Angel Miguel Velásquez Vidaurre, Ingeniero y Arquitecto, 1838-1912, San José.

Biografía:

Fue una de las figuras más distinguidas de las colonias extranjeras en Costa Rica. Ingeniero y arquitecto mexicano.

Hizo sus primeros estudios en ciencias, en Nueva York y completó su carrera profesional en Europa. Fue discípulo del distinguido ingeniero y arquitecto del Rey Víctor Manuel, Doctor don Saberie Cavallari.

Terminados sus estudios regresó a su patria, incorporándose en la Facultad de Ingenieros Civiles y Arquitectos de México, habiendo sorprendido al tribunal con su vasta ilustración y profundos conocimientos en la materia, por lo que se le otorgó un diploma y una medalla de honor.

Habiendo sido llamado, por mediación del Ministro de Guatemala en México, para fundar en aquella república la Escuela de Bellas Artes, Salió el señor Velázquez de su patria a la edad de veinticinco años, Desgraciadas rivalidades entre Guatemala y el Salvador, impidieron que los deseos progresistas del gobierno guatemalteco se realizaran. El señor Velázquez cambió de residencia estableciéndose en el Salvador y colaborando en el gobierno del General Barrios. La caída de este caudillo impulsó a don Angel Miguel a buscar nuevo hogar, siendo Costa Rica el lugar electo; desde entonces vivió entre nosotros, habiendo muerto en la ciudad de San José.

La competencia profesional y la exquisita cultura del Sr. Velázquez, además de todas sus otras prendas personales, hicieron que pronto se abriera campo y que las miradas de los hombres de gobierno se dirigieran a él, persuadidos de que la actividad de tan distinguida persona, puesta al servicio de la nación, había de ser fuente segura de progreso.

La administración del Dr. Don José María Castro, en cuya familia ingresó, habiendo contraído matrimonio con una de las hijas (Angelina Castro Fernández) de tan distinguido hombre público, fue la que disfrutó de los más importantes y valiosos servicios del ingeniero Velázquez. Su actuación en esa época quedó traducida en obras de capital importancia, tales como la famosa carretera a Cartago, la anterior cañería de esa ciudad, que el tiempo confirmó como obra perfecta; los estanques de aprovisionamiento construidos a gran altura, han resistido los diferentes temblores de tierra que se han repetido en Costa Rica. Obra del señor Velázquez son casi todos los puentes de mampostería, etc.

Su obra arquitectónica se apegó especialmente al neoclasicismo. En 1864 el rector de la Universidad de Santo Tomás, José María Castro Madriz, lo contrató para que desarrollara un programa de estudios e impartiera lecciones en la carrera de ingeniería y arquitectura en ese centro universitario.

En 1866, al llegar Castro Madriz por segunda vez a la presidencia de la República, fue nombrado Director General de Obras Públicas, por lo que tuvo que renunciar a la Universidad. Ese mismo año pasó a formar parte de la Junta Edificadora o Junta Piadosa y, por encargo del Gobierno y del Obispo Anselmo Llorente, elaboró unos planos para la reconstrucción de la Catedral, proyecto que se realizó hasta 1871. Este año, a partir de un primer trazado urbano de la ciudad de Limón que realizó el ingeniero alemán Franz Kurtze, Velásquez tuvo a su cargo el trazado de las calles, los cuadrantes y las divisiones de cada manzana en lotes rectangulares de ocho solares en esa ciudad.

Inició la construcción de la cañería para abasto de agua potable en San José, la que se purificaba en tanques de captación ubicados en Barrio Aranjuez, inaugurada oficialmente el 25 de octubre de 1868.

Diseñó el edificio de estilo neoclásico para la escuela de Artes y Oficios o Talleres Nacionales, que después se utilizó de Comandancia de Plaza y Palacio Presidencial durante el gobierno de Tomás Guardia.

En 1890 formó parte de la primera Junta Auxiliar para inspeccionar los trabajos de la construcción del Teatro Nacional y colaboró en la elaboración de los planos.

TNCR - Pilares
Planos y supervisión del Teatro Nacional.

En 1894 de nuevo fue nombrado Director General de Obras Públicas, durante la administración de Cleto González Víquez, desplazó al ingeniero Nicolás Chavarría en la dirección de las obras de construcción del Teatro Nacional, las cuales concluyeron en 1897, bajo la dirección del arquitecto italiano Ruy Cristóforo Molinari.

Obra:
1866 Catedral de San José, planos para la reconstrucción de la Cañería para agua potable de San José.

La Catedral Metropolitana, San José, 1850. | Mi Costa Rica de Antaño

1867 Escuela de Artes y Oficios o Talleres Nacionales, después Palacio Presidencial, diseño Teatro Nacional, planos, inspección de obras y dirección de obras.

El Palacio Presidencial, el primer edificio simbólico del viejo San José en  desaparecer - La Nación
Palacio Presidencial.

1871 Trazado de las calles, cuadrantes y división en lotes de Limón, basado en trazado de Franz Kurtze.

La ciudad de Limón surgió en la mesa de dibujo del ingeniero mexicano, Ángel Miguel Velázquez Vidaurre. El terreno donde se asentó el casco antiguo, era suficientemente plano y se prestaba para el diseño de una ciudad moderna, con calles y avenidas de 14 metros y cuadrantes exactos, y así se hizo. Hay que tomar en cuenta, que se trataba de la primera ciudad y único puerto en el Caribe, con el que se abrirían las puertas hacia Europa. Pero no crean que fue nada fácil, había que romper selva virgen, con humedales y condiciones de salubridad nada propicias para los hombres que vinieron desde Cartago, con hachas y sierras manuales para cumplir con el arduo cometido.

Obviando falsas modestias, la Costa Rica-pobre, que se acababa de embarcar en la construcción del ferrocarril al Caribe, la obra de infraestructura de más envergadura en toda su historia, se atrevía a iniciar, paralelamente un proyecto con el que, se adelantaba 85 años a Brasil en la construcción de su capital en plena jungla amazónica; y a La Habana en 6 años, en la construcción de su histórico malecón; claro, no existían los ecologistas.

Así nació la joya caribeña, la única ciudad planificada urbanísticamente, y una de las más nuevas del país, con particularidades raciales; religiosas; gastronómicas; idiomáticas; festivas y culturales, que la hacen única e irrepetible.

Trazado de calles, cuadrantes de la provincia de Limón.

Referencias:

SINABI, Costa Rica.

Trazado de la ciudad de Limón. Víctor Galeano, Memorias sin Papel.

Investigación de Mi C.R. de Antaño por Maritza Cartín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .