Isla Quiribri (Uvita) Limón.

La Isla Quiribrí, más conocida por su nombre popular, Isla Uvita, es una isla de Costa Rica, ubicada a 1.4 km al este del actual puerto de la ciudad de Limón, en el mar Caribe. Es Monumento Nacional de Costa Rica desde 1984, ya que reviste importancia histórica por ser el primer punto del territorio costarricense donde tomó tierra Cristóbal Colón en su cuarto viaje a América, el 25 de septiembre de 1502.

La isla era llamada Quiribrí por los habitantes indígenas de la localidad de Cariay, habitantes precolombinos de la zona. El 25 de septiembre de 1502, Cristóbal Colón fondeó sus naves en la isla para repararlas, y dio a la isla el nombre de La Huerta. Esta visita de un par de semanas permitió un pasajero contacto con los indígenas, que recibieron a los europeos ataviados con indumentaria de oro, lo que, parece ser, fue el motivo de que se atribuyera equivocadamente a Colón el haber dado al territorio el nombre de Costa Rica, que en realidad fue utilizado por primera vez por la Audiencia de Panamá en 1539.

A partir del siglo XIX, Uvita formó parte del desarrollo portuario de la ciudad de Limón. En 1878 se construyó el primer muelle y faro de madera ubicado al norte de la isla. En 1891, Minor Cooper Keith construyó un nuevo faro de hierro de 27 m de altura, traído de Londres, y un nuevo muelle. En 1881, Uvita se convirtió en un sitio donde se exiliaban enfermos con enfermedades contagiosas, primeramente, marineros enfermos de viruela o de cólera, a los que se ponía en cuarentena, y posteriormente personas enfermas de lepra. Se construyó un hospital de madera en 1887, y otros edificios con propósitos similares.

A inicios del siglo XX, se registran los primeros indicios de su abandono paulatino. Para 1930, la isla había sido abandonada por completo, limitándose su visitación al mantenimiento del faro, primero por el Ministerio de Obras Públicas de Costa Rica, y luego por JAPDEVA, institución pública encargada del desarrollo de la provincia de Limón, a partir de 1964.

En 1985, fue declarada por decreto como monumento nacional por ser sitio patrimonial e histórico, lo que obligaba al Estado y a la Municipalidad de Limón a mantenerla en buen estado. Posteriormente, su cuidado fue asumido nuevamente por JAPDEVA, que construyó algunas edificaciones y realizó mejoras efímeras.

En la actualidad, la isla es visitada por grupos de voluntarios, principalmente estudiantes universitarios, para recolectar residuos, así como destino turístico, pero no cuenta con la infraestructura adecuada para tales fines.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .