Archivo de la etiqueta: Presidentes de Costa Rica

Rafael Barroeta y Castilla, Cuarto Jefe Político de Costa Rica.

Rafael Barroeta y Castilla (* San Miguel (El Salvador); 1766 – † San José (Costa Rica); 13 de agosto de 1826).

Hijo de Juan Antonio Barroeta e Iturrio y Ana Gertrudis Castilla y Andurrián.; se casó con Bárbara Enríquez Díaz Cabeza de Vaca y Palacios, nicaragüense.

Se graduó de Licenciado en Leyes en la Universidad de Guatemala. Llegó a Costa Rica alrededor de 1804, para servir el destino de Asesor Letrado del Gobernador. Fue Teniente de Gobernador de Bagaces en 1805, y en septiembre de 1811 estuvo interinamente encargado del mando de la provincia de Costa Rica, por ausencia del Gobernador Juan de Dios de Ayala y Toledo. En 1818 y 1819 fue Alcalde ordinario de la ciudad de Cartago y en 1820 de San José.

Fue miembro de la Junta de Legados de los Pueblos en 1821. Presidió la Junta de Electores que gobernó Costa Rica del 6 al 13 de enero de 1822, y durante el resto de ese año fue miembro de la Junta Superior Gubernativa, que presidió de enero a marzo de 1822. También fue miembro de la segunda Junta Superior Gubernativa que ejerció el poder de enero a marzo de 1823.

Participó en muchas actividades políticas de importancia y fue un entusiasta partidario de la anexión de Costa Rica al Imperio Mexicano de Agustín de Iturbide. Sin embargo, en 1823 empezó a sufrir graves quebrantos en su salud mental y hubo de retirarse de todos los asuntos públicos.

Murió en San José en 1826.

Pedro José de Alvarado y Baeza, Tercer Jefe Político de C.R.

Sacerdote y político costarricense, Presidente de la Junta Superior Gubernativa de Costa Rica del 1 de diciembre de 1821 al 6 de enero de 1822.

Nació en Cartago, Costa Rica, el 25 de junio de 1767. Sus padres fueron el teniente Pedro de Alvarado y Guevara y Manuela Baeza Espinosa de los Monteros y Maroto.

Carrera sacerdotal
Fue ordenado como sacerdote católico alrededor de 1791. En 1797 fue cura interino de San José y en 1798 cura interino de Heredia. Posteriormente desempeñó otros cargos, hasta ser nombrado vicario eclesiástico de Costa Rica, que era el cargo más alto de la jerarquía católica local y del que tomó posesión el 18 de abril de 1820. Ejercía esas funciones en 1821, cuando se produjo la separación de Costa Rica de España. Posteriormente se le elevó a vicario foráneo. Renunció a esa dignidad en 1835.

Presidente de la Junta Superior Gubernativa
Fue miembro de la Junta de Legados de los Pueblos que gobernó Costa Rica del 12 de noviembre al 1° de diciembre de 1821, bajo la presidencia del presbítero Nicolás Carrillo y Aguirre.

Al concluir las sesiones de la Junta de Legados y emitirse con carácter interino el Pacto de Concordia, Alvarado y Baeza fue elegido para formar parte de la Junta Gubernativa interina que asumió funciones el 1° de diciembre de 1821, así como para presidirla. Ejerció la presidencia de la Junta hasta la conclusión de sus funciones el 6 de enero de 1822. Durante su gobierno se celebraron comicios para elegir la Junta de Electores que asumió el poder el 6 de enero de 1822, bajo la presidencia de Rafael Barroeta y Castilla.

Fue partidario de la unión de Costa Rica al Imperio Mexicano de Agustín I.

Fallecimiento
Murió en Cartago, Costa Rica, el 8 de julio de 1839. En su testamento instituyó numerosos legados en favor de templos, de los pobres y para la dote de jóvenes huérfanas y virtuosas de Cartago.

Su hijo Juan Fernando Echeverría fue designado a la Presidencia.

 

Ah Cosas las de don Pepe!

cosas_pepe48

La primera mitad del presente siglo la ocupó sin duda don Ricardo, y la segunda, sin duda también, don Pepe. Fueron dueños y señores de la opinión pública, y tanto lo fueron, que al Licenciado Ricardo Jiménez Oreamuno, tres veces Presidente de la República, y a don José Figueres Ferrer, que por iguales períodos también ocupó la Primera Magistratura del país, el pueblo les conoce simplemente como don Ricardo y como don Pepe. Del primero son muchas las anécdotas que se cuentan, y tantas son que en rueda de amigos, se repite siempre la frase:
-«Como decía don Ricardo», sin recabar ningún contertulio la certeza de su afirmación. Del segundo también se refiere lo mismo. Es común en cualquier reunión informal escuchar a alguien emplear la misma frase: «como decía don Pepe», cuando, tal vez, ninguno de los dos ilustres exmandatarios, nada tuvieron que ver con la afirmación que en su nombre se hace.

