Antigua Escuela Rafael Yglesias Castro…hoy Casa de la Cultura Bagaces.

Imagen relacionada

 

La antigua Escuela Rafael Iglesias de la ciudad de Bagaces, Guanacaste, es una obra arquitectónica representativa de la infraestructura escolar rural, propia de la arquitectura de la década de los años treinta. El inmueble es una obra del arquitecto José María Barrantes, insigne profesional que diseñó y dirigió la construcción de la mayor parte de las escuelas rurales y urbanas del país. El edificio construido en madera destaca por su fachada de planos volumétricos en que la simetría recuerda ejemplos de orden neoclásico y es muestra del desarrollo infraestructural rural en el plano educativo de los últimos cincuenta años. El inmueble llevó el nombre del ilustre ex presidente don Rafael Iglesias Castro (1894-1902) y jugó un destacado papel en la consolidación y difusión de la educación en la provincia de Guanacaste. Declarada de Interés Histórico Arquitectónico, según Decreto Ejecutivo Nº 17988-C, publicado en el Alcance Nº 7 a La Gaceta Nº 33 del 17 de febrero de 1988, de carácter estatal.

El edificio de la Casa de la Cultura de Bagaces fue declarado de Interés Histórico Arquitectónico, según Decreto Ejecutivo Nº 17988-C, publicado en el Alcance Nº 7 a La Gaceta Nº 33 del 17 de febrero de 1988, de carácter estatal.

Referencias:

  • Sitio web del Centro de Conservación del Patrimonio Cultural.

Casa de Gobernación de Guanacaste

Imagen relacionada

El inmueble se encuentra inscrito en el Registro Público Partido de Guanacaste al folio real 3.128 a nombre de la Municipalidad de Liberia cumpliendo así con la ley # 5138 de 24 de noviembre de 1972 en donde se traspasa el inmueble a dicha municipalidad de Liberia la cual ha estado en posesión del mismo hasta la fecha. La naturaleza del inmueble es “terreno de casa y solar destinado a construcción de museo”. Es una casa esquinera o forma tradicional de ocupación de la manzana en la colonia a fin de dejar el solar para la familia. Consta de 2 salones con piso de madera, uno de mediano y otro grande, 2 salas, corredores y pasillos de mosaicos de iglesia; levantada sobre un nivel de acera con zócalo. La edificación es un sincretismo de técnicas y materiales. Tiene un corredor con columnata que es el espacio social por excelencia, ventanería y puertas con guarnición y clásica puerta del sol.

La Gobernación fue declarada “reliquia de interés histórico y arquitectónico” por Decreto Nº 14590 de 21 de junio de 1983 cuyo mantenimiento corresponde a la Municipalidad de Liberia y la restauración deberá hacerse bajo la asesoría del Departamento de Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura, Juventud y Deporte.

La casa fue valorada como CASA HISTÓRICA, con categoría de excepcional por el arquitecto Erick Chaves en el inventario general de bienes inmuebles del Centro Histórico de Liberia en 1989.

Colecciones alusivas a diferentes manifestaciones culturales de Guanacaste y Costa Rica se han exhibido en la sala de esa casa en las tradicionales semanas culturales con la ocasión de la fundación del poblado del Guanacaste, hoy Liberia; los 4 de setiembre:

-La Gobernación esta ubicada en la Calle Real de Liberia concretamente en la intersección con la avenida 25 de julio.

Año a año, las tradiciones más queridas del pueblo liberiano se han dado cita en este edificio en donde el pueblo apostado en sus corredores participa de las tradiciones más queridas a saber: “LA BURRA” los últimos días de las tradicionales fiestas populares montando a los “tacaños”; “LA PASADA DEL NIÑO” todos los 24 de diciembre a las 7 de la noche, cuando el pueblo acompaña al NIÑO DIOS en su única salida anual a la Ermita del Señor de la Agonía, pero no con villancicos sino con “parranderas” o música tradicional de Guanacaste; y por supuesto “EL TOPE DE TOROS” que por su espontaneidad es la máxima expresión del folklore liberiano, el cual se desarrolla los mediodías de las fiestas de febrero cuando la comunidad acompañada con parranderas y mascaradas van a “topar” los toros que se montarán en las tardes de fiesta. Ese día la casa parece mas que nunca tener alma. La tradición ha sido adoptada por todo el país con el ya conocido “TOPE” concebido hoy como desfile de caballistas que alegran las fiestas de los pueblos de nuestra querida Costa Rica.

