Desfile de los Faroles, 14 de setiembre.

36WUDSAWOVGJZGBG53THTGRYWA
Fotografía de La Nación.

Los faroles alumbraron el grito de la Independencia y fue Dolores Bedoya de Molina la que corrió por todas las calle de Guatemala, aquella noche del 14 de setiembre de 1821 con un farol en sus manos y buscando a los ciudadanos para que se congregaran en la plaza, frente al cabildo, donde estaban reunidas las diputaciones provinciales de Guatemala, entre ellas Chiapas, Honduras y El Salvador.

maria-dolores-bedoya
María Dolores Bedoya de Molina. 20 setiembre de 1738 a 9 de julio de 1853

En Costa Rica el 14 de setiembre, a las 6 de la tarde con Faroles encendidos el pueblo entero entona a una sola voz El Himno Nacional de Costa Rica, dando fiel testimonio del digno acto.

La tradición de las decoraciones en las viviendas con faroles se mantuvo por años, pero a finales del siglo antepasado los desfiles toman popularidad. Estas caminatas en cada pueblo la víspera de la Independencia, es una gran fiesta.

Desfile de Faroles - Proimagen

En el siglo XX los recorridos de los faroles llenos de colores patrios, no era costumbre, pues no obligaba a los ticos a salir a la calle a festejar El Grito de La Independencia.

Hasta mediados de siglo, después de la Revolución de 1948, se dan importantes cambios. Se da una especial importancia al rescate de estos valores patrios, en especial al Desfile de Faroles. Los maestros y profesores de las escuelas y colegios, son los encargados de promover esta actividad.

Referencias:

Fotografías de Internet.

Sicultura.

Anselmo Llorente y La Fuente

Imagen relacionada

Anselmo Llorente y La Fuente fue el primer obispo de Costa Rica, nacido el 21 de abril de 1800 en la ciudad de Cartago. Fue hijo del inmigrante vasco Ignacio Llorente y Arcedo y de María Francisca de la Fuente y Alvarado, cartaginesa hija a su vez del Alférez Real Don Antonio de la Fuente y Mendaña, quien fue Teniente de Gobernador de Costa Rica. Quedó huérfano de padre a muy temprana edad. Seguir leyendo Anselmo Llorente y La Fuente

Francisco Tenca Pedrazzini

Francesco Tenca Pedrazzini (Milán, Italia, 1861—San José, Costa Rica, 1908) fue un ingeniero y arquitecto italiano, representante del Modernismo. Fijó su residencia en la ciudad de San José, Costa Rica, en la cual llevó a cabo gran parte de su obra, siendo el responsable de la construcción de gran cantidad de los más emblemáticos edificios de dicha ciudad, a la que confirió cierto aire europeo principalmente durante mediados y finales del siglo XIX. Seguir leyendo Francisco Tenca Pedrazzini

Antiguo Banco Baruch Carvajal Tristán, (Casa Velazquez), San José, 1851-1900.

Ubicado sobre Avenida 3, Calle Central, San José. Fotografía de Maritza Cartín (2016)

Esta casa fue la primera obra en el país del Ingeniero-Arquitecto Francesco Tenca Pedrazzini. Propiedad del ingeniero mexicano Miguel Ángel Velázquez, residente en el país desde 1862 y quien fuera profesor de la Universidad de Santo Tomás y uno de los constructores involucrados en la edificación del Teatro Nacional de Costa Rica. Obra ecléctica con influencias de la arquitectura veneciana construida en el año 1897. Actualmente se le conoce como Edificio Baruch.

Seguir leyendo Antiguo Banco Baruch Carvajal Tristán, (Casa Velazquez), San José, 1851-1900.

Alajuela, 1892

IMG_4775
Una calle de Alajuela en 1892. A la derecha se observa una lámpara de canfín característica de esos tiempos. Bajo el fuerte sol alajuelense, todos usan sombrero y chaqueta. H.G.Morgan.

