Barrio Otoya

De origen peruano, Francisco Otoya Seminario llegó a Costa Rica en la década de 1870. Luego de adquirir una finca lindante con el río Torres, al noroeste de San José, decidió establecerse en la ciudad, en lo que por eso empezó a ser conocido como “el potrero de los Otoya”, sitio al que se entraba por la llamada callejuela de Puerto Escondido. Fallecido Otoya, en 1899, fue su hija Amalia quien junto a un par de empresarios vio las posibilidades de urbanización que se abrían para ese terreno, dada la reciente experiencia del emigrante francés Amon Fasileau-Duplantier.

Por eso, ubicado en el distrito Carmen de San José, el barrio Otoya es en gran medida una continuación hacia el este del barrio que Amón desarrollara en la zona, a partir de 1892. Así, desde 1907, se dio continuidad a las avenidas 7 y 9, así como a las calles 9, 11 y 13, confinadas todas por la ribera del río Torres; creando un sereno rincón josefino que, desde el principio, se distinguió por recibir en sus predios a familias provenientes de la burguesía comercial y a algunos adinerados de viejo cuño, pero todos singularizándose allí por la alta calidad de la arquitectura de sus señoriales viviendas. La ladera del río –que se convertiría en el Parque Zoológico Simón Bolívar– le brinda a las calles de este barrio una acogedora sinuosidad que no poseen otros ensanches urbanos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s