Esta ha sido la tradición verbal. En el caso de don Ricardo, muchas de sus sentencias famosas han sido recogidas en varias publicaciones, pero en cuanto a don Pepe, hasta ahora se han limitado a las publicadas por algunos medios de comunicación. A lo anterior se debe que nos hayamos atrevido a emprender esta tarea, que posteriormente habrá de completarse con muchas otras publicaciones, ya que la figura de don José Figueres trasciende fronteras no alcanzadas jamás por ninguno de nuestros próceres.

El título por nosotros escogido para este trabajo responde también a una expresión popular. Cuando aquel inolvidable caudillo, «se salía con alguna de las suyas» (*), las gentes sencillas del pueblo, no obstante lo polémica que hubiese sido su actitud o manifestación pública que hubiese hecho, la justificaban con la siguiente expresión:
¡AH COSAS LAS DE DON PEPE!, con lo que le patentizaban -además- la enorme fe que le tenían.

Por todas estas razones don Ricardo y don Pepe nunca podrán morir, porque son esencia y reflejo de nuestro pueblo, de un pueblo que como al costarricense, nadie mejor que ellos, supieron comprender y amar.

Para seguir leyendo presione el siguiente enlace:

a cosas la de don pepe

 

Referencias:

  • A cosas las de Don Pepe. Cordero Croceri, José Rafael

Una dama llamada “Cucaracha”

 

ricardo-jimenez y la cucaracha

En su época fue vista con burla y menosprecio, fue la comidilla de la sociedad, sin embargo debió ser una mujer muy bella, de porte elegante, femenina e inteligente para enamorar a un hombre de la talla de Don Ricardo Jiménez Oreamuno. Se trata de Doña Beatriz Zamora López, Primera Dama de la República desde 1932 a 1933, a quienes todos llamaron La Cucaracha. Seguir leyendo Una dama llamada “Cucaracha”

Nicolás Carrillo y Aguirre…segundo Jefe Político de Costa Rica

Sacerdote y político costarricense, Presidente de la Junta de Legados de los Pueblos que gobernó Costa Rica del 12 de noviembre al 1 de diciembre de 1821.

Datos personales

Fue bautizado en Cartago, Costa Rica, el 26 de mayo de 1764, con el nombre de José Nicolás. Sus padres fueron José Cayetano Carrillo y Cascante, maestro herrero, y María Josefa Aguirre y Rodríguez. Tuvo seis hermanos: José Francisco del Rosario (casado con María Fernández y Tenorio, hermana de Félix Fernández y Tenorio), José Antonio (casado con Manuela Valverde y Castro), José Miguel, Ana Catalina (casada en primeras nupcias con Ramón de Céspedes y en segundas con Miguel Cárdenas) y María Josefa Carrillo y Aguirre. Seguir leyendo Nicolás Carrillo y Aguirre…segundo Jefe Político de Costa Rica

Bruno Carranza Ramírez, Octavo Presidente de Costa Rica

Resultado de imagen para Bruno Carranza Ramírez

Fue un político y diplomático costarricense, Presidente de la República, del 27 de abril al 9 de agosto de 1870, con el título de Jefe Provisorio de la República, luego del golpe de Estado de Tomás Guardia Gutiérrez contra Jesús Jiménez Zamora.

Biografía
Hijo de Miguel Carranza Fernández (vicejefe de Estado de 1838 a 1841) y Joaquina Ramírez y García, nace en San José de Costa Rica el 5 de octubre de 1822. Miembro de la Logia Unión Fraternal de la masonería costarricense de la cual fue Venerable Maestro.​ Seguir leyendo Bruno Carranza Ramírez, Octavo Presidente de Costa Rica

José María Montealegre Fernández, Cuarto Presidente de Costa Rica

Resultado de imagen para jose maria montealegre fernandez

José María Montealegre Fernández cuarto Presidente de Costa Rica. Fue Presidente Provisorio del 14 de agosto de 1859 al 29 de abril de 1860 y Presidente constitucional del 29 de abril de 1860 al 8 de mayo de 1863.

Datos personales
Nació en San José de Costa Rica el 19 de marzo de 1815. Fue el hijo primogénito de Mariano Montealegre Bustamante y Gerónima Fernández Chacón. Su hermana fue Gerónima Montealegre de Carranza, quien se casó con Bruno Carranza, presidente provisional de Costa Rica.

Casó en primeras nupcias en San José en abril de 1840 con Ana María Mora Porras (1819-1854), hermana de los Presidentes Miguel Mora Porras y Juan Rafael Mora Porras. Hijos del matrimonio Montealegre Mora fueron Juan Gerardo, casado con Rafaela Mata Brenes, hija de Juan Rafael Mata Lafuente, canciller de Costa Rica en 1869 y 1876, Ana Benita, Ana Julia, Ana Sara (estas dos últimas fallecidas en la infancia), Rosa Ana María, Ricardo Montealegre Mora, Sara (casada con Rafael Gallegos Sáenz), José María, Manuel Ana (fallecido en la infancia), Manuel Joaquín, Dolores y Mercedes. Seguir leyendo José María Montealegre Fernández, Cuarto Presidente de Costa Rica