Plaza González Víquez

En unos terrenos vendidos por el señor Santiago Güell, se construyó una plaza a la que se le dio el nombre de Colección. En sus primeros años estuvo dividida diagonalmente por el camino Real a Desamparados. Posteriormente por el trazo de la vía ferroviaria que funciona como enlace de las terminales del Ferrocarril al Pacífico y al Atlántico, quedó fraccionada la plaza en la sección Norte, de Oeste a Noreste. Esta misma división se mantiene hasta en la actualidad por el paso de dicha línea férrea.

Durante la primera administración de Cleto González Víquez (de 1906 a 1910), su Gobierno compró y donó este terreno para la práctica del deporte, así que se le empezó a denominar con su nombre antes de que fuera oficial. González Víquez fue uno de los políticos que más apoyó el desarrollo del fútbol y el deporte en general en Costa Rica, sobre todo en su primer mandato. Sin embargo, la plaza se inauguró oficialmente hasta el 18 de diciembre de 1925, asignándosele el nombre ya conocido. La plaza tiene un monumento de piedra a su memoria, erigido en 1966.

 | EYLEEN VARGAS FOTÓGRAFA DE LN /LA NACIÓN
EYLEEN VARGAS FOTÓGRAFA DE LN /LA NACIÓN

En esta plaza se jugó principalmente béisbol y fútbol. El juego inaugural lo disputaron las primeras divisiones del CS La Libertad y el CS Herediano, con triunfo liberto 2-1. Esa vez, el saque de honor en el centro del campo lo hizo el propio Cleto González Víquez, quien ya no era presidente para ese entonces.2

En décadas posteriores, la Plaza fue escenario de juegos de fútbol y béisbol, turnos, y sobre todo, de las fiestas cívicas de fin y principio de año, con corridas de toros y juegos mecánicos, hasta que éstas fueron trasladadas definitivamente en la década de los 70s al distrito de Zapote, en una zona que ofrecía un campo ferial más amplio y apropiado. Paralelo a ello, se construyeron otras obras públicas que se encuentran en la actualidad, como la piscina olímpica y el gimnasio.

Resultado de imagen para historia de la plaza gonzalez viquez
Corridas de toros en Plaza González Víquez 

Sin lugar a dudas, y debido a sus grandes dimensiones, la plaza González Víquez es uno de los puntos de referencia más utilizados en los barrios josefinos aledaños como Vasconia, La Cruz y San Cayetano, al igual que barrios un poco más distantes como Luján y —en general— en todo el sur de la ciudad.

La plaza González Víquez actual ha evolucionado a un parque recreativo con mejores instalaciones y zonas verdes para el recreo de los niños y los adultos, gracias a la mencionada cancha de fútbol, piscina, cancha de fútbol cinco y playgrounds. Además, la re-activación del servicio del tren metropolitano le ha dado un mayor empuje por ser una de las estaciones más importantes del sector Sur de la capital, recobrando de esta forma una gran parte de su identidad.

Referencias:

  • Fotografías: Periódico La Nación e Internet.
  • Municipalidad de San José.

 

Plaza Juan Rafael Mora Porras

Plaza Juan Rafael Mora, foto de Alejandro A. Taborda
Fotografía de Maritza Cartín

 

Paralelo a calle 2, entre las avenidas 1 y 3, un rectángulo de 25 x 85 m configura una plazoleta que desde los albores de siglo XX amplia el espacio urbano y crea variados puntos de vista para observar las virtudes estilísticas del edificio central de Correos. Paralelamente, la plazoleta es delimitada por el edificio clásico del Club Unión, cuya construcción actual fue realizada en 1988. Originalmente, la plazoleta, de un diseño geométrico simple, carecía de arborización y contaba únicamente como equipamiento con dos columnillas para faroles.

En 1929, el arquitecto Teodorico Quirós diseñó un pedestal en el que el escultor italiano P. Piraino rindió homenaje al gran prócer de la campaña nacional de 1956, el ex presidente de la República Juan Rafael Mora Porras. La composición escultórica es un clásico referente de la primera generación de la estatuaria académica de Costa Rica. En los costados norte y sur del pedestal, Piraino evoca en magníficos relieves la valiente campaña de 1856 y la vocación de labranza nacional. Al oeste y al este, juveniles imágenes simbolizan la libertad y la ciencia. En conjunto, esas alegorías sustentan la imagen del benemérito personaje nacional.

 

Edificio Herdocia  (Fotografía a la izquierda de Panoramio y derecha La Nación)

En la esquina noroeste, diagonal a la plaza, cierra la perspectiva urbana otro proyecto del arquitecto Luis Llach: el edificio Herdocia. Esta obra tardía del arquitecto español se destaca como un volumen de cuatro niveles. Espacios de uso comercial, a nivel de la calle, se combinan con oficinas y servicios en los superiores. El segundo y el tercer nivel identifican con mayor claridad la composición del volumen, el cual está modulado con capiteles y prominentes pilastras de bases geométricas. Este proyecto recurre a instrumentos de un lenguaje más abstracto que académico. Los cuerpos laterales se articulan por medio de un volumen esquinero en ochava. Y en el último nivel, este enlaza dos alas de balcones coronados con livianas pérgolas. El edificio Herdocia, legado del protorracionalismo, fue declarado Patrimonio Histórico-Arquitectónico en el año 2000.