IMG_4776
Alajuela, Calle 2 y Avenida Central. Al frente de la fotografía se aprecia el negocio denominado Arturo Villegas A., donde venden refrescos de agua, gaseosa y hielo. Al fondo claramente se ve el cuartel de la ciudad. Es interesante observar que en varias partes a la orilla de la calle hay postes para amarrar caballos. La calle es de tierra compactada pero las aceras están bien construidas. H.G.Morgan, 1892

Cómo llega la familia Pirie a Costa Rica

IMG_4770
Dr. Alexander Fraser Pirie

De acuerdo a la historia familiar, el Doctor Alexander Fraser Pirie Booth, salió de Canadá poco tiempo después de graduarse como Doctor en Medicina. Tomó el tren hacia New York y pasó por el registro de inmigración de Ellis Island con dirección a Chile, donde supuestamente ejercería su profesión. Sin embargo, frente a las costas del atlántico costarricense, la nave sufre serias averías quedando anclada por tiempo indefinido en el nuevo puerto de Limón. Luego de varios días de espera don Alexander decide conocer el país y llega por tren hasta Siquirres, donde contrata a un guía con su mula, que lo llevaría desde ]Siquirres hasta Cartago. La travesía por la espesa y húmeda montaña dura tres semanas. La montaña lo conquista y se queda a vivir en Cartago. Durante esa travesía por la cuenca del Río Reventazón se enamoró del intenso verdor de la jungla colgante, de la exuberante naturaleza de la zona y de la niebla que con su manto cubría el paisaje por las tardes.

Se educó en Qeens University en Kingston, Ontario y no fue una tarea fácil para lograrlo, pues todos sus hermanos trabajaron para financiar su educación.

El libro El tiempo Congelado es dedicado al Dr. Alexander Fraser Pirie.

Presentación del libro, El tiempo congelado.

IMG_4769
Dr. Alexander Pirie Booth (1860-1942) y su esposa Mrs. Jean Bertram de Pirie (1884-1965)

El señor Fraser Pirie Robson escribe:

Durante la mayor parte de mi vida, he conservado un álbum de fotografías antiguas, muchas amarillentas debido a su antigüedad. El álbum se había quedado relegado en el olvido, en un estante de la biblioteca de nuestra casa de la finca en Agua Caliente de Cartago. Lo que a otros no les interesaba, se mandaba a la finca. Muchos años pasarían, en los cuales toda una familia se formaba, padres, hijos y luego nietos. El álbum de un tiempo congelado, se archivó durante años a la oscuridad de una enorme caja fuerte.

Ha llegado la hora de ofrecerles las fotos resguardadas y protegidas durante todo ese tiempo. Pido disculpas por adelantado, si muchas se centran alrededor de mis propios abuelos y de otras generaciones familiares. ¡Pero contar sus historias con fotografías es apasionante para mi, espero para ustedes, porque nos permite abrir una ventana hacia el pasado y ver la manera en que nuestro amado país se fue formando!

Un viaje en secuencias fotografías por Orosi y las fincas alrededor de las cuales muchas familias vivían las vistas de las ciudades principales de antaño, tomadas por H.G. Morgan en 1892, las del incomparable Harrison Nathaniel Rudd, experto fotógrafo en 1904 y finalmente la gran colección de diversas fotografías de los terribles y dolorosos eventos sísmicos el terremoto de Cartago de 1910, son los recuerdos que se plasman en este libro.

Es así como se podrá disfrutar y perderse en las fotografías de esos tiempos pasados. En aquellos tiempos donde los primeros lentes fotográficos congelaron para las futuras generaciones, sus momentos de felicidad, sus luchas y su visión al futuro.

Este es el tiempo congelado.

Hermanos del Doctor Pirie, Cartago, 1892

IMG_4774.JPG
Los hermanos del Doctor Pirie y sus respectivas esposas. A la izquierda Charles Napier Pirie, el Dr. Henry Hempten Pirie y William Pirie. El doctor está sentado en el sofá. En esa época, el vestido cotidiano significa vestir camisa, jacket y chaleco. Las mujeres iban con vestido largo. Se nota en las fotografías; andar solamente de camisa no era lo apropiado.  (El tiempo congelado de Fraser Pirie)

Historia del banano en C.R.

