Antigua Aduana

La Aduana vive y se deja vivir

El complejo arquitectónico de La Aduana no quiso quedarse en el pasado, pero tampoco perder su esencia histórica para transformarse en un centro cultural dedicado al arte y la tecnología.

Como un hito de la vida cultural y del cotilleo costarricense, queda la toma del entonces ministro de Cultura, Guido Sáenz, de la antigua Aduana hace siete años. El tremendo zafarrancho que armó no solo atrajo la atención de la prensa y el jolgorio de los vendedores ambulantes y los transeúntes, sino que también marcó el inicio de un proceso que desembocó con la actual restauración y rehabilitación de todo el complejo, los 14.625 metros cuadrados que conforman el nuevo Centro para las Artes y la Tecnología La Aduana, que agrupa a la antigua Aduana Principal, el nuevo Teatro de la Aduana y una Casa del Cuño transformada en Ciberartes. Seguir leyendo Antigua Aduana

Parque Morazán, dónde estuvo la laguna? (II)

El Morazán,  lo que fue un pozo cenagoso se convirtió en un bello parque.

El 23 de abril de 1920, el periódico La Tribuna informaba que había terminado la demolición del quiosco del parque Morazán: “Ahora se trata de saber qué se hará allí: si el nuevo kiosco como se había pensado, un tanque de agua o se dejará el campo desocupado”.

“Esa es cuestión que debe resolverse luego, pues las retretas en aquel lugar hacen falta”. Por esto, el mismo año, pero faltando sólo tres semanas para el 25 de diciembre, la Comisión de Festejos encargó, al arquitecto José Francisco Salazar, el diseño y la construcción de una obra que llenase aquel vacío urbano.

De inmediato, Salazar organizó una cuadrilla que trabajó sin descanso hasta que la construcción estuvo terminada el día 24, para ser inaugurada en la noche de Navidad de 1920 con la coronación de la reina de los Festejos Populares. Seguir leyendo Parque Morazán, dónde estuvo la laguna? (II)

Parque Morazán y el Templo de la Música (III)

1280px-PLAZA_MORAZAN,_SAN_JOSE,_COSTA_RICA 2009
Año 2009
Costado N Parque Morazán 1913 C.R. y sus raices facebook
Costado Norte del Parque Morazán, 1913

El Parque Morazán, en San José, Costa Rica, es uno de los espacios urbanos más importantes de esta capital centroamericana. Localizado entre calle 3 y avenida 7, en el distrito de El Carmen, está rodeado de importantes edificios históricos y sitios públicos, como el Edificio Metálico, la Casa de las Acacias, la Escuela Vitalia Madrigal, el Hotel Aurola Holliday Inn, la Casa Jiménez de la Guardia, el Edificio Maroy y el Parque España. Forma parte de un eje urbano que conecta el Parque Nacional con el Morazán a través del Paseo de las Damas, una de las principales avenidas de la capital costarricense. Bautizado en homenaje a Francisco Morazán, jefe de Estado del país durante 1842 y caudillo de la Unión Centroamericana, se destaca por su neoclásico Templo de la Música, construido por el arquitecto y pintor costarricense José Francisco Salazar y declarado Patrimonio Histórico Arquitectónico.

Imagen relacionada

Plaza La Laguna se llamó en un principio por levantarse en 1887 sobre un pequeño lago en el cual los habitantes de San José del siglo XIX obtenían el barro necesario para hacer los adobes con que construían sus casas. Allí se celebraban las fiestas de Año Nuevo. Del lago, de origen artificial y conocido como el pozo de Villanueva, se tenía noticia al menos desde 1790. En 1808, el entonces gobernador español de la Provincia de Costa Rica, Tomás de Acosta, había urgido a las autoridades a desecar el lugar. A su alrededor había una acequia, llamada Las Arias, por lo que se habían comenzado a asentar algunas familias, formando un barrio que se denominó La Laguna.

Parque Morazán, 1914
En 1910 se levantó un elegante quiosco de planta octogonal y estampa art nouveau, encargo de la Comisión de Fiestas Cívicas, que luego sería reemplazado por el Templo de la Música actual.

 

El Templo de la Música:

Construido en 1920, el Templo de la Música se caracteriza por tener una acústica casi perfecta. Según el arquitecto Andrés Fernández, fue diseñado por José Francisco Salazar y se inspiró en el Templo del Amor y de la Música de Versalles. Su construcción le dio continuidad a los habituales conciertos al aire libre que entretenían a los costarricenses de antaño.