Hacia el centro de la Plaza se levanta la estatua del Presidente Juanito Mora, obra del italiano Pietro Piraino. (Fotografía de Maritza Cartín)

Placa en Pared del Edif. Correos CR
En la pared del Edificio de Correos posa está placa (Fotografía de Maritza Cartín)
Referencias:
  • C.R. Guía de Arquitectura y Paisaje.

Plaza de la Democracia y de la Abolición del Ejército.

Ubicada en San José, avenida 2a, calle 13a.

Autor:  Edwin Villalta Bresciani. Año 1987-1989

La plaza de la Democracia, oficialmente plaza de la Democracia y de la Abolición del Ejército, es un espacio público ubicado en San José, Costa Rica. Sirve de antesala al Museo Nacional de Costa Rica, ubicado en el antiguo Cuartel Bellavista, sitio donde se realizó la abolición del ejército costarricense el 1 de diciembre de 1948, importante hito de la historia y la identidad costarricenses.

La plaza de la Democracia es un conjunto urbano reciente que en su momento fue aplaudido porque vino a revalorizar el desconocido acceso al antiguo cuartel Bellavista, además de que emuló las buenas intenciones de la plaza de la Cultura cuando ésta dejó al descubierto la fachada norte del Teatro Nacional. Este conjunto urbano era necesario para la ciudad de San José, escasa de espacios abiertos. Pero confunde la memoria colectiva, pues la transformación que ha recibido sobre su diseño original irrespeta el monumento preponderante, el edificio de mayor abolengo, cargado de valor simbólico, que representa la huella arqueológica del merlón destruido, señal de la abolición del ejército en Costa Rica. Este espacio, que fue concebido como plaza magnificente para la celebración de eventos aglutinadores, ha sido arborizado con especies que dificultan la reunión y desvirtúan su concepción original de plaza.

La construcción de esta plaza se promovió durante el primer gobierno de Oscar Arias. El proyecto original, resultado de un concurso entre los arquitectos del país, conformó una escalinata diagonal, con sentido suroeste-nordeste y una rampa peatonal o vehicular de noreste a sur. Alberga un anfiteatro en los niveles más altos.

 

Al fondo el Museo Nacional de C.R., visitado por gran número de extranjeros y nacionales.

Placas colocadas el día de la inauguración. 

El 1 de diciembre del 2017 se hizo un acto cívico recordando la abolición del ejército.

 

Referencias:

  • Wikipedia Internet
  • C.R. Guía de Arquitectura y Paisaje.
  • Fotografías de Maritza Cartín (Diciembre, 2017)

Plaza de la Cultura

Plaza de la Cultura1
Fotografía aérea de la Plaza de la Cultura (Fotografía sitio web del Salvador)

 

Historia del Edificio Plaza de la Cultura

En la tercera parte del siglo XX, la ciudad de San José tuvo un crecimiento arquitectónico y demográfico tan importante que el espacio para sus habitantes fue ocupado por edificios, autobuses y automóviles. A raíz de esto, diversos personajes de la esfera cultural empezaron a evidenciar la necesidad de darle a la ciudad espacios públicos que mejoraran la calidad de vida de los visitantes de la capital.

Dentro de este contexto nace, en 1973, el proyecto Plaza de la Cultura, luego de ser declarado Monumento Nacional el edificio del Teatro y declarada de interés público la zona aledaña. En 1975 el Banco Central de Costa Rica se hizo cargo del financiamiento y la ejecución del proyecto para así contar con un espacio donde exponer sus colecciones de oro precolombino, numismática y arte. Los arquitectos Jorge Bertheau, Jorge Borbón y Edgar Vargas fueron los diseñadores elegidos.

Plaza_de_la_Cultura_vista_suroeste2
Plaza de la Cultura (vista suroeste)

El proyecto arquitectónico original abarcaba dos grandes áreas: la manzana norte y la manzana sur del Teatro Nacional. En la manzana norte se ubicaría el Museo del Banco Central de Costa Rica y en la manzana sur un anexo del Teatro Nacional para 255 personas, un taller de pintura, una escuela de ballet y un amplio salón para ensayos de la Orquesta Sinfónica Nacional. Finalmente solo se llegó a construir el proyecto planteado para la manzana norte.

Plaza_de_la_Cultura_vista_sureste
Plaza de la Cultura, vista sureste.

El diseño inicial fue un edificio de por lo menos dos plantas subterráneas y tres niveles de superficie, un edificio “parcialmente visible” de arquitectura contemporánea que no compitiera con el Teatro Nacional. Tras las demoliciones edificios como El Hotel Panamerican, la Botica Mariano Jiménez, Laboratorios Eos, Antiguo Bazar la Casa, Librería López, Óptica Rivera y el Casino Español, se evidenció el valor de mantener descubierta la fachada norte del Teatro Nacional que hasta ese momento era desconocida por todos. Por esta razón, se decidió cambiar el proyecto y hacerlo completamente subterráneo.