Este inmueble, conocido como “Edificio de la Gobernación”, no fue construido por el Gobierno de la República. Originalmente, fue una casa de habitación y posteriormente propiedad del Estado.

Resultado de imagen para fotografias de casa de gobernación de liberia

Aproximadamente en 1850, la construyó don Indalecio Maleaño y Midence, rico hacendado rivense. En 1865 don Indalecio se la vendió no inscrita a doña Guadalupe Marín Sandoval.

En 1882, la citada doña Guadalupe, ante el Juzgado de Liberia, siendo Juez Civil el Lic. don Federico Faerron, solicita la inscripción de este inmueble, y se inscribe en el Registro Público, Partido de Guanacaste al tomo 14, folio 54, número 3128, asiento 1. Este asiento describe textualmente así la obra: “… Casa y solar, sito en la esquina sureste de la plaza principal, de la ciudad de Liberia, distrito y cantón primeros de la Provincia de Guanacaste. Linderos: Norte, calle en medio, con la Iglesia Parroquial; Este: casa y solar de Santos Urbina; Sur: Linderos de la petente, y Oeste: calle en medio casa de José García. Medida superficial de la casa, treinta y seis y media varas de frente por dieciocho de fondo, y el solar, treinta y seis y media de frente por cincuenta y dos y media de fondo. La casa está dividida en tres piezas grandes de habitación, dos ídem pequeñas, una cocina, un corredor por dentro y dos por fuera”.

Referencias:

 

Escena campesina de nuestros antepasados guanacastecos.

Remembranza

Ésta es una escena típica de los guanacastecos de antaño, cuando nuestros abuelos vivían en los campos rodeados del transporte de aquella época.

Tiempos que en la actualidad cuesta observarlos en la pampa guanacasteca, porque nuestras tradiciones y cultura han ido desapareciendo poco a poco…

Lo que queda en estos tiempos es recordar de cómo vivieron nuestros abuelos, era una época dorada.

Diario Digital El Independiente. Edgar Cantón 

Hacienda La Pacífica

La casona de Doña Pacífica Fernández Guardia
Bella estampa de la Casona rústica.

Para edificarla, los constructores utilizaron cedro y pochote. La levantaron cerca de almendros, tamarindos, higuerones y guanacastes para disfrutar de espacios frescos.  La casona tiene amplios ventanales en forma de arcos labrados para darle a la construcción cierto aire europeo.

El voladizo (un corredor de cedro) es custodiado por barandales de tablones. Un arco de pequeñas tablillas sirve como entrada principal.  Elaborar semejante pieza, sin duda alguna, fue laborioso. La clave (pieza de madera que le da firmeza al arco) tiene tallada una cruz, distintivo muy usual en esa época para librarse de malos augurios.

La casa tiene tres amplios cuartos y un techo piramidal cubierto por tejas.  En el fondo, todavía en pie, el fogón de doña Pacífica parece que fue utilizado apenas ayer.  Lo montaron sobre una mesa de madera y para que el fuego no lo consumiera, lo cubrieron con bahareque, piedras y arena.  Esos elementos servían de aislante.

Ubicada al Norte de la ciudad de Cañas

Las historias de las viejas haciendas guanacastecas siempre tienen un encanto particular. Podríamos sentarnos en una inmensa piedra debajo de árbol frondoso, cerrar los ojos en medio de la quietud del campo e imaginar la vida allí 80 años atrás, sin mayor ruido que el de los animales pastando y el correr del río a pocos metros. Un ambiente limpio, una quietud envidiable, una vida pacífica.

Pacífica Fernández Guardia, nacida en San José en 1864, era hija del presidente de la república Próspero Fernández Oreamuno y esposa del también presidente Bernardo Soto Alfaro. En 1888, su marido le regaló una hacienda en Guanacaste donde ella encontró refugio y descanso. Mandó construir una casona donde pasar largas temporadas y a su nueva propiedad la bautizaron “La Pacífica” en honor a la dueña.

