durante el gobierno de Cleto González Víquez se tendieron redes de cloacas, se instalaron cañerías y se cambiaron las letrinas por inodoros. Pese a la crisis mundial de 1929, se dan importantes esfuerzos por mejorar la red vial y pavimentar calles. Con el paso de los años los distritos centrales empiezan a ser invadidos por el comercio lo que provoca la emigración de los vecinos.
Bulevar Rogelio Fernández Güel, Avenida Central, San José

Situación Actual:
bulevar_rogelio_f

Bulevar Rogelio Fernández Güel, Avenida Central, San José

En las décadas posteriores San José se fue llenando paulatinamente de edificios públicos y privados de grandes proporciones. Tienen ahí su sede los tres poderes del Estado, los principales bancos, hospitales, teatros y museos. Además, se transforma en el cantón mas poblado del país.

Al igual que en sus inicios, San José es hoy utilizado por muchos como un lugar de paso: más de un millón de personas atraviesan la capital de lunes a viernes para dirigirse a su trabajo y una flotilla de 500 mil automóviles particulares ingresa diariamente al casco central. ¡La situación se torna insostenible¡

Durante la década 1990-2000, la Municipalidad ha desarrollado una serie de obras tendientes a mejorar la calidad de vida urbana. Por este motivo, entre otras cosas, se construyen bulevares, se remodelan parques y plazoletas, se amplían y asfaltan carreteras y se impulsan actividades para combatir la contaminación, la delincuencia y la pobreza.

Hoy San José es pionera en la formulación de un Plan Director Urbano, con el cual se espera que los problemas del cantón mejoren, para bien de Costa Rica.

Tomado de los archivos de la Municipalidad de San José

12 de Octubre – Día de las Culturas-

dia de las culturas

El tradicional Día de la Raza quedó en el baúl de los recuerdos y cedió su lugar al Día de las Culturas, fecha que conmemora la diversidad étnica de nuestro país.

Historia

La existencia del Continente Américano fue ignorada (por los europeos) por muchísimo tiempo. Pero una expedición emprendida por Cristóbal Colón permitió su “descubrimiento”, conquista y colonización por parte de los europeos. El hallazgo se produjo el 12 de octubre de 1492. Sin embargo, Colón supuso que había llegado a costas de Asia, en la India de aquellos tiempos. Por eso los habitantes nativos de este continente habitantes fueron llamados “indios”. Conforme los exploradores se adentraron por sus costas, ríos, tierras, comprendieron que en realidad se trataba de un Nuevo Mundo.
Día de la “Raza”

Por años, cada 12 de octubre se festejó el día en que Colón descubrió América, pues se entendía que ese hecho había contribuído a la grandeza y gloria españolas. Además, 1492 es una fecha importante para los españoles porque ese año expulsaron a los árabes de sus tierras. Ese hecho puso fin al yugo de la dominación árabe, cuya presencia en España duró ocho siglos.

Día de las Culturas

La llegada de los españoles al Nuevo Mundo cambió de sentido 502 años después. Esto ocurrió en 1994, fecha en la que se promulgó la ley del Día de las Culturas. De esa forma, el tradicional Día de la Raza quedó obsoleto y dio paso a un nuevo significado. El mismo se fundamenta en la tolerancia, reconoce la diversidad étnica prevalenciente en América y no niega la herencia de España, el legado de los indígenas y el aporte africano, entre otros.

Diversas culturas y etnias
Cuando se aprobó el Día de las Culturas se aclaró definitivamente que las raíces de Costa Rica, al igual que las del resto de los países latinoamericanos, proceden de tres troncos que interactúan desde 1492. Son el español, el indígena y el africano-caribeño que nos convertía, aunque algunos lo ignoraban, en una nación pluricultural y multiétnica. El establecimiento de esta celebración también sirvió para reconocer que, desde mediados del siglo anterior, nuestro país se ha beneficiado con la inmigración europea, centroamericana, asiática, hebrea y árabe, entre otras.