Imagen relacionada

El banano de Costa Rica es junto al café y el cacao uno de los importantes productos agrícolas de exportación, con una importante incidencia en la economía, cultura e identidad nacional. Actualmente Costa Rica exporta un promedio de 100 millones de cajas de banano (1,87 toneladas métricas) equivalente al 10% de la exportación mundial. Además del banano criollo para el consumo local e industrial dado su excelente sabor y calidad, produciéndose mucho con calidad orgánica.

Imagen relacionada

Historia:

El banano (musa paradisiaca) fue traído al país por Fray Tomás de Berlanga desde las Islas Caimán alrededor del año 1860 y se cultivó comercialmente en Costa Rica a raíz de la necesidad de generar carga continua para el Ferrocarril al Atlántico, ya que el café al ser estacional no generaba suficiente uso para el tren. La primera exportación fue de 360 racimos dirigida a Nueva York, Estados Unidos. Seguir leyendo Historia del banano en C.R.

Almacén El Gallito

Un gallito centenario

Hace un siglo un joven de 17 años, sin experiencia y con cero capital, creó El Gallito

Edición 713

Este gallito nunca ha cantado en las mañanas, y a diferencia de los de su especie, que viven apenas unos ocho años en promedio, es el único que lleva ya un siglo a cuestas. ¿Su secreto? Ser el responsable de endulzar el paladar de los ticos por décadas.

Todo comenzó así: corría 1909 cuando un joven costarricense de tan solo 17 años, con un título de contador pero sin ninguna experiencia decidió comprarle a su padre un pequeño negocio, ubicado al costado oeste del Mercado Central en San José. El joven se llamaba Raúl Odio Herrera y el establecimiento El Gallito. Seguir leyendo Almacén El Gallito

El Seminario Tridentino

Seminario Tridentino, foto tico club costa rica
Este fue el primer seminario religioso de Costa Rica.(Fotografía C.R. Ayer y Hoy)

La Capilla del Colegio Seminario, entre avenidas 2 y 4, calle 3. Construida en 1854 en ladrillo.  Esta fue impulsada por el primer obispo de San José, el señor Anselmo Llorente y Lafuente y durante la administración del presidente Juan Rafael Mora  quien le concediera gratuitamente al Obispo Llorente un terreno detrás de la Universidad de Santo Tomás (ubicada en la esquina de la avenida 2 con la calle 3 (hoy Ministerio de Hacienda).

Este antiguo edificio fue demolido y actualmente está el  Banco Popular,  El actual edificio fue construido por la Curia Metropolitana entre 1975 a 1977 y se le llamó “Edificio Metropolitano” Se alquilo para oficinas a partir de setiembre de 1977.

Distrito Catedral, San José

Catedral es el distrito cuarto del cantón de San José en la provincia homónima. El distrito se encuentra en su totalidad contenido dentro de los límites de la ciudad de San José. Ubicado a una altitud promedio de 1.161 m.s.n.m., el distrito Catedral cuenta con una superficie de 2,31 km21​ y según el Censo 2011, con una población de 12.936 habitantes y 4.987 viviendas.2​ El distrito es lugar de actividad comercial, de servicios y vivienda, así como importantes hitos de la capital costarricense, como la Plaza de la Cultura. El distrito se ubica al sur de la Avenida Central de San José. Seguir leyendo Distrito Catedral, San José

Distrito Merced, San José

 

Mapa Distrito La Merced

 

Límites:
Norte: Río Torres y Cantón Tibás, Sur: Distrito Hospital, Este: Distrito El Carmen, Oeste: Distrito Mata Redonda y Uruca.

Superficie del Distrito:
2.29 Km2

Porcentaje de territorio respecto al Cantón:
5.13%

Caracterización del Distrito:
Es el Distrito Segundo del cantón y uno de los cuatro distritos centrales que forman el casco original de la ciudad, el cual ha venido experimentando un sostenido proceso de despoblamiento. Se ubica en la décimo posición  en extensión,  la novena en  población y la octava en densidad de población.  En su territorio se albergan importantes edificaciones,  tales como: Edificio del Correo, el Museo de los Niños y Niñas (antigua Penitenciaría), Antigua Botica Solera, sede central del Banco Nacional de Costa Rica, Banco Central de Costa Rica, zona de mercados con el Mercado Central, Mercado Borbón, Mercado de Carnes. Está conformado por antiguos barrios centrales como Barrio México, Paso de la Vaca, Pitahaya, Coca Cola, además de  Bajos de la Unión, Claret, Iglesias Flores, Las Luisas, Mántica,  Rincón de Cubillos.