La edificación, hito de la arquitectura costarricense, es la única construcción subterránea del país, la cual fue diseñada específicamente para albergar un museo. Su forma es la de una pirámide invertida y cuenta con tres niveles arquitectónicos que suman 12 metros de profundidad desde el nivel de la calle pública.

La Plaza es un área abierta de 45 x 80 metros que cuenta con una fuente, zonas verdes y varios niveles. En la Plaza de la Cultura la persona es la protagonista, porque es la que le da sentido al espacio cuando lo aprovecha y lo comparte. Este espacio se ha convertido en lugar vital, con valores simbólicos poderosos, los cuales le han dado el carácter de corazón de la ciudad.

Los materiales de la construcción de este edificio son el concreto para las paredes, los pisos de mármol nacional y los pasamanos que son cortes de cenízaro, madera preciosa de Costa Rica que actualmente está en peligro de extinción. Asimismo, los pisos de las salas de exhibición están hechos de pequeños trozos de Surá, otra madera semipreciosa de Costa Rica.

Entre los años 2012 y 2013 se reconoce al edificio de la Plaza de la Cultura como uno de los mejores en el Atlas Mundial de la Arquitectura del Siglo XX de la Editorial Phaidon Press de Inglaterra.

Los Museos del Banco Central se encuentran en los bajos de la Plaza de la Cultura. Abren sus puertas al público todos los días de 9:15 am a 5:00 pm. 

Referencias:

  • museosdelbancocentral.org
  • Fotos de Internet

 

Plaza de la Libertad Democrática

Plaza Libertad Electoral1

 

Plaza de la Libertad Electoral, 1996

 

Plaza Libertad Electoral4
Calle 13 y avenida 3, San José.

 

La plaza de la Libertad Electoral es  una de las plazas más simbólicas de la democracia costarricense. Esta se encuentra en las afueras del Edificio del Tribunal Supremo de Elecciones, en frente de uno de los parques con más encanto de Costa Rica: el Parque Nacional y sobre el bello Paseo de las Damas.

A pesar de su pequeño tamaño, la plaza de la Libertad Electoral es una de las estructuras neoclásicas con más personalidad de la capital costarricense. Dentro de su forma semicircular alberga una de las obras del escultor José Sancho Benito, el Epítome del Vuelo, la cual está compuesta de granito rosado.

Referencias:

Fotografías: Maritza Cartín

 

Plazoleta Tiradentes

IMG_4239IMG_4241IMG_4242

Ubicada en Calle Central y Ave. 3 frente a la Iglesia del Carmen. La plaza Tiradentes lleva este nombre en honor José Joaquín Da Silva Xavier, mártir de la independencia del Brasil. El busto fue donado por el Ministerio de Educación y Deporte Brasilia por intermedio de la Embajada de Brasil en Costa Rica. El busto se inauguró el 25 de abril de 1995.

Fotografías Maritza Cartín (Agosto, 2017)

Plaza de la Artillería (actual Banco Central)

 

En el sitio donde hoy se ubica el Banco Central de Costa Rica, estaba antes la Plaza La Artillería. Esta imagen a la derecha es de 1920. La Plaza fue construida, según varios documentos, allá por el siglo XVII o XVIII y se dice que para ello se utilizó mano de obra de esclavos. La Plaza fue demolida en 1948, cuando se abolió el ejército.

Plaza Artillería foto tomada desde la comandancia.jpg

Vista de la Plaza de Artillería, tomada desde la Comandancia. Un aspecto de los preparativos con ocasión del conflicto surgido entre Costa Rica y Nicaragua en tiempo de los presidentes Iglesias y Zelaya, el 12 de febrero de 1898. En Costa Rica había servicio militar obligatorio.

plaza-artilleria4

plaza-artilleria5

Plaza de la Artillería (hoy en día Banco Central), a la izquierda el Banco de Costa Rica y al fondo el Hotel Francés de Monsieur Vigny (hoy Tienda La Gloria). Inicios de los años 1900. (FADCR)

La primera construcción que hubo en este espacio de la Plaza de la Artillería fue la antigua Iglesia de la Merced, la cual después de una serie de sismos en la década de 1880, fue construida en su ubicación actual. Luego de la Iglesia de la Merced se construyó la Plaza y el Cuartel de la Artillería y por último se construyó el Edificio del Congreso:

palacio-nacional-1
Palacio Nacional o Congreso en San José, ubicado donde hoy esta el Banco Central, década de 1900
banco-central-de-c-r
Actual Banco Central

Actual Plaza de la Artillería y Monumento:

IMG_4269[1]

IMG_4272[1]
Monumento a José Ma. Castro Madriz, Expresidente de la República
Últimas dos fotografías de Maritza Cartín Estrada.