Mercado Municipal de Orotina, Alajuela, 1901-1950.

La importancia de los mercados como sitios de intercambio se remonta a la América precolombina donde generalmente eran lugares abiertos donde se desarrollaban las actividades comerciales y sociales necesarias.
Posteriormente con la influencia española, se ubicaron los mercados en la Plaza Mayor, principal elemento configurador del paisaje urbano y núcleo generador de la ciudad, ya que además de la circulación de mercancías se concretizaban actividades esenciales de la comunidad, tanto de orden cívico como religioso y recreativo.

En Costa Rica la tarea de construir “mercados municipales” surgió en el país a finales del siglo XIX para satisfacer medidas de saneamiento y ornato, dándose entonces el proceso de sustitución de plazas de mercado abiertas por mercados municipales techados y especialmente delimitados.

Seguir leyendo Mercado Municipal de Orotina, Alajuela, 1901-1950.

Templo Católico ermita del Rosario, Desamparados, San José, 1900-1950.

Resultado de imagen para TEMPLO CATÓLICO Rosario, desamparados
Fotografía Periódico Al Día.

Este hermoso templo católico de la localidad está dedicado a Nuestra Señora del Rosario.

La ermita, construida entre 1947 y 1949, constituye un ejemplo de una arquitectura que tanto en su diseño y técnicas constructivas, como en el uso de materiales, ya no está vigente y es clásico.(A)

Hay algo curioso en la construcción de este templo y es que sus planos se usaron para construir el templo de Loma Larga. Las iglesias tienen diferencias mínimas. Por ejemplo, tienen una diferencia en los ventanales: la de El Rosario tiene ventanales con vidrios transparentes y la de Loma Larga tiene vitrales. El mosaico es idéntico. La fachada también. (B)

El inmueble fue declarado Patrimonio Histórico Arquitectónico, según el decreto Nº 28737-C, publicado en La Gaceta N.° 132 del 10 de julio del 2000.

Referencias:

A. Centro de Conservación Patrimonio Cultural.

B. Artículo de Tía Zelmira, Camilo Rodríguez Chaverrí.

Casa Delgado Carvajal, San Antonio, Desamparados, San José, 1851-1900.

La imagen puede contener: exterior

La casa de José Luis Delgado Carvajal representa un excepcional ejemplo de la arquitectura criolla, construida hacia fines del siglo XIX en lo que entonces era San Antonio de Desamparados eminentemente rural.

La vivienda se constituye en un hito urbano de innegable valor referencial, que merece conservarse y ponerse en valor en el memorial colectivo.

El inmueble es un ejemplo típico de las viviendas que formaron parte de las grandes fincas cafetaleras del Valle Central y por tanto testimonio de una época socioeconómica coyuntural de la historia costarricense

La imagen puede contener: casa y exterior

La casa hasta el 2019 se encontraba en pésimas condiciones. Esperando una restauración pronta.

La imagen puede contener: planta, árbol, casa, cielo, exterior y naturaleza

Declarada Patrimonio Arquitectónico el 11 de abril del 2007 bajo decreto #33686-C, Gaceta #70

Referencias:

Periódico El Desamparadeño.

Antigua Gobernación hoy centro alajuelense de la cultura, alajuela, 1851-1900.

Fachada principal Este del edificio.

Este edificio albergó el Antiguo Palacio Municipal de Alajuela y se construyó durante la administración de Ricardo Jiménez, en 1914, también fue la primer sede Regional de la Casa del Artista.

LOS ANTIGUOS PALACIONES MUNICIPALES DE ALAJUELA:

El primer Palacio Municipal de Alajuela funcionó durante mucho tiempo en una casa de adobes que sufrió procesos de reconstrucción y mejoras entre 1813 y 1825.

Después funcionó en el edificio que se conoció como Palacio Viejo. Este edificio fue demolido en la década de los ¨70 y fue ocupado sucesivamente como Palacio Municipal, casa del Presidente Tomás Guardia y finalmente como Biblioteca Pública.  Allí murió el 6 de julio de 1882 el General Guardia (hoy día en ese sitio se encuentra el Banco Popular y la Municipalidad).

El 22 de diciembre de 1863 se inauguró un nuevo Palacio Municipal, ubicado al costado noroeste del parque  en el sitio preciso en donde actualmente se encuentra el último Palacio Municipal.

Este inmueble prestó servicios por espacio de unos cuarenta años, al cabo de los cuales ya en mal estado, se pensó en la necesidad de construir otro que llenara los requisitos de elegancia y comodidad para la ciudad de Alajuela.