Se caracteriza por contar con poca dotación de parques y áreas deportivas. Sus parques más importantes son el de Barrio México y Parque Salvador.

Barrios:
Bajos de la Unión, Claret, Coca Cola, Iglesias Flores, Mántica; Centro Merced, México, Paso de la Vaca, Pitahaya

En el distrito se ubican el Museo de los Niños, el Mercado Central (construido en 1880), el Mercado Borbón, Y el Mercado Paso de la Vaca. Merced constituye gran parte del área de la Zona Roja de San José.

Información tomada de la Municipalidad de S.J.

San Jose Central Market1.jpg
Mercado Central 

Antigua Botica Solera, Barrio Paso de la Vaca

La primera imprenta de Costa Rica

La primera imprenta de Costa Rica

Gabriela Villalobos
Historiadora, Dpto. de Protección del Patrimonio

juan-mora-fernndez-trabajo-grupal-ulicori-13-638

Después de la Independencia de Costa Rica y a la luz de las ideas de la Ilustración dieciochesca llegó en 1830 a Costa Rica la primera imprenta, traída por el comerciante costarricense Miguel Carranza, con la cual instaló el taller de impresión “La Paz”. El Museo Nacional resguarda, desde hace casi cien años, tan preciado bien. Esta primera imprenta manual, de marca estadounidense Aramag, es de sistema plano, con el cual se podían imprimir entre 300 y 500 hojas en un día. El proceso consiste en que el cajista o tipógrafo toma los tipos o letras sueltas elaboradas en metal,  organiza las líneas del texto en una galera con lo que forma una plana, la cual se pasa a entintar y a colocar en la imprenta. A continuación, se baja la tabla superior de la imprenta sobre el papel, las veces necesarias según la cantidad de impresiones a realizar.EDZGSANJ2BGPXELGGMGBPDXPNY

Esta fue una de las primeras imprentas (Museo Nacional)

Antes de la llegada de la imprenta al país, los documentos importantes se enviaban a imprimir a Guatemala, y posteriormente a El Salvador. Otros documentos gubernamentales eran copiados por amanuenses. Como nos comenta Patricia Vega, en su libro De la Imprenta al Periódico, también se utilizaron bandos y hojas volantes, manuscritos dirigidos a la población en general que se colocaban en lugares públicos como iglesias, escuelas, plazas o galleras. En un entorno mayoritariamente analfabeto, en ocasiones los bandos eran leídos durante la misa por el sacerdote del lugar o por personas que supieran leer.

Cuando llegó la imprenta, el gobierno pasó a ser uno de sus principales clientes, entre los cuales estaba la Casa de Enseñanza Santo Tomás, fundada en 1814. Por eso, no es casual que el primer libro impreso en el país, fuera “Breves lecciones de arismética”, cuyo autor fue el Bachiller Francisco Osejo, docente de dicho centro educativo. Poco después comenzaron a ver la luz los primeros periódicos de producción local, el primero fue el Noticioso Universal, en 1883, con un formato de 8 páginas y el precio de un real al pregón, el cual fue impreso en la Imprenta “La Merced”, la segunda que se instaló en el país en 1831, la cual fue seguida por el taller “La Libertad”.

la imprenta de GutenbergEn este año, el taller de restauración del museo le ha realizado a la primera imprenta que llegó al país un extenso trabajo de restauración con miras al nuevo montaje de la Sala de Historia. En la fotografía más antigua que existe de dicha máquina, que data de la década de 1920, podemos ver además de su estructura general, una palanca que en algún momento de su historia fue removida, y sustituida por dos esferas metálicas a ambos lados del tornillo principal de la prensa, que es como la han conocido las últimas generaciones de costarricenses. Esperamos que la puedan llegar a conocer también las siguientes generaciones, cuando  visiten el nuevo montaje de la sala de Historia, en la cual, claro está, no puede faltar dicha imprenta.