La hacienda cuenta con más de 2000 hectáreas de extensión y se encuentra dentro de una de las pocas reservas privadas en el bosque tropical seco de Guanacaste, único en el mundo. Allí, entre los ríos Corobicí y Tenorio, sobre la carretera interamericana norte, entre las ciudades de Cañas y Bagaces, justo a cinco kilómetros de Cañas está el Hotel Hacienda La Pacífica, un lugar cuya arquitectura y ambiente rescatan ese legado centenario y lleno de historia de la hacienda. Hotel, restaurante, centro de eventos, hacienda productiva: La Pacífica lo tiene todo.

Referencias:

Casona Santa Rosa

Casona Sta. Rosa

La Casona o “Casa grande” de Santa Rosa fue la casa más grande en la finca de Santa Rosa o la Hacienda Santa Rosa.

Santa Rosa es una de las más antiguas haciendas de Costa Rica, Hay pruebas históricas de su existencia desde 1663. Santa Rosa fue no sólo una de las más antiguas haciendas, pero también uno de las más grandes, y se dedica a actividades agrícolas y ganaderas.

Imagen relacionada

Antes de 1863 Santa Rosa fue sólo una casa grande en el centro de varias fincas, hasta que don Inocente Barrios Muñoz, el propietario en ese momento, la incluyo en el Registro Público con el nombre de Finca Santa Rosa

Casona Santa Rosa es una buena representación de una hacienda colonial productiva, es también fue el sitio de la Batalla del 20 de marzo de 1856, una lucha que duró sólo quince minutos, pero de gran importancia durante la campaña nacional, fue durante este breve encuentro que los filibusteros, los invasores en favor de la esclavitud, huyeron de Costa Rica y de las tropas centroamericanas. Este suceso histórico es un ejemplo de heroísmo de Costa Rica y el amor por la libertad y la democracia.

Santa Rosa no sólo tiene una importancia cultural e histórica, sino también la arquitectura. La Casona fue reconstruido en 1985, la casa tiene una base de piedra y se compone principalmente de adobe, aunque algunos se utilizó también madera.

Algunas de las habitaciones utilizadas en el pasado como establos permanecer aparte de el edificio principal. Los corrales de piedra están bien conservadas y son una de las principales atracciones. Los corrales reconstruida contienen antiguos utensilios de agricultura.

Los establos y y un granero se encuentran en la parte posterior del edificio principal, también se encuentra una capilla utilizada en el pasado para los servicios religiosos.

Resultado de imagen para Historia de la casona santa rosa

La Casona tiene corredores al aire libre para disfrutar de la vista panorámica y alrededores bosque seco tropical. Dentro de la casa se encuentra un museo sobre la historia de la batalla de Santa Rosa y otras batallas. En estos 550 metros cuadrados muestra presenta fotografías, documentos históricos, parrillas suspendidas utilizadas para ahumar comida al horno de barro, tinajas utilizadas para almacenar granos, retratos y armas incluyendo una colección de fusiles que fueron adquiridos gracias a algunos el dinero prestado por el gobierno francés.

Resultado de imagen para Historia de la casona santa rosa

La Casona de Santa Rosa está situado en la provincia de Guanacaste, en una propiedad de 38.674 hectáreas, a 36 km al norte de la ciudad de Liberia, y es parte del “Área de Conservación Guanacaste. El museo abre diariamente de 8:00 am a 4:30 pm.

 http://www.guanacastecostarica.com 

Fotografías Internet algunas sin autor

Ecomuseo, Abangares

Resultado de imagen para historia del ecomuseo de abangares, guanacaste
Fotografía vozdeguanacaste.com 

Abangares es conocido como el cantón minero de Costa Rica. Ya allí se localizó la industria minera de oro más grande de toda la historia de Costa Rica. El principal distrito minero fue La Sierra de Abangares, donde Minor Cooper Keith ubicó la planta de procesamiento de oro de su compañía Abangares Gold Fields of Costa Rica. Otro distrito abangareño en el cual repercutió la explotación aurífera fue en Las Juntas, donde se desarrollaron centros mineros y donde los obreros convergían los fines de semana a tomar y jugar poker.

Entrada a las minas.  Fotografía The Silver People Chronicle

Seguir leyendo “Ecomuseo, Abangares”