Ha albergado en su interior el Archivo Municipal, en Conservatorio Municipal de Música, la oficina del promotor de deportes, la Regional de Cultura de Alajuela y la de Zona Norte. Actualmente encontramos en este espacio el SINEM, oficina de la Asociación Centro Alajuelense de la Cultura, oficinas de la Municipalidad de Alajuela y la oficina de Gestión Cultura de la Dirección de Cultura en Alajuela.

Construcción del Nuevo Palacio Municipal:

El nuevo Palacio Municipal fue una obra de construcción que se llevó a cabo de 1909 a 1914, durante la administración de Don Ricardo Jiménez Oreamuno. Desde su inauguración funcionó como sede de la Municipalidad y como Gobernación, luego instaló allí la Oficina de Correos.

Fotografía tomada desde el Museo Juan Santamaría hacia el Este.

Debido al paso del tiempo y a los diferentes usos que se le dio el inmueble estaba muy deteriorado. Es por eso que en 1907 se había pensado en la necesidad de construir un nuevo palacio; para tal fin el gobierno decide comprar ladrillo y cal a precios de costo y su autorizó a la Municipalidad para que pudiera invertir dineros procedentes de la venta de terrenos baldíos.

Así se ordenó la venta de diez mil hectáreas, mediante un remate por la Cuma de 83828.40 colones. De ese monto se tomaron 21014.00 colones para invertirlos de la siguiente forma, 12995.79 colones en la construcción del nuevo edificio destinado a Palacio Municipal y el resto se empleó en el lastrado y arreglo de las calles macadamizadas que tiene la ciudad, además se construyó un lavadero público al sur de la población y cercano al manantial llamado el Arroyo.

Seguir leyendo Antigua Gobernación hoy centro alajuelense de la cultura, alajuela, 1851-1900.

Templo Católico nuestra Señora de las Piedades, Naranjo, Alajuela, 1901-1950.

Actual Templo de Naranjo ubicado frente al Parque Central de Naranjo.

La iglesia de Naranjo se construye bajo la advocación de Nuestra Señora de las Piedades.

En 1869 siendo Arzobispo de Costa Rica Monseñor Anselmo Llorente y la Fuente, se decide constuir un nuevo templo en un terreno donado por don Manuel Mora, vecino de la localidad, los materiales y mano de obra fue aportado por los mismos vecinos.

La Parroquia de Naranjo se funda en agosto del año 1881. El primer cura Párroco fue el Presbítero Ignacio Monge.

Naranjo en principio se llamó: “El Repasto”. Naranjo tenía sacerdotes desde el año 1865, pero pertenecía a la Parroquia de Grecia.

Se le otorgó el título de Basílica agregada a la Basílica Santa María la Mayor de Roma, el 8 de Diciembre de 1929.

Seguir leyendo Templo Católico nuestra Señora de las Piedades, Naranjo, Alajuela, 1901-1950.

Parque Juan Santamaría, Alajuela.

El parque Juan Santamaría, en Alajuela, es reconocido por albergar el conjunto escultórico en honor al héroe nacional oriundo de Alajuela. Se trata de una escultura de bronce de sorprendente realismo que capta el momento en el que el soldado, que porta en alto una antorcha, se dispone a prender fuego al mesón de Guerra, donde permanecía atrincherado el enemigo. Los filibusteros de William Walker se vieron sorprendidos por el fuego emprendiendo una huida que culminó con la victoria costarricense.

La figura se alza sobre un pedestal elevado y se encuentra flanqueada por cañones. Cincelada en 1891 por el escultor francés Arístide Croisy, es un canto a la defensa de la libertad e independencia de la patria.

En los dos bajo relieves adyacentes, firmados por Gustave Deloy, se utiliza un estilo narrativo para contar en episodios la historia del héroe. En uno de ellos se ve a Santamaría presentarse voluntario para quemar el mesón, y en el otro se representa el incendio y su muerte. El pedestal está rodeado vegetación simbólica, palmas, robles y laureles, que aluden a la gloria, mientras las máscaras de leones representan la fuerza y la soberanía nacional. La escultura se completa con una inscripción que reza:

“Juan Santamaría, 11 de abril de 1856. Monumento erigido por suscripción pública, con el concurso del gobierno, al héroe muerto por la patria en la Batalla de Rivas de la guerra nacional contra los filibusteros”.

Referencias:

Municipalidad de Alajuela.

Fotografías de Maritza Cartín, Enero, 2020.