Resultado de imagen de templo de la música san jose costa rica

 

 

Templo_de_la_Música._Parque_Morazán._Costa_Rica
Templo de la Música del Parque Morazán    

Identidad Costarricense

La identidad costarricense es el conjunto de signos y señas que a modo de tejido sinérgico definen la personalidad tica, el conjunto de rasgos singulares con que los costarricenses se sienten satisfechos y orgullosos que los caractericen, como sentimiento de empatía por su entorno natural, social y nacional. Los acontecimientos más notables de un pasado que se extiende por más de 10.000 años, acaban formando parte de la conciencia colectiva nacional.

Además del factor histórico, Costa Rica tiene un conjunto de elementos que lo definen: sus tradiciones, idiomas, gastronomía, héroes, leyendas, mitos, símbolos y todo aquello que está presente en lo cotidiano y es considerado genuino de la nación. Como dijo Jacques Le Goff “…en el punto de unión entre lo individual y lo colectivo, entre el tiempo de larga duración y el cotidiano, entre lo inconsciente y lo intencional, entre lo estructural y lo coyuntural, entre lo marginal y lo general.”

Desarrollo Histórico de nuestra cultura

rueda de carreta
La rueda de carreta pintada, importante símbolo de identidad cultural de Costa Rica.

Desde sus orígenes hasta el mundo globalizado contemporáneo, los rasgos culturales de Costa Rica han sido marcados por su carácter ístmico como puente entre dos grandes masas continentales de gran poder biológico, económico y geopolítico, generando un punto de encuentro o una línea de paso de todo tipo de corrientes e influencias, generando el surrealista endemismo biológico y cultural que le caracteriza. No obstante, el istmo centroamericano en general y Costa Rica en lo particular, presentan áreas de desarrollo local muy antiguas, independientes del papel de receptor pasivo que el término de puente cultural puede invocar.

Seguir leyendo Desarrollo Histórico de nuestra cultura

Cultura Costarricense

cultura costarricense

Generalidades:

La cultura de Costa Rica es rica, reconocible y variada al tener influencias inicialmente de la cultura indígena y europea, posteriormente de la cultura afrocaribeña y asiática. Existen en el país tecnologías tradicionales, prácticas agrícolas, culturales y religiosas, y creencias, que conectan en los campos genético y cultural a la población actual con sus antepasados indígenas, europeos y africanos. Costa Rica es un país mestizo, multiétnico, multilingüe y pluricultural, en la que coexisten sistemas de comunicación social muy diversos que van desde el creol limonense hasta usos y costumbres de origen ibérico, pasando por culturas y formas de pensamiento tan disímiles como la china, la indígena o la menonita.

Costa Rica recibió la imprenta en 1830. Su literatura ha dado, además de bellos trozos costumbristas, singulares ensayistas y prosistas en la primera mitad del siglo xx. Se destacan los novelistas Joaquín García Monge, Carmen Lyra, Carlos Luis Fallas,Joaquín Gutiérrez Mangel y Fabián Dobles, y los poetas Aquileo Echeverría, Roberto Brenes Mesén, Isaac Felipe Azofeifa,Julián Marchena, Eunice Odio, Jorge Debravo y Julieta Dobles.

Costa Rica tiene un estilo pictórico propio surgido en la década de 1930, basado en la idealización de la vida rural y el paisajismo. En el país, existen representantes de la mayor variedad de estilos y temáticas, desde la tradición académica hasta el impresionismo, el abstraccionismo, el expresionismo, la neofiguración y la pintura postmodernista. Entre los pintores más destacados de toda la historia de Costa Rica, pueden citarse a Tomás Povedano, Enrique Echandi, Francisco Amighetti,Teodorico Quirós, Fausto Pacheco, Margarita Bertheau, Manuel de la Cruz González, Rafael Ángel García, Jorge Gallardo,Rafa Fernández, Lola Fernández y Max Jiménez.

Cuenta con una fuerte tradición escultórica que tiene sus raíces ancestrales en las esferas de piedra, esculturas en piedra, jade y cerámicas precolombinas, legado que posteriormente ha sido cultivado y continuado por escultores como Francisco Zúñiga, Juan Rafael Chacón, Juan Manuel Sánchez, Domingo Ramos, José Sancho, Max Jiménez, Ibo Bonilla y Jorge Jiménez Deredia.

Con la formación de la Orquesta Sinfónica Juvenil las vocaciones afluyeron, y sobrevino la consolidación de la Orquesta Sinfónica Nacional. La danza parece ser una de las disciplinas más populares, y el teatro sigue su impulso de hace treinta años.

Sin embargo, Costa Rica presenta hoy en día una gran cantidad de venas artísticas entre las que se contempla la música, la danza y el baile, el teatro, el cine, la producción cinematográfica y televisiva, la plástica y las letras.

Wikipedia

Un viaje a lo más recóndido de nuestras raíces…