Fuentes victorianas en Costa Rica

Image result for Fuentes victorianas en costa rica
Fuente de los Delfines-Cartago-Enero 2012 by Reyleomessi

Durante la época colonial, los labriegos sencillos de Costa Rica solo conocieron el hierro en el pico, la pala, las herraduras y los frenos de caballo. El hierro provenía del exterior; era caro y escaso, y su dominio artesanal le pertenecía a los herreros (Payne, 1986, pp. 49-50). A diferencia de los virreinatos de América (i.e. México, Perú), acá nunca hubo fontanas ni pilas públicas para abasto del agua. Lo más cercano a una fuente eran las pilas de bautismo, los pozos de mampostería y las acequias. El hierro industrial entró en escena con los postes de queroseno importados de Inglaterra, a mediados de la década de 1850, cuando aún faltaban décadas para la aparición de la electricidad. Justamente, un año después, se realizó, en Londres, la Gran Exposición de los Trabajos de la Industria de Todas las Naciones (1851), que vino a ser el pináculo propagandístico de la era victoriana y del siglo imperial británico. El dominio de la producción del hierro (utilitario y suntuario) y la mecanización de la industria textil, convirtieron a Inglaterra en un imperio que comerciaba con muchos países, incluida Costa Rica. Carecíamos de dinero para comprar bienes a Inglaterra, pero ya teníamos el “grano de oro”, y gracias a él se facilitó el intercambio comercial. Pudimos, por primera vez en nuestra historia, disfrutar, democráticamente, de los goces de Europa.

En pleno auge económico de la época liberal en Costa Rica, la prosperidad ya se advertía en los parajes y edificios públicos, así como en la construcción de obras de infraestructura (carreteras, muelles, cañerías, red ferroviaria); pero también se apreciaba en las propiedades de personas acaudaladas (cafetaleros, comerciantes, y profesionales).

Todo ello, más la moda y la posibilidad de tener acceso a objetos preciosos europeos, a relativo bajo costo, posibilitó la aparición de fuentes, cráteras, bancas, farolas y otros notables objetos de hierro, en muchos sitios del país. Por ejemplo, algunas municipalidades dispusieron colocar fuentes en sus parques y plazas, lo mismo hicieron instituciones religiosas, educativas, hoteles, etc. El hierro sedujo por la facilidad y eficiencia en la construcción de edificios, puentes, mercados, kioscos, etc., así como en la aparición de herramientas, mecanismos para la producción agrícola, y posteriormente, bienes del hogar como las máquinas de coser, estufas, planchas, comales, ollas, etc.

Seguir leyendo…presionar el siguiente enlace:

Fuentes Victorianas en C.R.

 

Referencias:

  • Revista Herencia Vol. 29 (1), 95-140, 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s