Ah Cosas las de don Pepe!

cosas_pepe48

La primera mitad del presente siglo la ocupó sin duda don Ricardo, y la segunda, sin duda también, don Pepe. Fueron dueños y señores de la opinión pública, y tanto lo fueron, que al Licenciado Ricardo Jiménez Oreamuno, tres veces Presidente de la República, y a don José Figueres Ferrer, que por iguales períodos también ocupó la Primera Magistratura del país, el pueblo les conoce simplemente como don Ricardo y como don Pepe. Del primero son muchas las anécdotas que se cuentan, y tantas son que en rueda de amigos, se repite siempre la frase:
-«Como decía don Ricardo», sin recabar ningún contertulio la certeza de su afirmación. Del segundo también se refiere lo mismo. Es común en cualquier reunión informal escuchar a alguien emplear la misma frase: «como decía don Pepe», cuando, tal vez, ninguno de los dos ilustres exmandatarios, nada tuvieron que ver con la afirmación que en su nombre se hace.

Esta ha sido la tradición verbal. En el caso de don Ricardo, muchas de sus sentencias famosas han sido recogidas en varias publicaciones, pero en cuanto a don Pepe, hasta ahora se han limitado a las publicadas por algunos medios de comunicación. A lo anterior se debe que nos hayamos atrevido a emprender esta tarea, que posteriormente habrá de completarse con muchas otras publicaciones, ya que la figura de don José Figueres trasciende fronteras no alcanzadas jamás por ninguno de nuestros próceres.

El título por nosotros escogido para este trabajo responde también a una expresión popular. Cuando aquel inolvidable caudillo, «se salía con alguna de las suyas» (*), las gentes sencillas del pueblo, no obstante lo polémica que hubiese sido su actitud o manifestación pública que hubiese hecho, la justificaban con la siguiente expresión:
¡AH COSAS LAS DE DON PEPE!, con lo que le patentizaban -además- la enorme fe que le tenían.

Por todas estas razones don Ricardo y don Pepe nunca podrán morir, porque son esencia y reflejo de nuestro pueblo, de un pueblo que como al costarricense, nadie mejor que ellos, supieron comprender y amar.

Para seguir leyendo presione el siguiente enlace:

a cosas la de don pepe

 

Referencias:

  • A cosas las de Don Pepe. Cordero Croceri, José Rafael

Antiguo Banco Crédito Agrícola de Cartago hoy Centro de la Cultura Cartaginesa

Primera sede del Banco Crédito Agrícola de Cartago.(Fotografía antigua de Fraser Pirie, Cartago Station)

El Banco Crédito Agrícola de Cartago fue fundado el 1 de junio de 1918 por un grupo de costarricenses que buscaban promover el desarrollo de la provincia de Cartago,  mediante el impulso a la agricultura, en tiempos en que la situación económica del país centroamericano no era la mejor.IMG_3002(Edited)

Julio Peña Morúa, un reconocido banquero cartaginés, no solo fue uno de los que tomó la iniciativa de la apertura del banco sino que fungió, además, como primer gerente general de la institución. Murió en 1949 y fue declarado Benemérito de la Patria en 1972. Seguir leyendo Antiguo Banco Crédito Agrícola de Cartago hoy Centro de la Cultura Cartaginesa